Etiquetado: vodka Mostrar/Ocultar Comentarios | Atajos de teclado

  • viva el Permalink |
    Etiquetas: marketing, vodka   

    El mejor marketing es el que se hace vodka a vodka.

     
  • viva el Permalink |
    Etiquetas: vodka   

    Lo bueno del agua es que puedes beberla… 

    Lo bueno del agua es que puedes beberla en cualquier lado. Lo bueno del vodka es que se parece tanto al agua…

     
    • mjalarconn el Permalink

      Poder camuflar el Vodka y hacerlo pasar por agua cuando la situación lo requiera

    • Borgeano el Permalink

      También podemos usar la excusa de que lo tenemos allí para limpiar futuras heridas, tanto las del alma como las otras.

    • mjalarconn el Permalink

      Lo único incómodo es el escozor que produce cuando lo pones en la herida del alma… así muy parecido al dolor físico, sólo que al final te anestesia un poco y terminas o llorando o riendo e incluso con un amor pasajero.

    • Borgeano el Permalink

      Todas son opciones poco agradables, mejor dejarlo en una frase graciosa. Ya se sabe que no hay banditas para el alma.

    • albertodieguez el Permalink

      vodka y agua transparencias para lavar el alma…

    • Borgeano el Permalink

      Y dejarla más resplandeciente que el mejor jabón en polvo.

  • viva el Permalink |
    Etiquetas: , vodka   

    Cuando me rebasa lo intangible suelo tomar una… 

    Cuando me rebasa lo intangible suelo tomar una tónica bien fría, ahora bien, sí quién lo hace eres tú, cuida de no despeinarme.

     
    • borgeano el Permalink

      Me imagino que el vodka le hizo olvidar su calvicie. Y también de nombrar al vodka, no lo niegue.

    • Latidos del verano el Permalink

      Vaya dos se han juntado.

    • Latidos del verano el Permalink

      !Qué me vas a contar! Como puedes ver estoy superentusiasmada con Viva y sus gentes.

    • Latidos del verano el Permalink

      !! PERFECTO !! (Es que yo no quiero que te vayas. Lo entiendes, verdad?)

    • Latidos del verano el Permalink

      Ya, ya, pero nos acabas de regalar 15 días más. Perfecto

    • borgeano el Permalink

      Pues aquí he encontrado bellísima gente. Hay sentido del humor (casi siempre) y mucha inteligencia. ¡Menudo sitio el de viva!

    • borgeano el Permalink

      Pues cuando me vaya los voy a extrañar. Por lo pronto les tengo una mala noticia, al menos para algunos. Me pidieron que me quedara quince días más, ya que no consiguieron reemplazo (es que soy irreemplazable, mira…) y les dije que sí. Así que van a tenerme por aquí otro par de semanas.
      A embromarse, señoras y señores.

    • borgeano el Permalink

      Lo sé, gracias por ello. Es por eso que me permití la broma de la “mala noticia”.

    • lai el Permalink

      No estoy calvo ¬¬

    • lai el Permalink

      Ya te digo Lati

    • lai el Permalink

      Ostras!

    • borgeano el Permalink

      Pues es sólo cuestión de tiempo, lai. Pero veo que no ha negado lo del vodka. :-)

    • Latidos del verano el Permalink

      Ni estoy calva ni bebo Vodka pero aquí me quedo que estoy muy agustito.

    • Latidos del verano el Permalink

      Me encantais.

    • lai el Permalink

      Se me olvido decir que no bebo… :)

    • Latidos del verano el Permalink

      Bueno, yo cervecillas si que tomo y más en verano.

  • viva el Permalink |
    Etiquetas: , , , , , , , , vodka   

    Tumbacuartillos y Calamocanos 3 

    [Nota: léase con acento argentino]
    A pesar de las apariencias los Calamocanos eran unos trabajadores incansables y en otras épocas incluso unos guerreros consumados. Según decía el más anciano de todos, el abuelo Cabeto Piernas Largas, cuando se acabó el negocio de las salazones tuvieron que dedicarse a la piratería y fue entonces cuando comenzaron los problemas.
    Al parecer los Calamocanos, más conocidos en la zona como los Narices Rojas, habían mantenido auténticas guerras con sus vecinos los Tumbacuartillos -también conocidos con el apodo de Cubas de Cóctel- por el dominio de los barcos toneleros que transportaban los preciados líquidos de la felicidad. Según cuenta Cabeto, estas guerras fueron muy frecuentes, especialmente cuando escaseaba el número de estos barcos que, alertados por los escarceos de los bucaneros, daban un gran rodeo para no tener que acercarse al Cabo de Baco, como era conocida la franja de tierra donde estas dos razas de energúmenos, Tumbacuartillos y Calamocanos, habitaban.
    Piernas Largas, que había conseguido escapar más de una vez de la furia de sus contrincantes, contaba orgulloso como se acabó solucionando el problema de estas sangrientas correrías. A partir de la tregua del coñac se tomó la decisión de atacar a los barcos de forma conjunta y llegar a una solución en el reparto del botín. Calamocanos y Tumbacuartillos se repartirían la mercancía por un método más racional y civilizado. Cada uno debía colgarse de los pies en un mástil del barco de forma que, agarrando la cuerda con sus propias manos, puediese ir soltando a medida que el líquido de un tonel colocado debajo amenguase con los sorbos, y de esta forma, trasegar hasta ahogar al diablo. Al final , el que no cediera al tonel de líquido, ese sería el ganador de la pacífica contienda, teniendo derecho a quedarse con el resto de los licores de la bodega.
    Puede fácilmente imaginarse que, con tal método, más de uno ahogó sus cuitas para siempre con las buchadas en el aguardiente de caña, la sidra, el tequila, el whisky, el vodka, el anís, la chicha, la ginebra, el coñac, la mistela, la cerveza, el pacharán, el chacolí, el bourbon, el resoli, el ron, el colonche, el mezcal, el kirsch, el vino de nipa, el de coco, el de uva, el de arroz, el de quina, el sake, la grappa, la absenta, el poche, el vermut, el ojén, el ajenjo, el champán, el pisco, el pulque y otras bebidas dulces, secas o semisecas.
    Debidos a esta civilizada costumbre, y que sin duda introdujo cierta paz en la costa, en esta época eran muy frecuentes los entierros que se clasificaban según el mérito y bebida del finado. Tras la revuelta de los amotinados de la cuba esta costumbre también desapareció, sin embargo, aún hoy se conservan los concursos de colgados, si bien, el botín es más exiguo reduciéndose a no pagar lo consumido…

     
    • Anonimo el Permalink

      los argentinods tienen mucha labia

    • Anónimo el Permalink

      los argentinods tienen mucha labia

    • Borracho el Permalink

      vaya forma de beber

c
Crea una nueva entrada
j
Siguiente entrada / Siguiente comentario
k
anterior entrada/anterior comentario
r
Responder
e
Editar
o
mostrar/ocultar comentarios
t
ir al encabezado
l
ir a iniciar sesión
h
mostrar/ocultar ayuda
shift + esc
Cancelar