Burros

La naturaleza con sus virus y sus pandemias ha querido dejarnos quedar como lo que somos, unos auténticos burros con bozal.

Tarot

Como era de temer la psicosis ha cundido entre la población, no sólo el pánico. El Serpiente, como ahora le llaman los medios de comunicación, ha inoculado su virus destructivo a todos los asesinos de la ciudad. Los asesinatos se suceden en masa y, aunque se ha descartado la autoría de Serpiente en muchos casos, incluso los ajustes de cuentas se firman con símbolos utilizados por el supuesto masacrador.