Ciudad en llamas

greguería

Lejos queda el cabrillear del mar, el aguado trisar de los vencejos, los soles dormidos en los arrozales, la paz de las aceras, el ritmo adiestrado.
Trueno, fragor, trallazo,
Mi ciudad empieza a arder.