Belcebudina

TAU entra en un recinto lleno de clero, curas, obispos y cardenales. BELCEBÚ, un goloso Detritor devorador e insaciable de boca descomunal con un capote manchado de grasa, uvas en la frente, banda de hortalizas en el pecho y una colmada cesta de viandas, les llena de comida putrefacta y de vómitos.
BELCEBÚ
Voy a vomitar.
Que se lo lleven de mi vista.
BELCEBÚ lo llena de detritus y mierda repugnante.
Al lavarse las manos en una bañera hirviendo, se traga El Alicor por equivocación y se queda ahogándose atragantado; después lo escupirá por el géiser o boca descomunal.

Giorgio Armani y sus UVAs

No sería extraño que un día encontrasen a Giorgio Armani carbonizado bajo una lámpara de rayos UVA. Mientras tanto y, hasta que esto ocurra, las chicas pueden conseguir algo de bronceado acercándose a media milla.

Doce confusiones

Este año cuando den las doce no pienso tomar las doce uvas, el año pasado me confundí y aún estoy lamentándolo, en vez de uvas tomé doce piñas sin pelar.