Etiquetado: tierra Mostrar/Ocultar Comentarios | Atajos de teclado

  • viva el Thursday Permalink
    Etiquetas: , , , , , , , , , , , , , , , , , , , tierra   

    Aire de silencio 

    Hay un cielo dulce y triste en el rojo de la tarde,
    que da belleza a la nube voluptuosa en la que arde.
    Y bajo el malva y el rojo se han remansado los tilos
    de blanco, rosado y grana en sus sigilosos nimbos.
    Sosegada el agua gime, en el fondo de la fuente,
    agua de callada lágrima, bajo la tierra nacida.
    Tras su vesánico ensueño, entre rojos y fanales de los cielos,
    luz de estrellas, plumas de ángel y en la penumbra luceros.
    Por los rosales de nubes la tarde se hacía incienso.
    Y, de repente, un silencio melancólico y distante,
    ha temblado sobre el agua en el vacío del aire.
    Es un aire de silencio, es un suave trepidar
    entre cúmulos ahogados, soñolientos de la tarde;
    un silencio tan difunto que llorando está por nadie
    en esta triste y dorada solemnidad de los aires.

    Anuncios
     
  • viva el Friday Permalink | Responder
    Etiquetas: , , , tierra   

    El cementerio 

    Con sus muertos panza arriba.
    La que reza al infinito.
    Los que no tienen ojos.
    Los que se baten en duelo con sus tibias.
    Los que están aglomerados con la tierra.

     
  • viva el Tuesday Permalink | Responder
    Etiquetas: , , , tierra   

    Puede… 

    Puede que no tenga el tacto suave.

    Y aunque no parezca mucho,

    puedo darte lo mejor de mi.

    Soy todo tuyo, pibón de la oficina.

    Eres todo lo que quiero.

    Cuando estás recostada en mis brazos,

    me cuesta creer que no estemos en el cielo.

    El cielo es un lugar en la tierra contigo.

    Tal vez no sé mucho

    pero sé que esto es cierto:

    el cielo me ha bendecido

    por ser amado por ti.

     
  • viva el Thursday Permalink | Responder
    Etiquetas: , , , , , , , , , , , tierra   

    Tu espacio para navegar 

    Todas mis inseguridades, todas mis aristas nunca me hicieron parpadear ni una sola vez. Me rendiría para siempre por tocarte, porque sé que me sientes de alguna manera. Eres lo más cercano al cielo que nunca estaré y no quiero irme a casa ahora mismo. Estoy pensando en ti, en mi insomne soledad de esta noche. Si está mal amarte, entonces mi corazón simplemente me ha dejado sin razón. Podría hacerte feliz, hacer tus sueños realidad. Nada hay que yo no haría. Ve a los confines de la tierra sentada en el sol para que te haga sentir mi amor. Y cuando necesites tu espacio para navegar un poco, estaré aquí esperando pacientemente para que me encuentres. No me rendiré.

     
  • viva el Friday Permalink | Responder
    Etiquetas: , , tierra,   

    Confesiones … 

    también hierba meadero lloro orugas adelante demuestra pureza divirtiéndonos fábrica catequesis insecto vuestra armados partir narrador corrían bolos olmos pintará ruja bajel primogénita parecía sombras triste deshonrados instintos tratado verde tullidos polvo ganada mía consonante contentaré criaturas juzgados natural piedad espantos estamos suave fuerza mías vueltas amante crearlo parásitos rebelo veinte simplemente inocencia estampas considerar disipo abajo darán tierra inmensa desenfreno gusanos maniáticos fusiles aguardan perseguirla sotos cuánto vértigo viático reloj existencia tiempo

     
  • viva el Saturday Permalink | Responder
    Etiquetas: , , , , , , , , , , , , , , , , tierra   

    Ahora todo es noche. El gran teatro de La Zaranda 

    Hay muchos tipos de teatro. Hay también, expresado de forma simplista, teatro bueno y teatro malo. Y más allá de las definiciones o categorizaciones fáciles, nos encontramos en contadas ocasiones con la esencia del teatro, con el espíritu de lo teatral como acto de liturgia, aquello que algún creador denominó el teatro sagrado, y al que solo unos pocos pueden acceder, pues es un territorio en el que no entran en juego los recursos efectistas, las vanidades de directores de escena o dramaturgos que necesitan colocarse por encima del propio acto creador, ni las piruetas exhibicionistas de aquellos que, incapaces de entender el texto teatral, tanto el literario como el espectacular, se dedican a encubrir su falta de preparación intelectual y artística y su impericia de artesanos con posicionamientos escénicos vacíos de contenido. El gran teatro solo está al alcance de unos pocos sabios, que, paradójicamente, en este país, y en otros de nuestro entorno mediterráneo, suelen ser recluidos al olvido, obligados a vivir en la oscuridad, a enfrentarse al exilio de los creadores en su propia tierra, porque son molestos para los mediocres burócratas que ostentan un mínimo poder, porque resultan incómodos por su capacidad crítica y su clarividencia para destapar la inmundicia de una sociedad cada vez más ignorante, más entregada al gesto superfluo y al postureo de las redes asociales, que se fotografía ante la imagen vanidosa de su yo vacío de ideas y contenidos y que ni siquiera se plantea, porque no puede o no sabe, en ningún caso porque no se atreve, quién es ese yo que pone morritos en Instagram mientras se fotografía en un teatro fingiendo que ve, porque tampoco saben que el teatro es el arte de ver, de verse viendo.
    Pocas veces ya me estremezco en un teatro, y mucho menos se me pone la piel de gallina como me sucedió ayer viendo Ahora todo es noche, el espectáculo de La Zaranda, que no es una obra más, es un jalón en su carrera y en el teatro español, por su intensidad, su autenticidad, su hermosura artística, teatral, pictórica, por su profundidad simple, y por ser un auténtico canto a la esencia del teatro. En Ahora todo es noche late como nunca el espíritu del gran Juan Sánchez, desde el recuerdo, pero no desde la nostalgia, y brilla como en sus mejores momentos, que no han sido pocos, el texto de Calonge, el trazo sabio, pictórico, teatral, rítmico, de Paco el de La Zaranda, y la inigualable interpretación del propio Francisco Sánchez, de Enrique Bustos y de Gaspar Campuzano. Auténtico teatro que sale de las tripas, del alma misma de gente que no solo ama el teatro sino que son la reencarnación del teatro mismo. Y ya no son, desde su inestable atalaya, de la Andalucía baja, ni de la España mediana, ni siquiera como se califican ahora de ninguna parte, como terminan siendo los cómicos auténticos, ahora son ya de todas partes, ahora son patrimonio teatral de la humanidad.
    Quien quiera acercarse a la comprensión del auténtico teatro, no se pierda este espectáculo de La Zaranda, Ahora todo es noche, del 19 al 29 de abril en el Teatro Español de Madrid.

    Javier Bravo

     
  • viva el Sunday Permalink | Responder
    Etiquetas: , , , , , , , tierra   

    A Cesar Vallejo en el 80 aniversario de su muerte 

    Y nos siguen cobrando el alquiler
    de este mundo que dejaron tus pestañas,
    cansadas ya de proteger tus ojos
    del polvo de la tierra,
    como si no supieran nada
    de la viudez de tus encías,
    de la tos de tus huesos,
    de las cosquillas de tu calavera,
    de ese olvido que siempre te traías entre manos,
    pero es que mis alvéolos tiran a cansados
    y las horas estaban a mi nombre,
    pero es que a hoy le falta su mañana.

     
  • viva el Friday Permalink | Responder
    Etiquetas: , , , , tierra   

    Lavandera mía 

    A mi madre.

    En la piedra de lavar,
    con las rodillas en tierra,
    veo su rostro brillar
    en el agua cristalina
    del arroyo de entresierras.
    Cuesta arriba con la ropa,
    luego humedecida y limpia
    tras esforzado trabajo,
    aunque se aprecia el cansancio,
    bajando la carretera
    con alegría camina,
    orgullosa y satisfecha
    con su hijo de la mano,
    él la mira y con ella se embelesa.

     
  • viva el Thursday Permalink | Responder
    Etiquetas: , , , , , , , , , , , , , tierra, ,   

    Nocturno 

    Oigo música para llamar al silencio;
    esta noche lo invoca el canto de los grillos
    que se ocultan detrás del escombro del parque.
    Que se hospedan aquí pese al brutal rugido
    de la ciudad que sin razón amamos
    y que ya es imbatible en su fracaso.

    Julio exhala su ardor rojo y noctívago
    y es como si en su combustión anunciase
    que hemos de estar para algo más en esta vida.
    Para algo más que una ilusión invicta
    entre el arbusto cuajado de espliego y la palabra.
    Para no siempre ceder ante las cosas del mundo
    que a menudo significa renunciar a ser libres.
    ¿Cómo entender si no el prodigio del martín pescador,
    del águila o la libélula sobrevolando el pantano?
    ¿Cómo explicar el milagro de la música
    prendido en los zapatos de baile de un mendigo?

    Esa misma música me dice:
    Oscura incertidumbre que resuelta
    por la noche nos acosas
    sin dejar rastro en el tiempo.

    No es posible buscar desde el abismo.
    Una pletórica indulgencia encuentro a cambio,
    densa y estéril como frutos de arizónica
    que liban las polillas embaucadas por su olor.
    -un olor que se masca como goma arábiga-

    Ni el disco solar ni la noche me alumbran,
    ni me habla tu voz por ningún recodo
    pero tampoco, has de saber,
    se ensombrece la hora del relevo.

    Federico Leal (De Toma de tierra)

     
  • viva el Monday Permalink
    Etiquetas: , , , , , , , , , tierra   

    Del Octavo Pasajero, una aproximación más 

    La Teniente Ellen Ripley (desconfiada, valiente y arrebatadora Sigourney Weaver,
    en su primera encarnación del papel antes de devenir secuela) viaja con otros
    seis tripulantes a bordo de la nave Nostromo. La travesía es larga y lleva un
    cargamento mineral de alto valor. A través del espacio una señal que al
    principio parece una petición de ayuda es en realidad un aviso para navegantes:
    Alejados de este lugar o abandonad toda esperanza…voi ch’entrate. El cefalópodo
    que surge de un huevo casi fósil (apenas una protuberancia desovada sobre aquel
    planeta donde aterrizan) inocula a Kane (John Hurt) la simiente del octavo
    pasajero. El misterio se quiebra y la criatura deja de ser una abstracción
    embrionaria: contra todo pronóstico se abre camino a través del pecho de Hurt.
    Simplemente ha nacido el horror, la bestia alumbrada gracias a un androide a
    quien todos creían humano: El oficial científico, Dr. Ash (Ian Holm). Ha sido
    abortada la cuarentena, no hay un solo refugio en la nave. Cualquier recoveco
    podría ser la madriguera donde acecha la criatura que crece día a día. Sombras
    opresivas, ocres, claroscuros verdes y crepusculares dominan la pantalla. Ripley
    debe reiniciar la secuencia de autodestrucción del Nostromo cuando ya sólo
    quedan el gato Jones, el alienígena y ella misma en medio del vacío sideral.
    Heroína forzada a serlo con la voluntad de quien debe sobrevivir al depredador
    de depredadores. La criatura ha de ser expulsada de la nave, arrojada al espacio
    interestelar que lo engulla en su noche eterna. Luego el sueño inducido que
    durará años… hasta regresar a La Tierra que es el hogar de todas las Ítacas. Tan
    sólo queda hibernar. Cumplir la misión.

     
  • viva el Monday Permalink | Responder
    Etiquetas: , , , , , , , , , , tierra   

    Del Octavo Pasajero, una aproximación más 

    La Teniente Ellen Ripley (desconfiada, valiente y arrebatadora Sigourney Weaver, en su primera encarnación del papel antes de devenir secuela) viaja con otros seis tripulantes a bordo de la nave Nostromo. La travesía es larga y lleva un cargamento mineral de alto valor. A través del espacio una señal que al principio parece una petición de ayuda es en realidad un aviso para navegantes: Alejados de este lugar o abandonad toda esperanza…voi ch’entrate. El cefalópodo que surge de un huevo casi fósil (apenas una protuberancia desovada sobre aquel planeta donde aterrizan) inocula a Kane (John Hurt) la simiente del octavo pasajero. El misterio se quiebra y la criatura deja de ser una abstracción embrionaria: contra todo pronóstico se abre camino a través del pecho de Hurt. Simplemente ha nacido el horror, la bestia alumbrada gracias a un androide a quien todos creían humano: El oficial científico, Dr. Ash (Ian Holm). Ha sido abortada la cuarentena, no hay un solo refugio en la nave. Cualquier recoveco podría ser la madriguera donde acecha la criatura que crece día a día. Sombras opresivas, ocres, claroscuros verdes y crepusculares dominan la pantalla. Ripley debe reiniciar la secuencia de autodestrucción del Nostromo cuando ya sólo quedan el gato Jones, el alienígena y ella misma en medio del vacío sideral. Heroína forzada a serlo con la voluntad de quien debe sobrevivir al depredador de depredadores. La criatura ha de ser expulsada de la nave, arrojada al espacio interestelar que lo engulla en su noche eterna. Luego el sueño inducido que durará años… hasta regresar a La Tierra que es el hogar de todas las Ítacas. Tan sólo queda hibernar. Cumplir la misión.

     
  • viva el Saturday Permalink | Responder
    Etiquetas: , tierra   

    Si el cuerpo humano es 70% agua y… 

    Si el cuerpo humano es 70% agua y 30% tierra, ¿es una pomposa pompa de légamo?

     
  • viva el Thursday Permalink | Responder
    Etiquetas: , , , , , , , , , , , , , , , , , tierra,   

    MI EPOPEYA RÚSTICA 

    Nací a las 12 de la noche de un 29 de marzo de 1964, en el oratorio de la Casa grande o Casa de los Manrique. Un oratorio o capilla de la casa solariega de Rodrigo Manrique, en la que su hijo, Jorge, vivió su feliz luna de miel, y que en mi época había sido mancillado, convirtiéndolo en el dormitorio principal de una parte de la casa, que ahora era una corrala de vecinos, de la que mi abuela materna era propietaria de una cuarta parte de la misma.
    Nací pues en un pueblo de La Mancha que había recibido sucesivamente el nombre de Belmontejo de la Sierra, Belmonte y finalmente Villa de Los Manrique o Villamanrique. Un pueblo que, en pleno siglo XX, aún permanecía en la Edad Media. En una época más degradada y mísera aún que aquella debido a los estragos de la postguerra española. En la más oscura y profunda España, católica, apostólica y romana, en un lugar de La Mancha, entre la Sierra de Alcaraz y Sierra Morena, de la que me acuerdo con más nubes que claros. Una tierra en donde los maquis y los bandoleros seguían siendo un tema de conversación habitual. En donde las historias de la guerra civil aún estaban vivas y no habían cicatrizado. En donde la pobreza y la roña eran aceptadas como lo más natural del mundo. Un mundo donde no era difícil encontrarse con quinquis, latoneros, familias de cíngaros ambulantes y gitanos sedentarios. Una tierra de paso, el natural entre Andalucía y la Mancha, llena de caminos polvorientos, de repoblación y despoblación, en la que también había “jaros” procedentes de Europa que Franco había traído para “repoblar” y hasta viejos bandoleros de Sierra Morena. En fin, una honrada y leal villa de la España franquista, a la que no llegó la guerra pero sí sus rencillas, enfrentamientos y consecuencias. Un lugar de paso, en el que nunca nadie ha querido permanecer durante mucho tiempo, un territorio sin raíces y sin historia. Un paso fronterizo durante siglos entre moros y cristianos. Una tierra periférica dejada de la mano de cualquiera que por allí pasase, incluidos Don Quijote y Santa Teresa. Una comarca de soles, vientos y piedras oxidados y olvidados, sin más novedades que las pasajeras y aventureras nubes.
    De mi familia paterna sé, según contaba mi padre, que procedía de Andalucía. El primer Alfaro que, según él, había llegado al pueblo era el llamado Abuelo Carbonero, un hombre, al parecer, listo y emprendedor que debió hacerse con una buena cantidad de tierras serranas, vírgenes y sin roturar, que mi familia paterna fue convirtiendo en olivares a lo largo de varias generaciones. Yo mismo me enorgullezco de haber participado junto con mi padre en esa epopeya familiar, en esa conversión de una sierra pedregosa, pobre y arisca en productivos y ordenados olivares, plantando, mano a mano con mi padre, 300 olivos, quizás los últimos 300 que se han plantado ya en la familia. Yo por lo menos no pienso plantar más. A los catorce años se acabó mi rural y bucólica epopeya. Yo también estaba allí de paso. De paso hacia ningún sitio.

     
  • viva el Monday Permalink | Responder
    Etiquetas: tierra   

    Los españoles somos los peores estudiantes de historia… 

    Los españoles somos los peores estudiantes de historia de la tierra, es una asignatura que siempre repetimos y repetimos y repetimos…

     
  • viva el Saturday Permalink | Responder
    Etiquetas: , , , , , , , tierra, ,   

    MOJO PIN 

    Bella mujer,
    esencia del no en una escuela de calor,
    canta con el río entre dos aguas.
    Todo está bien ahora, fe, visión… más que eso,
    …ahora que sé tu nombre,
    quiero saber tu nombre verdadero.
    Una visión, una marcha…
    ¿por qué esta tierra seca en momentos que brillan?
    ¿Hay alguien ahí fuera?
    La canción se acaba pero la melodía permanece aún…
    y cada lágrima es una cascada de agua marina.
    Me siento bien o no,
    todo depende de ti,
    del buen vino tinto
    y del moderno amor en Mojo Pin.

     
  • viva el Thursday Permalink | Responder
    Etiquetas: , tierra   

    Muerte disidencia en la tierra 

    Muerte: disidencia en la tierra.

     
  • viva el Tuesday Permalink | Responder
    Etiquetas: , , , , tierra   

    La luna gravita vestida de sol la tierra… 

    La luna gravita
    vestida de sol,
    la tierra le grita
    y la nube no.

     
  • viva el Friday Permalink
    Etiquetas: , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , tierra,   

    Repito hoy este discurso de Chaplin Discurso final… 

    Repito hoy este discurso de Chaplin:

    Discurso final de la película “El gran dictador”, de Charlie Chaplin, 1940
    “Lo siento.
    Pero… yo no quiero ser emperador. Ese no es mi oficio, sino ayudar a todos si fuera posible. Blancos o negros. Judíos o gentiles. Tenemos que ayudarnos los unos a los otros; los seres humanos somos así. Queremos hacer felices a los demás, no hacernos desgraciados. No queremos odiar ni despreciar a nadie. En este mundo hay sitio para todos y la buena tierra es rica y puede alimentar a todos los seres. El camino de la vida puede ser libre y hermoso, pero lo hemos perdido. La codicia ha envenenado las armas, ha levantado barreras de odio, nos ha empujado hacia las miserias y las matanzas.
    Hemos progresado muy deprisa, pero nos hemos encarcelado a nosotros mismos. El maquinismo, que crea abundancia, nos deja en la necesidad. Nuestro conocimiento nos ha hecho cínicos. Nuestra inteligencia, duros y secos. Pensamos demasiado, sentimos muy poco.
    Más que máquinas necesitamos más humanidad. Más que inteligencia, tener bondad y dulzura.
    Sin estas cualidades la vida será violenta, se perderá todo. Los aviones y la radio nos hacen sentirnos más cercanos. La verdadera naturaleza de estos inventos exige bondad humana, exige la hermandad universal que nos una a todos nosotros.
    Ahora mismo, mi voz llega a millones de seres en todo el mundo, millones de hombres desesperados, mujeres y niños, víctimas de un sistema que hace torturar a los hombres y encarcelar a gentes inocentes. A los que puedan oírme, les digo: no desesperéis. La desdicha que padecemos no es más que la pasajera codicia y la amargura de hombres que temen seguir el camino del progreso humano.
    El odio pasará y caerán los dictadores, y el poder que se le quitó al pueblo se le reintegrará al pueblo, y, así, mientras el Hombre exista, la libertad no perecerá.
    Soldados:
    No os entreguéis a ésos que en realidad os desprecian, os esclavizan, reglamentan vuestras vidas y os dicen qué tenéis que hacer, qué decir y qué sentir.
    Os barren el cerebro, os ceban, os tratan como a ganado y como carne de cañón. No os entreguéis a estos individuos inhumanos, hombres máquina, con cerebros y corazones de máquina.
    Vosotros no sois ganado, no sois máquinas, sois Hombres. Lleváis el amor de la Humanidad en vuestros corazones, no el odio. Sólo los que no aman odian, los que no aman y los inhumanos.
    Soldados:
    No luchéis por la esclavitud, sino por la libertad. En el capítulo 17 de San Lucas se lee: “El Reino de Dios no está en un hombre, ni en un grupo de hombres, sino en todos los hombres…” Vosotros los hombres tenéis el poder. El poder de crear máquinas, el poder de crear felicidad, el poder de hacer esta vida libre y hermosa y convertirla en una maravillosa aventura.
    En nombre de la democracia, utilicemos ese poder actuando todos unidos. Luchemos por un mundo nuevo, digno y noble que garantice a los hombres un trabajo, a la juventud un futuro y a la vejez seguridad. Pero bajo la promesa de esas cosas, las fieras subieron al poder. Pero mintieron; nunca han cumplido sus promesas ni nunca las cumplirán. Los dictadores son libres sólo ellos, pero esclavizan al pueblo. Luchemos ahora para hacer realidad lo prometido. Todos a luchar para liberar al mundo. Para derribar barreras nacionales, para eliminar la ambición, el odio y la intolerancia.
    Luchemos por el mundo de la razón.
    Un mundo donde la ciencia, el progreso, nos conduzca a todos a la felicidad. Soldados:
    En nombre de la democracia, debemos unirnos todos.”

     
  • viva el Tuesday Permalink | Responder
    Etiquetas: tierra   

    Cuando los avariciosos fueron desterrados había tierra para… 

    Cuando los avariciosos fueron desterrados había tierra para todos menos para sus tumbas.

     
  • viva el Tuesday Permalink | Responder
    Etiquetas: , , , , , , , , tierra,   

    EL ABISMO 

    El abismo es arena de belleza,
    conciencia del espacio y la ficción,
    es follarse las horas del futuro,
    el infierno infinito del invierno,
    jugar con libertad de lágrimas furtivas
    igual que la memoria es mosca del olvido,
    la pasión primaveral de los poetas,
    el pájaro de soledad de los suicidios,
    la verde tontería de tierra verdadera.

     
  • viva el Tuesday Permalink | Responder
    Etiquetas: , , , , , , , tierra,   

    El abismo es arena de belleza conciencia del… 

    El abismo es arena de belleza,

    conciencia del espacio y la ficción,

    es follarse las horas del futuro,

    el infierno infinito del invierno,

    jugar con libertad de lágrimas furtivas

    igual que la memoria es mosca del olvido,

    la pasión primaveral de los poetas,

    el pájaro de soledad de los suicidios,

    la verde tontería de tierra verdadera.

     
  • viva el Wednesday Permalink | Responder
    Etiquetas: tierra,   

    Cuando te conviertan en gusano se apartará hasta… 

    Cuando te conviertan en gusano
    se apartará hasta la tierra.
    Así es la vida.

     
  • viva el Wednesday Permalink | Responder
    Etiquetas: , tierra,   

    Cielo infierno purgatorio y hasta el limbo están… 

    Cielo, infierno, purgatorio y hasta el limbo están aquí en la tierra y lo llamamos vida.

     
  • viva el Friday Permalink | Responder
    Etiquetas: , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , tierra,   

    Discurso final de la película El gran… 

    Discurso final de la película “El gran dictador”, de Charlie Chaplin, 1940
    “Lo siento.
    Pero… yo no quiero ser emperador. Ese no es mi oficio, sino ayudar a todos si fuera posible. Blancos o negros. Judíos o gentiles. Tenemos que ayudarnos los unos a los otros; los seres humanos somos así. Queremos hacer felices a los demás, no hacernos desgraciados. No queremos odiar ni despreciar a nadie. En este mundo hay sitio para todos y la buena tierra es rica y puede alimentar a todos los seres. El camino de la vida puede ser libre y hermoso, pero lo hemos perdido. La codicia ha envenenado las armas, ha levantado barreras de odio, nos ha empujado hacia las miserias y las matanzas.
    Hemos progresado muy deprisa, pero nos hemos encarcelado a nosotros mismos. El maquinismo, que crea abundancia, nos deja en la necesidad. Nuestro conocimiento nos ha hecho cínicos. Nuestra inteligencia, duros y secos. Pensamos demasiado, sentimos muy poco.
    Más que máquinas necesitamos más humanidad. Más que inteligencia, tener bondad y dulzura.
    Sin estas cualidades la vida será violenta, se perderá todo. Los aviones y la radio nos hacen sentirnos más cercanos. La verdadera naturaleza de estos inventos exige bondad humana, exige la hermandad universal que nos una a todos nosotros.
    Ahora mismo, mi voz llega a millones de seres en todo el mundo, millones de hombres desesperados, mujeres y niños, víctimas de un sistema que hace torturar a los hombres y encarcelar a gentes inocentes. A los que puedan oírme, les digo: no desesperéis. La desdicha que padecemos no es más que la pasajera codicia y la amargura de hombres que temen seguir el camino del progreso humano.
    El odio pasará y caerán los dictadores, y el poder que se le quitó al pueblo se le reintegrará al pueblo, y, así, mientras el Hombre exista, la libertad no perecerá.
    Soldados:
    No os entreguéis a ésos que en realidad os desprecian, os esclavizan, reglamentan vuestras vidas y os dicen qué tenéis que hacer, qué decir y qué sentir.
    Os barren el cerebro, os ceban, os tratan como a ganado y como carne de cañón. No os entreguéis a estos individuos inhumanos, hombres máquina, con cerebros y corazones de máquina.
    Vosotros no sois ganado, no sois máquinas, sois Hombres. Lleváis el amor de la Humanidad en vuestros corazones, no el odio. Sólo los que no aman odian, los que no aman y los inhumanos.
    Soldados:
    No luchéis por la esclavitud, sino por la libertad. En el capítulo 17 de San Lucas se lee: “El Reino de Dios no está en un hombre, ni en un grupo de hombres, sino en todos los hombres…” Vosotros los hombres tenéis el poder. El poder de crear máquinas, el poder de crear felicidad, el poder de hacer esta vida libre y hermosa y convertirla en una maravillosa aventura.
    En nombre de la democracia, utilicemos ese poder actuando todos unidos. Luchemos por un mundo nuevo, digno y noble que garantice a los hombres un trabajo, a la juventud un futuro y a la vejez seguridad. Pero bajo la promesa de esas cosas, las fieras subieron al poder. Pero mintieron; nunca han cumplido sus promesas ni nunca las cumplirán. Los dictadores son libres sólo ellos, pero esclavizan al pueblo. Luchemos ahora para hacer realidad lo prometido. Todos a luchar para liberar al mundo. Para derribar barreras nacionales, para eliminar la ambición, el odio y la intolerancia.
    Luchemos por el mundo de la razón.
    Un mundo donde la ciencia, el progreso, nos conduzca a todos a la felicidad. Soldados:
    En nombre de la democracia, debemos unirnos todos.”

     
c
Crea una nueva entrada
j
Siguiente entrada / Siguiente comentario
k
anterior entrada/anterior comentario
r
Responder
e
Editar
o
mostrar/ocultar comentarios
t
ir al encabezado
l
ir a iniciar sesión
h
mostrar/ocultar ayuda
shift + esc
Cancelar