AHASVERO

No hay mayor venganza que unos tacones sin sonido.