NIÑO DE ESCARCHA

—Dónde estás?
—Jugando al escondite,
lloreando cencellada
con el suspiro de la noche…

Y un eco se hizo campo de corales
junto al niño de escarcha.

OLA TRAS OLA

Ora ola, breve y fugaz,
embiste nuestro rostro
contra el rompedías,
ora ola asciende, sin azul ni desierto
con esa arena tan novia del mar
que se anuncia silente.

SE DESPLOMA…

Se desploma un batallón
por el latir del absorto paisaje,
crepitante y sutil,
en el profundo y ancho azul
ahora y siempre en liza.

ÑOÑEA

a la niña imantada apela
como niño de escarcha
con sanguino añejo
el banquero araña su ábaco
hay señales en la niebla
puedo soñar despierto
rompe la enseñanza de Orfeo?
si tu cristal se empaña
sin soñarlo siquiera
sueño del terafante
sueño en el desierto
una grave montaña

TOMA CASTAÑA!

CAMPO DE CORALES

Un eco se hizo campo de corales
de pálido gris que me estremece,
esa arena tan hija del mar,
en el profundo y ancho azul,
luce azulada sobre el negro.

Esa arena tan hija del mar
un nardo lanza al viento:
un viejo y olvidado amor.


Hoy me pregunto con azulado delirio
sólo un silencio invisible.

CABALGAR

Con la mítica valquiria solapante,
al borde del abismo más sereno,
ligeros hay que cabalgar
un viaje de mil millas.

SERÁS MÍA

Insumisa noche del desierto,
di que serás mía
como un collar de perlas
engarzado
de estrellas deslunadas.

UN DIOS CON MONO DE DESDICHAS

Agrandadme y llenadme la jornada
de occidentales orgullos,
aunque enorme y blanca,
la olfateaba desde los remos hasta el título.
Y ya no me pesa el método
por el que ahogo, despierto,
la espantable glotonería
de las repúblicas que ignoro
o los tugurios desdichados de la realeza
o de la caída Francia jacobina,
ni a los topos enfada que escape de esos perros,
incluso, rodeado por su armados dientes llameando,
no comercio de llenos y roídos,
para contemplar el espectáculo de pie, a las malas,
los míos no desprecio contra el saltimbanqui del bautizo
sino bajo raíces preguntándome,
más volviendo haré una hoguera con adormideras
para que un dios calme su mono de desdichas.

ES ELEGANTE EVADIRSE

Es elegante evadirse en el porvenir de demonios
que son insectados y recuperados por la caridad de los fusiles
pero no me acostumbraré a cielos fuertes
hasta que desaparezcan las brujas viejas
que en su bautismo soñaban con mezquitas en blanco
como reseca recompensa de su horquilla,
mujeres de almacén que acabaron por pisotear oscuramente.
He previsto, refiero, buscar galos del inferior
con sus encantadoras canciones del lugar y,
como esposo, adquirir lo que hemos devuelto
a las desazones y los confines que, con suerte,
pronto arranco en otras ciudades para hablar con dulzura
y no merecida pero asquerosa gracia de los horrores
en que luchaba antes y ahora bailo con los niños
en las cortas palabras con comezón de avemaria.

HIMNO DEL TRUENO

En el fondo
—la savia no está lejos—
en el regazo de la amada ninfa
un himno que suena en lo lejano
en un oscuro trueno.

SIEGLINDA

Como la mítica valquiria, aprendiendo sin pensar,
ven a bailar conmigo sobre el verdor inédito,
abatido por el oleaje empecinado del arrecife.

PISAVERDES

Se pavonea el pisaverdes,
se infla con melancólicas brisas matinales
en el ebrio verano
que sestea entre mieses
y entre los muros con lepra de siglos.

SELVA Y DESIERTO

Esta oscura y densa selva
ahora y siempre en liza
con la brisa meditada
del desierto oro y azul
hoy me acorralan
con su desnuda mirada.

Camino…

Camino solitario,


estoy pensando en ti,


con el brillo de las almas brumosas


en el profundo cielo y en los mares,


y en el viaje de mil millas que me espera.

ME PREGUNTO

Con hervor sanguíneo
me pregunto,
¿El azul es fácil de amar
donde suena el eco
a su embrujada hora?
¿Al alba y al crepúsculo
caen hialinos los cristales de nieve?

Más cerca de la muerte

Más cerca de la muerte,
si no hay forma de decir adiós,
soy un hombre que escribe,
que despioja su camisa,
mendigo de la sombra.

Principio del fin

Abandona tus opiniones sombrías,

ligeros hay que cabalgar,

en la quinta avenida de neón

deja que los buenos tiempos corran

con las míticas valquirias.

Atsonia

Atsonia es al principio

una planta ínfima

que lleva en su interior

todas las metamorfosis posibles.

Pasa a ser una aniplanta,

y luego un animal,

y luego supera a todas

las especies existentes de animales

y hasta puede llegar a ser

un organismo múltiple

y volador

y luego sólo espíritu

y todos los espíritus.

Marzo

¿Destino? ¿Almas gemelas? ¿Amor verdadero? ¿Aún vives en la Edad Media?
Se llenó el cosmos de preguntas y quisimos responderlas a todas. No hay respuestas. Sólo preguntas. Sólo el vacío nos inunda.
El problema es que no hay tiempo para todos los “Tú”. Y no todos los versos son de mármol, ni todos los pensamientos son pájaros.
El roce de tu piel es como brisa fresca de verano. El brillo de tus ojos como el amanecer de un niño. Eres todo poesía en mi recuerdo.
El goteo de luz de su mirada. Los profundos mares de su ausencia. La limosna de la yema de sus dedos. Los silencios oscuros de sus labios.
Rozar tu piel y no alcanzarte es espejismo de locura. Y respirar el aire que respiras es como el fuego del desierto que me abrasa.
Las penas flotan por ti en el mar de la distancia incomprensible y en el oscuro bosque de la ausencia como infinita niebla.
Si amas la rosa en su frescura, aprenderás a amarla ya seca y marchita.
Moriré de pena sin tu amor.
Ese oscuro objeto de tuiteo eres tú.
Inalcanzable como una estrella, tan distante como el fondo del mar, invisible como el aire, prácticamente nada…
El esperpento de un esperpento es la realidad.
Son fríos los cuchillos del amor como frío es el viento de esta tarde.
No me sigas, no. No me sigas si no has venido a quedarte. Sólo el que se queda puede llenar el vacío… …para siempre.
Qué bello el infinito abismo, oscuro y limpio como la muerte…
Y el final del día es la ruina solitaria, la que queda tirada por el suelo, entre olvidados páramos y lágrimas de rocío en la hierba.
HAIKU DE LA ROSA ENAMORADA De mi amor por ti, en sábanas perfumadas caerán los pétalos.
Los amores se van como los días y la muerte no llega tan deprisa para olvidarlos a todos de repente.
Cuando el pétalo de mi rostro se marchite, quiero morir escribiendo como la espina de quien muere matando.
Vosotros que admiráis la belleza en el rostro, obviando el dolor de los desahucios interiores ¿Qué sabéis de belleza y de dolor?
Se apagó el cigarro del día y para siempre será el cadáver y las cenizas de un poema. (A Leopoldo María Panero)
Quiero besar la luna en tus labios.
Tus labios tienen hoy brillo de luna.
La melancolía es el arpa del corazón acorazado.
Ama. Todo lo demás es etcétera.
Mi destino es ser quien soy. ¿Se ha terminado el camino?
Se llenó de tristeza el ojo enamorado, se llenó de amor el ojo triste.

Febrero

Lloran las tímidas guitarras bajo las nubes de un sol de lágrimas vibrantes.
A Paco de Lucía: Corazón flamenco, honda guitarra, embrujo de mujer, soul de Andalucía.
Este desierto sin fin sólo me muestra el espejismo de un amor verdadero.
Para llorar no necesito la cebolla si te tengo a ti.
Ya de tus ojos, oasis Ya de tus labios, desierto O ya de tus manos, cielo.
Llave de mi puerta Luz de mi ventana Venda de mi herida
Luna, labio del cielo besado por el sol.
Mi alma en llamas, hora dorada, por tu luz crepuscular horadada.
Hacerle el amor a tu sonrisa, acariciar despacio tu silencio.
Cuando aprendes a ser princesa todo el mundo quiere ser súbdito.
A las olas, alas de amor a mar.
Se Dilatan Se Deleitan Se Delatan Tus Pupilas
Amarse para siempre en un instante eterno.
Cada mirada pertenece al que la mira.
Unas veces se ama y otras se aprende.
Dispara tus besos y róbame.
La mejor frase de amor es la que no se dice.
Si encajan nuestros cuerpos quizás te empotre el alma.
Hay miradas que enamoran y palabras que lo desmienten.
Deshazme el amor.
Y ahora os dejo, que tengo que inventar la bomba erotónica.
Necesito un brochazo de amor!
Me conquistó tu mirada y tu sonrisa, ya es hora de que me conquisten tus abrazos y besos.
Me asomo al profundo pozo de sus ojos negros para gritarle pero nadie responde.
¿Fui yo tu princesa? Apenas fui un suspiro, Un cruce de miradas. Tan sólo fue eso.
Amor por despecho tras amor de pecho.
Murió habiendo abrazado sólo sueños.
Recomiendo leerme en la intimidad de los abrazos eléctricos…
Ya no son latidos, son balas explosivas…
No quiero volver, no quiero olvidar…
Oculto tu amor en un poema que nadie leerá.
Si el amor se marchita, endurece sus espinas.
Sí… cada mirada, cada beso, cada caricia, cada palabra, cada sonrisa, cada abrazo… son necesarios. Todo lo demás sobra.
Madurar es aceptar la derrota, la humillación y la ofensa.
¿Cómo puedes tener alma si no tienes sonrisa?
Si vienes a buscarme, te acompaño encantada.
Aún busco los contornos de tu rostro, las suaves orillas de tus dedos, el alado sabor de los besos que nunca nos dimos, tu trémulo rubor…
Es oscura la noche en el mar del olvido. Y mientras busco el faro de tus ojos, me recreo en la niebla de mi dolor dormido.
“Querer” nunca fue sinónimo de “que te quieran”.
Eres trigo verde Bajo mi limonero. El quimono de seda Que cubre mi desnudo. El abrupto barranco Donde caer rendida.
Besos: droga de la claridad.
No soporto la mediocridad.
Quiero un amor que haga daño.
A veces veo muertos de ganas en el cementerio de los deseos por cumplir.
Tal vez un día me vea reflejada en tus labios, en tu sonrisa, en tus besos.
El amor es tan ilusorio como los fantasmas.
Lee mi piel en la intimidad en tono grave y musical con la rotundidad de las olas espumadas que rompen en tus brazos galantes.
Nunca los besos fueron gratis, siempre los paga el desamor.
Si te conformas con sus hermosos ojos negros, dejarán de mirarte como te miraron. Si te conformas con su sonrisa, no sonreirá.
El amor es como las olas del mar, a veces calmachicha, otras tsunami y casi siempre una marejadilla.
El amor está lleno de miradas, silencios… De palabras azules Y de rojos besos, De sonrisas y lágrimas Y de dulces “te quiero”.
Cartero: un amor en cada puerta.
Eres trigo verde Bajo mi limonero. El quimono de seda Que cubre mi desnudo. El abrupto barranco Donde caer rendida.
Donde Están Los Besos Que El sol Te dió, Allí Estará Mi amor.
Llévate lejos este amor, donde el sol lo abrase y fortalezca…
Eres daltónico para mi amor.
Todo está en contra de un amor a destiempo.
Después del primer amor, todos son prescindibles.
Magia, locura, amor… abre la puerta…
Hay tiempos en que los besos dan sapos y otros en los que dan amores.
Como la luna sin luz y como el viento sin aire.
El tiempo es un canalla, ni sumiso a la brisa de la pasión, anega los sueños de estrellas negras.
El primer sueño ¿realmente importa? No hay golondrinas hoy como la sombra. Besa y sigue remando.
Olas de seda, perfume de la higuera entre tus labios, el ruido de las olas por el aire abortado: tu te desnudas luna de sangre…

Xaló

“Nos cœurs se sont trouvés liés de sympathie;” Les Folies Amoureuses. Regnard.

¿Quién esculpió sus manos y sus cuerpos?

¿Quién puso juntas la vela y la maceta?

¿Quién llevó a la guerra sus dos cascos?

¿Quién escribió con cuatro manos un poema?

¿Quién nos miró a través de todos los cristales?

CHICAS QUE ME GUSTAN

Dentro de la sombra caoba,
el azul es fácil de amar.
Un nocturno homenaje
con lágrima de abril
a mis dulces muchachas del paraíso.

LAS PRIMAS Y LOS PRIMOS

Las primas y los primos

bajo las sábanas de siesta

olemos nuestros infantiles

y risueños pedos,

a veces, vaginales.

MULTIPLICACIÓN DE TORTAS

Honorio sin honor multiplica las tortas, no los peces ni los panes.

Honorio el legionario estúpido hace de maestro en nuestra escuela.

Honorio el bruto, el cafre bárbaro que se ensaña,

quiere enseñar las tablas de multiplicar a tortas.

Ay, Honorio, animal y cruel, sólo quedará de ti

este multiplicado y execrable recuerdo.

Poema a la vida

¡Vivo!
Soy de aquí y de allá,
¿Más de aquí que de allá?
Depende de quién pregunte…
Depende de quién seas tú…
Depende de tantas cosas…
¡Que qué más da!
Entre tú y yo: “Yo vivo porqué estoy vivo”.

Aquí les comparto el poema De tus ojos…

Aquí les comparto el poema:

De tus ojos se desprendía una mirada aterrada

Esto de un amor prohibido tiene su punto

Creo que nunca una respuesta había sido tan cerrada

Sé que al mirarnos mutuamente se acababa el asunto

Éramos 2 ovejas en el centro de una manada de lobos

Con corazones entrelazados en los que corría amor por nuestras venas

Nos sentíamos prisioneros de la presión social que iba hinchando los globos

Pero en el medio de la madrugada quitábamos los candados y las cadenas

Todas las noches pedía que se alinearan los planetas

Que pudiésemos salir un rato de este mundo

Ojalá construyéramos un tipo de cometa

Para alejarnos por mucho tiempo a otro rumbo

Tus labios sobre mi piel buscando algo que se perdió

Mis dedos sobre tu vientre deslizándose como la seda

Mira aquel personaje que nos observa exclamó

Vámonos a otro lado saltando de vereda en vereda

Lo siento pero en esta aventura contigo no puedo estar sincronizado

Tú no quieres un amor de esos verdaderos

Lo único que quieres es vivir ante el que dirán encadenado

Y yo quiero abrir las puertas de mi corazón a un amor liberado

Un día desperté queriendo matar a la sociedad

Destruir cada cosa que no estaba bien vista según ellos

Luego me di cuenta que no pisaba la realidad

Disculpen si desde estas paredes acolchadas veo destellos

VIVA

En el lateral se generó este poema kyinooka:

ante la nueva tumba
cuarenta y siete
se acaba ya el día
cadáver exquisito
entre amapolas rojas

VIVA

En el kyinooka es responsabilidad del lector completar el significado o interpretación final que ha de dar a la variación con la que se encuentra en un momento dado, no sólo por cuestiones connotativas o denotativas, como en cualquier otro poema, sino porque debe acabar de poner la puntuación (omitida intencionalmente por el autor) para establecer el significado final o hallazgo poético particular o del momento. Es incluso deseable que el lector establezca, si es posible, sus propias variaciones, bien sea añadiendo la puntuación al poema o usando formas variables de las palabras (plurales, terminaciones, conjugaciones verbales, etc.) que contiene el poema que se está leyendo.

anónimo

Quería gritar tu nombre para que el viento frio de la noche lo llevara como un murmullo hasta tus oídos,
pero la sensación de la distancia me lo impidió, y se ancló en la garganta en forma de nudo…
Tan solo llevé mis ojos hacia la luna e intenté sonreír….
Y así dejé que el viento siguiera revolviendo mi cabello,
que mis ideas volaran y las palabras fluyeran…
formando algo parecido a un poema
y llevándose a su paso esas infinitas de ganas de nombrarte.

Ay que ostras qué pregunta más original Pues…

Ay, que ostras, qué pregunta más original…
Pues, la verdad, no me ha dado ni tiempo de pensar… he tenido muchas cosas hoy.
Si se me ocurre alguna, te las paso…
Gracias, por visitar mi blog y me alegro te haya gustado mi último poema.
Un abrazo,
Mía

Por un comentario en mi blog supe de…

Por un comentario en mi blog supe de este poeta, y encontré casualmente este poema que en él todos los que pasamos por aquí y escribimos en blogs nos podemos sentir identificados…
Y bien: yo tengo amigos desconocidos
que me envían sus libros y sus cartas
desde lejanos continentes,
desde países que mi geografía ignora.
Yo tengo amigos que mi nombre saben
(no mi destino amargo),
me piden libros, consejos, simpatías,
sin comprender que don me otorgan,
que compañía egregia dan a mi soledad.
No estrecharé su mano, y tal vez no responda
jamás a su llamado
pero los amo, a la distancia, diáfanos,
presentes en mi sueño, junto a mi soledad…
Poemas de César Brañas en Poemas del Alma

Sólo he sido el acantilado de tus besos…

Sólo he sido el acantilado de tus besos, y ahora que no soy más que arena…
me dispersas, me abandonas…
Desde la orilla recuerdo tu alta presencia, y camino perdido
entre un mar de olas incandescentes y la amargura de una tierra rota y yerma.
No me queda nada, y después como un vago recuerdo un murmullo,
un hilo rojo y extraño del pasado que me ata a todo,
esa espina que penetra en mis llagas para dejarme sin nada,
esa extraña voz olvidada que salpica el aire y que me recuerda a ti.
Solo, perdido, exangüe
me dispersas, me abandonas.
El mar, la tierra, el aire, el fuego y tú;
todo eres tú y nada.
Porque no soy nada. No somos nada. Y tú.
He sentido golpes tan fuertes con tu sola presencia
que respirar tu recuerdo me quema y me desgarra,
el roce de tu risa lejana, como alas de acero cortando y lacerando
cada partícula elemental de mi ser,
elimina luz de mi camino.
Sólo he sido el acantilado de tus besos, y ahora que no soy nada
me dispersas por un universo vacío y olvidado.
Poema completo – https://guaridadelpensamiento.wordpress.com/

Viva es un honor que hayas pasado por…

Viva! es un honor que hayas pasado por mi blog. Vi que te gustó mi poema. Gracias!
Sígueme si quieres ver los muchos posts interesantes que vana a ir saliendo.
¿Cuales son tus posts que mas te gustan?, me encantaría verlos.

el frio es a la mente lo…

“el frio es a la mente
lo que el amor
al mediodía”
Basado en un poema de John Donne llamado : A lecture upon the shadow

LOS HOMBRES ATRAPADOS POR SUS HUCHAS Aquí esta…

LOS HOMBRES ATRAPADOS POR SUS HUCHAS

Aquí, esta idea de beso que jamás resucita en mi boca,
mientras cae la ceniza del cerebro consumido en la quemada de
mis labios,
por el beso que llevo dentro goteando sus dudas como alcohólicas
de esta vida,
que dicen dejarla y una y otra y una y otra vez vuelven
reptando a probarla.

Cada una de mis palabras resuena sin vida,
como mis tacones por la calle vacía.

Poema de Sergio Algora (el niño gusano)

AHASVERO

He sido siempre otro,
no me llamaron por mi nombre,
yo mismo me olvido de mi cara
y en el espejo nunca estoy.
Quién soy.

ASMODEO, Para Xarleen

Tu aliento me sostiene en este bosque frío,
oh blanca muchacha de los cielos xarleenes.
En tu monte de Venus cohabitará mi mano
con los memes sin nombre de mis labios
y, en mis brazos, tu sexo cesará de su lucha;
yo escucharé el poema de tus labios vaginales
mientras el diablo en la Gloria
sufrirá los terribles tormentos
por no poder dormir en tus pechos,
esas dunas de arena y erótica luz
que aborrecen la fétida sopa.

Ante la tumba de César Vallejo

El día era frío y el cementerio de Montparnasse parecía un pulmón de muerte y de quietud en medio de París.

J’ai tant de neige
pour que tu dormes

está escrito sobre tu lápida, César Vallejo, maestro de la pena y de las cucharas vacías. Como tristes exvotos te acompañaban un cepillo de dientes, una taza de café, unas piedras sobre un pañuelo, una hoja sucia en la que alguien te había escrito un poema, y una flauta andina en miniatura. Tu dolor estaba intacto, hermano. Yo te he dejado una rosa blanca como la nieve y silenciosa como el sueño.

El día era frío y el cementerio de…

El día era frío y el cementerio de Montparnasse parecía un pulmón de muerte y de quietud en medio de París.

J’ai tant de neige
pour que tu dormes

está escrito sobre tu lápida, César Vallejo, maestro de la pena y de las cucharas vacías. Como tristes exvotos te acompañaban un cepillo de dientes, una taza de café, unas piedras sobre un pañuelo, una hoja sucia en la que alguien te había escrito un poema, y una flauta andina en miniatura. Tu dolor estaba intacto, hermano. Yo te he dejado una rosa blanca como la nieve y silenciosa como el sueño.

Ante la tumba de César Vallejo

El día era frío y el cementerio de Montparnasse parecía un pulmón de muerte y de quietud en medio de París.

J’ai tant de neige
pour que tu dormes

está escrito sobre tu lápida, César Vallejo, maestro de la pena y de las cucharas vacías. Como tristes exvotos te acompañaban un cepillo de dientes, una taza de café, unas piedras sobre un pañuelo, una hoja sucia en la que alguien te había escrito un poema, y una flauta andina en miniatura. Tu dolor estaba intacto, hermano. Yo te he dejado una rosa blanca como la nieve y silenciosa como el sueño.

Gran ciclo

con silencio indolente y cobijado
está aquí para quedarse
—¡oh, roedores judiciales!—
el verano sestea entre mies
tiempo de alegría, oh virgen!

Umbral

Más que una sensación,
un ingenio penetrante
para la mente que resopla confundida,
como un pirata del caribe
que surge siniestramente del naufragio.

vírgenes vestales

Contigo siempre,
se desmayó de primavera,
mientras pescas en un río revuelto
nada, corre y vuela
y mira de cara o de reojo.

HAIKU

HAIKU: TELEGRAMA POÉTICO…

MINI POEMA PATÉTICO…

Polvos

Los condones están llenos de poemas inconclusos.

PANDEMONIA

Cada verso es un centímetro
que se hunde en mis labios…
Hagamos el poema erótico
más largo del mundo…
Añade tu verso,
anónimo visitante,
a la cueva del deseo
endiablada y sublime…

(Sigue tú, en comentarios, El poema erótico más largo del mundo)

El poema erótico más largo del mundo

El poema erótico más largo del mundo

Cada verso es un centímetro
que se hunde en mis labios…
Hagamos el poema erótico
más largo del mundo…
Añade tu verso,
anónimo visitante,
a la cueva del deseo
endiablada y sublime…

(sigue tú en comentarios)

Poema lunático (resumen)

La luna está llena de ombligos
La luna es el moflete de la noche
La luna es el becerro de plata de los locos
La luna es el caracol del firmamento
La luna es un plato de asteroides
La luna es la risa de un payaso
La luna es la vajilla de una mora
La luna es una sandía exangüe
La luna es el escapulario del rapsoda
La luna es el polvo de arroz de las geishas
La luna es el pañuelo de himeneo del gitano
La luna es la porcelana china del lucífero Lucifer
La luna es la fatalidad de la noche
La luna es un globo farruco y albo
La luna es el fuego fatuo de los muertos
La luna es el anteojo de un Luzbel aristocrático
La luna es el burdel de las estrellas
La luna es el escaparate del capricho y el disparate
La luna es el enchufe de los enamorados
La luna es la máscara histriónica de un griego
La luna es alfanje y alfaguara del Ahasvero

29 de abril

Entre dos 29 de abril encontró y retuvo su VOLUPTUOSIDAD Konstantino Kavafis. Hoy disfrutamos nosotros el fruto de la misma: pura belleza en forma de poema…

KONSTANTINO KAVAFIS

La delicia y el perfume de mi vida es el perfume de esas horas
en que encontré y retuve el placer tal como lo deseaba.
Delicias y perfumes de mi vida, para mí que odié
los goces y los amores rutinarios.

El final de la edad de oro

El final de la edad de oro
“[…]

Vivir fue regresar a las fronteras
de una tierra sin nombres ni mañana,
quienes corrieron más deprisa son
los que antes han llegado a ningún sitio.”

Gracias Manuel Moreno Díaz por tu dedicatoria de este poema en tu primer libro de poesía La Saliva del sol (IV Premio Emilio Alarcos publicado en la Colección Visor de Poesía) y por el ejemplar que me has enviado.

Tu libro llega a mis manos puntualmente como llegará al alma de los perdedores inquebrantables, a los náufragos del viento, a los que ‘caminamos al lado de nuestro cadáver’, a los profetas de los paraísos de sombras, y a todos los que navegamos “hacia la noche / con la sumisa calma de la nieve” para conquistar, con el ariete de la serenidad, nuestro propio ser –el que nos prestaron– y construirnos el que merecidamente nos forjemos.
SALUD Y ANARQUÍA, COMPAÑERO DEL ALMA, COMPAÑERO.

Gracias por “EL FINAL DE LA EDAD DE ORO”

“[…]

Vivir fue regresar a las fronteras
de una tierra sin nombres ni mañana,
quienes corrieron más deprisa son
los que antes han llegado a ningún sitio.”

Gracias Manuel Moreno Díaz por tu dedicatoria de este poema en tu primer libro de poesía La Saliva del sol (IV Premio Emilio Alarcos publicado en la Colección Visor de Poesía) y por el ejemplar que me has enviado.

Tu libro llega a mis manos puntualmente como llegará al alma de los perdedores inquebrantables, a los náufragos del viento, a los que ‘caminamos al lado de nuestro cadáver’, a los profetas de los paraísos de sombras, y a todos los que navegamos “hacia la noche / con la sumisa calma de la nieve” para conquistar, con el ariete de la serenidad, nuestro propio ser –el que nos prestaron– y construirnos el que merecidamente nos forjemos.
SALUD Y ANARQUÍA, COMPAÑERO DEL ALMA, COMPAÑERO.

Vivir fue regresar a las fronteras de…

“[…]

Vivir fue regresar a las fronteras /
de una tierra sin nombres ni mañana, /
quienes corrieron más deprisa son /
los que antes han llegado a ningún sitio.”

Gracias Manuel Moreno Díaz por tu dedicatoria de este poema en tu primer libro de poesía La Saliva del sol (IV Premio Emilio Alarcos publicado en la Colección Visor de Poesía) y por el ejemplar que me has enviado.

Tu libro llega a mis manos puntualmente como llegará al alma de los perdedores inquebrantables, a los náufragos del viento, a los que ‘caminamos al lado de nuestro cadáver’, a los profetas de los paraísos de sombras, y a todos los que navegamos “hacia la noche / con la sumisa calma de la nieve” para conquistar, con el ariete de la serenidad, nuestro propio ser –el que nos prestaron– y construirnos el que merecidamente nos forjemos.
SALUD Y ANARQUÍA, COMPAÑERO DEL ALMA, COMPAÑERO.

Ego-impulso

Como el combustible está un poco caro últimamente, sigan ustedes haciéndonos homenajes, por favor, a ver si consiguen devolver nuestro ego a la luna, lugar al que de verdad pertenece.

Gracias sinceras a Bugman, Markota, Popi, y Eliseo por su aportación a la causa de “la devolución a su patria de los egos selenitas que habían caído a la Tierra”.

Escribiendo en el aire

El junco y el papiro escriben en el aire sus largos poemas de amor para que se los lleve el viento al editor.

Bee..! Belén..!

He descubierto el significado profundo e inconsciente del Belén: sólo los burros y ovejas adoran a Cristo.

visité poemasdejabon

Ramón

Algunas personas llevan el destino escrito en el nombre: Ramón era un caracol de poemas que cantaba como las mariposas en el aire de las greguerías.

OLOR A PLUMA DE RIMBAUD

Con esa mano que mece la memoria de los mitos
Arthur aplastaría aquí el arte de esta banda anacrónica
y lanzaría poemas a los enfants malditos,
esas especies de salón que en su vulgar castillo,
sin ser hombres con vida
ni a los terribles poetas inspire su visión,
pagan confuso jornal de hierro a la poesía
por el olor a pluma de Rimbaud.

Narciso

No hay poemas
que me enamoren
más que los míos.
rosas al viento
es lo que vive
mi magdalena killer
en el estercolero
de los oscuros vanos
curvas y caderas.