Etiquetado: niño Mostrar/Ocultar Comentarios | Atajos de teclado

  • viva el Permalink |
    Etiquetas: , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , niño, , , , , , , , , , , , , ,   

    Marzo 

    ¿Destino? ¿Almas gemelas? ¿Amor verdadero? ¿Aún vives en la Edad Media?
    Se llenó el cosmos de preguntas y quisimos responderlas a todas. No hay respuestas. Sólo preguntas. Sólo el vacío nos inunda.
    El problema es que no hay tiempo para todos los “Tú”. Y no todos los versos son de mármol, ni todos los pensamientos son pájaros.
    El roce de tu piel es como brisa fresca de verano. El brillo de tus ojos como el amanecer de un niño. Eres todo poesía en mi recuerdo.
    El goteo de luz de su mirada. Los profundos mares de su ausencia. La limosna de la yema de sus dedos. Los silencios oscuros de sus labios.
    Rozar tu piel y no alcanzarte es espejismo de locura. Y respirar el aire que respiras es como el fuego del desierto que me abrasa.
    Las penas flotan por ti en el mar de la distancia incomprensible y en el oscuro bosque de la ausencia como infinita niebla.
    Si amas la rosa en su frescura, aprenderás a amarla ya seca y marchita.
    Moriré de pena sin tu amor.
    Ese oscuro objeto de tuiteo eres tú.
    Inalcanzable como una estrella, tan distante como el fondo del mar, invisible como el aire, prácticamente nada…
    El esperpento de un esperpento es la realidad.
    Son fríos los cuchillos del amor como frío es el viento de esta tarde.
    No me sigas, no. No me sigas si no has venido a quedarte. Sólo el que se queda puede llenar el vacío… …para siempre.
    Qué bello el infinito abismo, oscuro y limpio como la muerte…
    Y el final del día es la ruina solitaria, la que queda tirada por el suelo, entre olvidados páramos y lágrimas de rocío en la hierba.
    HAIKU DE LA ROSA ENAMORADA De mi amor por ti, en sábanas perfumadas caerán los pétalos.
    Los amores se van como los días y la muerte no llega tan deprisa para olvidarlos a todos de repente.
    Cuando el pétalo de mi rostro se marchite, quiero morir escribiendo como la espina de quien muere matando.
    Vosotros que admiráis la belleza en el rostro, obviando el dolor de los desahucios interiores ¿Qué sabéis de belleza y de dolor?
    Se apagó el cigarro del día y para siempre será el cadáver y las cenizas de un poema. (A Leopoldo María Panero)
    Quiero besar la luna en tus labios.
    Tus labios tienen hoy brillo de luna.
    La melancolía es el arpa del corazón acorazado.
    Ama. Todo lo demás es etcétera.
    Mi destino es ser quien soy. ¿Se ha terminado el camino?
    Se llenó de tristeza el ojo enamorado, se llenó de amor el ojo triste.

     
  • viva el Permalink |
    Etiquetas: , , niño   

    AL DÍA 

    Pierde la aprensión y el recelo,
    Espera el día a porta gayola,
    Como aguarda a la muerte
    Un gladiador de sombras
    Y como un niño confia
    Que nunca se acabe
    El tobogán infinito
    De sus juegos
    Cada
    Día.

     
  • viva el Permalink |
    Etiquetas: , , , , , , niño,   

    CAYENDO DEL BURRO 

    Otra de mis más tempranas experiencias tiene que ver con los burros y los abuelos. A veces no hay diferencia. Yo les tengo el mismo cariño. Para empezar se parecen en algo. Ambas especies son de pelo suave y son tozudos. Y se les quiere, a pesar de todo, se les quiere mucho. Mi memoria guarda una extraña imagen de aquel día porque el porrazo debió ser para dejarle a uno tonto -ahora me explico muchas cosas, la verdad. Yo iba montado en el burro de mi abuelo. No, esta vez no penséis mal, era de verdad su burro, no mi abuelo. Mi abuelo iba andando al lado, yo creo que un poco distraído, pero esto lo supongo, no lo sé. El caso en cuestión es que en menos de un segundo yo di un giro de 180 grados sobre la peluda panza del burro y caí de cabeza sobre el suelo, suelo de piedra y barro, por supuesto. Ni una maldita brizna de hierba había en la calle, como era corriente en los caminos, para almohadillar mi blandito coco de bebé, que aún no tenia bien cerrada la mollera. El rocín de mi abuelo era listo y afortunadamente paró en seco y no me remató con sus pezuñas. Así que, me libre del pateo. El que no pareció librarse del pateo verbal de mi madre fue su suegro, vamos, mi abuelo. “Pero como se le ocurre”, “Pa matar al niño”, “Está tonto” y en fin todas esas lindezas que se pueden descargar sobre el suegro, cuando la ha liado parda con un despiste y pierde de vista al inquieto mocoso al que le ha tocado cuidar ese aciago y rocinante día. Al parecer todo quedó en un susto. Ya me lo explico, la cara de mi abuelo no volvió a ser la misma, las orejas eran más grandes y peludas cada vez. Suaves y peludas como las de un platerillo silvestre. Y mi cabeza siempre ha conservado un promontorio en su cenit, duro como un ariete.

     
  • viva el Permalink |
    Etiquetas: , , , niño, ,   

    ARRASTRANDO EL CULO POR LA PIEDRA 

    Pues parece que se ha acabado esta forma de desplazamiento consistente y cómoda. Arrastrar el culo por el suelo ya no mola. Según cuentan las leyendas familiares, mi desplazamiento favorito era el arrastraculo, un tipo de movimiento consistente en dejarse el pañal pegado en el suelo junto con su contenido. Resulta que dependiendo de la superficie de fricción, puede ser algo guay o una puta -y literal- mierda. El cambio de casa trajo consigo una alta fricción: un suelo empedrado. De los de antes. Nada de gilipolleces modernas tipo microcemento con tacto de mármol rosado. Putas y jodidas piedras. Y pues, chico, pies para que os quiero. Milagro. El Niño anda.

     
    • peroratasymonsergas el Permalink

      :)

    • Alois Gutierrez el Permalink

      Definitivamente soy un fanático de los “enfants terribles”, ojo, pero no de todos. Siempre he pensado que los malos con éxito son malos inteligentes, porque ser malo y bruto es augurio de serios problemas para cualquiera que mezcle esos dos atributos, en tu caso creo que el éxito está asegurado, me gusta como manejas ese cinismo delicioso, irreverente, y que no guarda falsos respetos, de manera inteligente, acabas de ganarte un nuevo lector. Gracias por escribir, y sigue portándote mal por el bien de todos.

    • Ahasvero el Permalink

      Temo estos largos y halagadores comentarios. En cualquier caso, gracias. Y cuidado con las promesas a desconocidos. ;)

    • Alma el Permalink

      Entonces no hay límites para crecer personalmente, para descubrir nuestro interior profundo, nuestro yo universal que es exactamente la misma fuente
      de ese sentimiento.

  • viva el Permalink |
    Etiquetas: , , , , niño,   

    El veloz murciélago hindú comía feliz cardillo y… 

    — El veloz murciélago hindú comía feliz cardillo y kiwi. La cigüeña tocaba el saxofón detrás del palenque de paja.
    — El pingüino Wenceslao hizo kilómetros bajo exhaustiva lluvia y frío, añoraba a su querido cachorro.
    — Jovencillo emponzoñado de whisky, qué mala figurota exhibes.
    — Exhíbanse politiquillos zafios, con orejas kilométricas y uñas de gavilán.
    — El jefe buscó el éxtasis en un imprevisto baño de whisky y gozó como un duque.
    — El niño exclama de alegría viendo al fabuloso periquito comer jugosos kiwis y zanahoria.

    Los Pangramáticos

     
  • viva el Permalink |
    Etiquetas: niño   

    La trompa es el astro del niño 

    La trompa es el astro del niño.

     
  • viva el Permalink |
    Etiquetas: , niño,   

    CAMARÓN (A PACO DE LUCÍA) 

    Mi niño Curro,
    sólo quiero caminar
    como el agua
    en la Barrosa:
    entre dos aguas
    y tres luceros.

     
    • viva el Permalink

      Eres lo que no dejas de hacer mientras sentipiensas.

  • viva el Permalink |
    Etiquetas: , niño,   

    Aquel niño no era el primero pero fue… 

    Aquel niño no era el primero, pero fue la gota que colmó el mar.

     
  • viva el Permalink |
    Etiquetas: , , , niño,   

    Cuando al gran gerifalte vendedor de armas se… 

    Cuando al gran gerifalte vendedor de armas se le acabaron todos los vivos, la playa depositó el cadáver de un niño muerto en su sopa. Nunca jamás volvió a comer. Entonces, después de haber extinguido a la humanidad, se extinguió también la inhumanidad.

     
  • viva el Permalink |
    Etiquetas: niño   

    CIPEPOTE 

    Quién no sabe montar en columpio?
    Es como preguntar quien no ha montado de pequeño.
    Pero cuando es una persona la que monta en un columpio y no sabe,
    puedes pensar que nunca fue un niño.

    Pero cuándo hemos dejado de ser niños aquí todos,
    ojalá siempre hubiese sido un niño…

     
  • viva el Permalink |
    Etiquetas: niño   

    Quién no sabe montar en columpio Es como… 

    Quién no sabe montar en columpio?
    Es como preguntar quien no ha montado de pequeño.
    Pero cuando es una persona la que monta en un columpio y no sabe,
    puedes pensar que nunca fue un niño.

    Pero cuándo hemos dejado de ser niños aquí todos,
    ojalá siempre hubiese sido un niño…

     
  • viva el Permalink |
    Etiquetas: , , , niño, , , ,   

    Si lo ven díganle que lo encerré en… 

    Si lo ven, díganle que lo encerré en medio del silencio y deposité su alma de lobo y de niño en el mar con sumo cuidado, contemplando su partida al llegar el atardecer, díganle que de vez en cuando le miro en el brillo de las estrellas y recuerdo esa promesa y ese sacrificio de verle bien lejos de mí. Díganle que a pesar de todo, de nuestras tormentas, nadie más ocupara un sitio en mi alma que ya le pertenece, que jamás morirá aquí, díganle que se ha llevado consigo una parte importante de esta alma libre, una que jamás podré recuperar. Díganle también, que lo llevo dentro, en esta travesía sin fin, le llevo hasta la raíz.

     
  • viva el Permalink |
    Etiquetas: niño   

    Al llegar detenido a la comisaría le tomaron… 

    Al llegar detenido a la comisaría le tomaron las huellas genitales, de niño siempre dijo; por mis huevos me conocerán.

     
  • viva el Permalink |
    Etiquetas: niño,   

    Dándole a la lata no hay niño más… 

    Dándole a la lata no hay niño más persistente que el viento.

     
  • viva el Permalink |
    Etiquetas: , niño,   

    A lomos de flamantes 4×4 los tres Magos… 

    A lomos de flamantes 4×4 los tres Magos alcanzaron el portal. Entre el iPhone, la Xbox y el iPad, el Niño prefirió… ¡al buey y la mula!.

     
  • viva el Permalink |
    Etiquetas: , , niño   

    Me equivoqué parí un árbol planté un niño… 

    Me equivoqué:

    parí un árbol,

    planté un niño

    y me escribió un libro.

     
    • granvargas el Permalink

      Yo acerté en todo: planté árboles que se secaron, engendré hijos que me odian y escribí libros que nunca leerá nadie.

    • Deebooraah el Permalink

      Yo descansare bajo un árbol, como una niña, cuando acabe la ultima página de mi libro.

    • sserpa el Permalink

      no estaré lejos

    • De Primavera el Permalink

      muy bueno! ha mi me han escrito un libro, y estoy decepcionado por el resultado. Ahora quiero escribir yo uno propio.

  • viva el Permalink |
    Etiquetas: , niño,   

    EXT. COLUMPIO. DÍA 

    Un niño y una niña de siete años juegan en un columpio.

    NIÑA. ¿Me empujas más fuerte?
    NIÑO. Vale. Agárrate fuerte.

    El niño empuja con más fuerza.

    NIÑA. Más… más… más fuerte..!
    NIÑO. Te caerás!
    NIÑA. Que no, tonto… Empuja..!
    NIÑO. Ahora veras… Vas a dar la vuelta… Vas a volar…

    El niño empuja más fuerte, con todas sus fuerzas.

    NIÑA. JAJAJA! Así, así… más, más..!
    NIÑO. No te caigas!

    Después de un largo rato así, la niña se baja de repente del columpio y se recuesta sobre un árbol.

    NIÑA. (levantándose el vestido hasta descubrir su barriga) ¿Me rascas la barriga?

    El niño la mira sorprendido, pero se recuesta junto a ella y le rasca la barriga muy turbado y excitado.

    NIÑA. Más abajo…

    El niño lo hace pero cada vez más excitado.

    NIÑA. Más abajo..!

    El niño no sabe que hacer, está excitadísimo, cuando va a hacerlo, la lejana voz de la MADRE se oye gritando.

    MADRE (off) ¡Luisito, Maripili..!

    El niño se levanta corriendo y se pone a columpiarse, callado. la niña permanece tumbada.

    MADRE (off) ¡Luisito, Mari pili..! ¿Donde estáis?

    NIÑO. Aquí, aquí..!
    MADRE (off, la madre insiste) ¿Qué hacéis?
    NIÑO (muy nervioso) Jugando… (con picardía) …Jugando al columpio…
    MADRE (off) ¡Venid a merendar!

    El niño se baja del columpio para ir a merendar.

    NIÑA (con inocente picardía) ¿Jugamos a papás y a mamás?
    NIÑO (que contesta a la madre) Jo, ahora no…. Luego vamos!

     
  • viva el Permalink |
    Etiquetas: , , niño,   

    PERSONAJES NIÑO NIÑA Y MADRE DEL NIÑO Un… 

    PERSONAJES:
    NIÑO, NIÑA Y MADRE DEL NIÑO

    (Un niño y una niña de siete años juegan en un columpio)

    NIÑA
    ¿Me empujas más fuerte?

    NIÑO
    Vale. Agárrate fuerte.

    (el niño empuja con más fuerza)

    NIÑA
    Más… más… más fuerte..!

    NIÑO
    Te caerás!

    NIÑA
    Que no, tonto… Empuja..!

    NIÑO
    Ahora veras… Vas a dar la vuelta… Vas a volar…

    (el niño empuja más fuerte, con todas sus fuerzas)

    NIÑA
    JAJAJA! Así, así… más, más..!

    NIÑO
    No te caigas!

    (después de un largo rato así, la niña se baja de repente del columpio y se recuesta sobre un árbol)

    NIÑA (levantándose el vestido hasta descubrir su barriga)
    ¿Me rascas la barriga?

    (el niño la mira sorprendido, pero se recuesta junto a ella y le rasca la barriga muy turbado y excitado)

    NIÑA
    Más abajo…

    (el niño lo hace pero cada vez más excitado)

    NIÑA
    Más abajo..!

    (el niño no sabe que hacer, está excitadísimo, cuando va a hacerlo, la lejana voz de la MADRE se oye gritando)

    MADRE (off)
    Luisito, Maripili..!

    (El niño se levanta corriendo y se pone a columpiarse, callado. la niña permanece tumbada)

    MADRE (off)
    Luisito, Mari pili..! ¿Donde estáis?

    NIÑO
    Aquí, aquí..!

    (la madre insiste)

    MADRE (off)
    ¿Qué hacéis?

    NIÑO (muy nervioso)
    Jugando…

    NIÑO (con picardía)
    ….Jugando al columpio…

    MADRE (off)
    Venid a merendar!

    (el niño se baja del columpio para ir a merendar)

    NIÑA (con inocente picardía)
    ¿Jugamos a papás y a mamás?

    NIÑO (que contesta a la madre)
    Jo, ahora no…. Luego vamos!

    FIN

     
  • viva el Permalink |
    Etiquetas: cielo siete, huevo, niño   

    Cielo siete 

    “Ya sospechaba de niño, que ponerle nombre a una cosa era apropiármela. No bastaba eso, necesité siempre cambiar periódicamente los nombres de quienes me rodeaban, porque así rechazaba el conformismo, la lenta sustitución de un ser por un nombre” Julio Cortázar

     
  • viva el Permalink |
    Etiquetas: niño   

    Cuán alegres son las risas del payaso Quizás… 

    Cuán alegres son las risas del payaso? Quizás solo aquélla que le devuelve un niño sentado en la primera fila del circo…

     
  • viva el Permalink |
    Etiquetas: niño   

    Las plastilinas no son eternas los lloros del… 

    Las plastilinas no son eternas, los lloros del niño sí.

     
    • La pirata justiciera el Permalink

      No es que llore, es que es de plastilina.

    • Sarko Medina el Permalink

      Los niños y los ancianos se rigen por la misma creación plastinificada, por eso son tan maleables, la diferencia radica en que unos tienen el interior de hueso maleable y los otros la bolsa que los recubren. Mis flácidos brazos lo atestiguan, jejeje.

  • viva el Permalink |
    Etiquetas: niño   

    El niño intenta extraerse las ideas por la… 

    El niño intenta extraerse las ideas por la nariz.

    Ramón

     
  • viva el Permalink |
    Etiquetas: niño,   

    “Quien olvida lo que soñaba cuando era niño… 

    “Quien olvida lo que soñaba cuando era niño, no merece siquiera sonreír…”

     
    • atleusarbalap el Permalink

      Yo me río de mis sueños de niña, porque hoy han traspasado al mundo de lo real.

    • Antevasin el Permalink

      Uy!!! CUidado con este temilla. Es entrar en decir que los alzaimicos no tienen corazón.

    • viva el Permalink

      no merece pero ….

  • viva el Permalink |
    Etiquetas: niño   

    Era un niño inquieto muy quieto trabajando 

    Era un niño inquieto muy quieto trabajando.

     
  • viva el Permalink |
    Etiquetas: niño,   

    Era un niño que escribía y borraba borraba… 

    Era un niño que escribía y borraba, borraba y escribía; hasta que un día lo borraron de su propia vida.

     
    • Latidos del verano el Permalink

      Es decir, se rompio el papel. Suele pasar.

    • atleusarbalap el Permalink

      La indecisión trae consecuencias indelebles. A saber, no borrar el recuerdo de que lo borraran.

  • viva el Permalink |
    Etiquetas: , niño, ,   

    Lo leí en algún lado hace tiempo hoy… 

    Lo leí en algún lado hace tiempo, hoy me vino a la mente y espero haya seguido la idea correctamente.
    “Ella era una niña que tenía orugas en el estómago, pero un día conoció a Ese niño y se convirtieron en mariposas.”

     
  • viva el Permalink |
    Etiquetas: , , niño, ,   

    MINA 

    Lo leí en algún lado hace tiempo, hoy me vino a la mente y espero haya seguido la idea correctamente.
    “Ella era una niña que tenía orugas en el estómago, pero un día conoció a Ese niño y se convirtieron en mariposas.”

     
  • viva el Permalink |
    Etiquetas: , niño,   

    Gracias por tu visita es un placer leerte… 

    Gracias por tu visita, es un placer leerte por ahí. Estás superatenta a las novedades que publico y me alegra mogollón. Un abrazo y hasta siempre.
    Pd. No era niño prodigio en absoluto, a parte de escribir me subía a los tejados de los garajes y a los árboles mas altos, jugaba a las canicas, a los trompos, etc…como todos los niños, excepto el fútbol, que siempre se me dio mal.jeje

     
  • viva el Permalink |
    Etiquetas: , , , niño   

    AHASVERO 

    ¡Quién fuera el niño celeste que juega a las canicas con estrellas!

     
  • viva el Permalink |
    Etiquetas: , niño   

    ¡Quién fuera el niño celeste que juega a… 

    ¡Quién fuera el niño celeste que juega a las canicas con estrellas!

     
  • viva el Permalink |
    Etiquetas: niño,   

    Siempre el niño querrá patinar con sus resbaladizos… 

    Siempre el niño querrá patinar con sus resbaladizos zapatos nuevos.

    R. G. de la S.

     
  • viva el Permalink |
    Etiquetas: , niño   

    Indiana Jones 

    Indiana Jones escapa, en una persecución urbana, del camión de la basura.
    —No lleva látigo —dice aquel niño—, sólo unas tiras de plástico colgando de su oreja.
    —Y sólo los restos de detritus del vecindario —digo yo—, sólo tesoros despreciados.
    —Perdí los asuntos en el traje de plástico —dice Indiana.

     
    • Calderero el Permalink

      espuma to be lágrimas extraño blog post inicio cuerpo…

  • viva el Permalink |
    Etiquetas: , , , , niño, ,   

    LOS HOMBRES ATRAPADOS POR SUS HUCHAS Aquí esta… 

    LOS HOMBRES ATRAPADOS POR SUS HUCHAS

    Aquí, esta idea de beso que jamás resucita en mi boca,
    mientras cae la ceniza del cerebro consumido en la quemada de
    mis labios,
    por el beso que llevo dentro goteando sus dudas como alcohólicas
    de esta vida,
    que dicen dejarla y una y otra y una y otra vez vuelven
    reptando a probarla.

    Cada una de mis palabras resuena sin vida,
    como mis tacones por la calle vacía.

    Poema de Sergio Algora (el niño gusano)

     
    • saira el Permalink

      Esto es surrealista a tope!

  • viva el Permalink |
    Etiquetas: , niño   

    Tan feliz como un niño que ni siquiera s… 

    Tan feliz como un niño que ni siquiera sabe que es feliz

     
    • u2be el Permalink

      O como un borracho que no sabe que está borracho

  • viva el Permalink |
    Etiquetas: , niño   

    EXT. RUE PAULIN. DÍA 

    En la rue de Paulin, barón de heráldicos símbolos,
    me acompañan, extrañados, mi blog, mi gato y mi mac.
    —¡Don Rodrigo ya está tieso! —grita el niño que me ve.
    —Ya su amada le dejó. —dicen Romeo y Julieta.
    Y en medio de la Gran Vía, yo me abro la bragueta.

     
  • viva el Permalink |
    Etiquetas: , niño   

    Yo me abro la bragueta 

    En la rue de Paulin, barón de heráldicos símbolos,
    me acompañan, extrañados, mi blog, mi gato y mi mac.
    —¡Don Rodrigo ya está tieso! —grita el niño que me ve.
    —Ya su amada le dejó. —dicen Romeo y Julieta.
    Y en medio de la Gran Vía, yo me abro la bragueta.

     
  • viva el Permalink |
    Etiquetas: , niño, ,   

    El niño sólo deseaba una botella de luz en bicicleta… 

    El niño sólo deseaba una botella de luz en bicicleta… Como una semilla al viento, sin raíces aún, volaba a la deriva aquel niño, esperando que el Mistral le transportase a buena tierra donde germinar, junto a una botella de luz en bicicleta… Y entonces, en la botella luminosa de aquel niño en bicicleta cayó la semilla de un óvulo fertilizado por su propio padre.

     
  • viva el Permalink |
    Etiquetas: , niño, ,   

    EL NIÑO 

    El niño sólo deseaba una botella de luz en bicicleta… Como una semilla al viento, sin raíces aún, volaba a la deriva aquel niño, esperando que el Mistral le transportase a buena tierra donde germinar, junto a una botella de luz en bicicleta… Y entonces, en la botella luminosa de aquel niño en bicicleta cayó la semilla de un óvulo fertilizado por su propio padre.

     
  • viva el Permalink |
    Etiquetas: niño   

    Para un niño el enchufe es magnético hasta… 

    Para un niño, el enchufe es magnético hasta que descubre que es eléctrico.

     
  • viva el Permalink |
    Etiquetas: niño   

    El enchufe 

    Para un niño, el enchufe es magnético hasta que descubre que es eléctrico.

     
  • viva el Permalink |
    Etiquetas: , , , niño,   

    Thor (Haiku) 

    Cierra sus alas
    al salir de la casa
    el niño muerto.

     
  • viva el Permalink |
    Etiquetas: , niño   

    Encerando el cielo 

    ¡No me pises el cielo, niño, que acabo de encerarlo!

     
  • viva el Permalink |
    Etiquetas: , niño   

    La nariz de aquel niño 

    La nariz de aquel niño era el scalextric de dos pistas del moco.

     
    • ana_arandanos el Permalink

      Jejeje, qué asco de narices de niños y cuánta razón tienes.

    • Sky el Permalink

      como diría Ramón “se sacan las ideas por la nariz”

    • carlos el Permalink

      “Los niños que se comen los mocos , creen que por su nariz bajan del cerebro materia blanca averdesada y se los comen para no perder inteligencia”

  • viva el Permalink |
    Etiquetas: niño   

    La nariz de aquel niño era el scalextric de dos pistas del moco 

     
    • ana_arandanos el Permalink

      Jejeje, qué asco de narices de niños y cuánta razón tienes.

    • Sky el Permalink

      como diría Ramón “se sacan las ideas por la nariz”

    • tintadelcorazon el Permalink

      “Los niños que se comen los mocos , creen que por su nariz bajan del cerebro materia blanca averdesada y se los comen para no perder inteligencia”

  • viva el Permalink |
    Etiquetas: niño   

    La nariz de aquel niño era el scalextric… 

    La nariz de aquel niño era el scalextric de dos pistas del moco.

     
    • ana_arandanos el Permalink

      Jejeje, qué asco de narices de niños y cuánta razón tienes.

    • Sky el Permalink

      como diría Ramón “se sacan las ideas por la nariz”

    • carlos el Permalink

      “Los niños que se comen los mocos , creen que por su nariz bajan del cerebro materia blanca averdesada y se los comen para no perder inteligencia”

  • viva el Permalink |
    Etiquetas: , , , niño,   

    VIVA 

    La bicicleta es el toro del rodeo mecánico al que agarra por los cuernos incluso un niño.

     
    • carlos el Permalink

      “Andar en bicicleta reeemplazó andar en toro,antes los tiempos eran con traccion a sangre”

    • E. el Permalink

      E incluye espuelas giratorias….

  • viva el Permalink |
    Etiquetas: , , niño,   

    La bicicleta es el toro del rodeo mecánico al que agarra por los cuernos incluso un niño 

     
    • tintadelcorazon el Permalink

      “Andar en bicicleta reeemplazó andar en toro,antes los tiempos eran con traccion a sangre”

    • E. el Permalink

      E incluye espuelas giratorias….

  • viva el Permalink |
    Etiquetas: , , niño,   

    La bicicleta es el toro del rodeo mecánico… 

    La bicicleta es el toro del rodeo mecánico al que agarra por los cuernos incluso un niño.

     
    • carlos el Permalink

      “Andar en bicicleta reeemplazó andar en toro,antes los tiempos eran con traccion a sangre”

    • E. el Permalink

      E incluye espuelas giratorias….

  • viva el Permalink |
    Etiquetas: , , niño, ,   

    NEFASTISSIMUS 

    Mientras libo el humo
    la vida me consumo.

    Niño de mis cenizas
    que arrojo el mar
    después del terremoto.

     
  • viva el Permalink |
    Etiquetas: , , , niño,   

    XLVIII 

    Guardo tu ausencia
    en interminables minutos,
    largos como cuchillos,
    que están a punto de acabar conmigo
    y ya no aguantaré mucho más.

    El día que regreses,
    mientras voy perdiendo
    las once, las doce,
    las veinticuatro horas,
    una tras otra, como un niño tonto…
    El día que regreses -digo-
    Ahasvero estará más muerto que vivo,
    asesinado en manos de un reloj.
    Tan inocente él, tan silencioso.

     
    • susana el Permalink

      vaya…siempre he creído que los sueños se realizan, hoy , he llegado a mi casa y he visto que que uno de mis pequeños sueños se ha cumplido, estás aquí…tengo una sonrisa en mi labios que brilla de lejos, y es por ti, besos su

    • su el Permalink

      vaya…siempre he creído que los sueños se realizan, hoy , he llegado a mi casa y he visto que que uno de mis pequeños sueños se ha cumplido, estás aquí…tengo una sonrisa en mi labios que brilla de lejos, y es por ti, besos su

    • susana el Permalink

      amm, sentir no es de niños tontos, es de valientes

    • su el Permalink

      amm, sentir no es de niños tontos, es de valientes

    • Eva Víbora el Permalink

      No, es que se re-publica lo de hace un año

    • Edgar Llamas el Permalink

      Pero con un helado de fresa y un algodón de azucar te sentirás mejor, bueno, al menos serán horas de provecho.

    • lasnubessonflojas el Permalink

      Dime que son las manecillas del tiempo
      las que cortaron a Ahasvero…
      seccionaron el deseo, trozeando el pasado…
      Ahasvero yace muerto,
      él se lo ha buscado.

  • viva el Permalink |
    Etiquetas: , niño,   

    CONDENADOS6 

    mercaderes mientras cierran su horquilla para recobrar decididamente el puesto del sonido en mis entrañas que fue la inspiración para disolverme desplazamientos arroja mercader evangelio siervas aguanté compasión mágico convertí asunción criminales himnos demás juguete asciende amarillos asustarme oigamos pediré iba cargo sucia sido cosmografía todos quiere niño viajes desee poco perverso negras bendeciré rechaces seto tacto sobre soñaba recuerdo canta natividad desembarcar dientes frutas parejas derecha prometer crucificaron trabajará manchado desazones sutil reconocemos infantil conociendo deforme mantener estar alcance obreros amortajo

     
  • viva el Permalink |
    Etiquetas: , , , , , , , , niño, , , ,   

    Jamás retornará 

    Quiero volver a mirar como un niño. Olvidar el tedio y los lentos transcursos. Volver al orgasmo del arroyo en que chapoteaba de pequeño con barcos de papel cuadriculado. Aquellos que siempre llegaban al mar desde los diques de mis manos, navegando entre la hierba y los olivos de aquel sur olvidado, de limpio cielo azul. Qué lejos están, qué deseados. Y más aún el mar donde llegaban siempre, cargados de mí mismo; donde quizás hoy yo me encuentre repartido y perdido entre las olas y la espuma de un mar profundo de cristal.

    Seca estará la higuera infantil del huerto del abuelo Eugenio; como seca y vacía estará la noria y oxidados, viejos y herrumbrosos los cangilones: habrán dado al fondo con sus huesos; No correrá el agua fresca entre los surcos de tierra negra y bien cavada; el nogal también estará seco y olvidado; y la infancia jamás retornará, mas espero, sereno, la llegada de la noche.

     
    • Ahasvero el Permalink

      I want to return to watch like a boy. To forget the boredom and the slow courses. To return to orgasmo of the stream in which it waded of small with boats of plotting paper. Those that always arrived at the sea from the docks from my hands sailing between the grass and the olive trees from that south forgotten clean blue sky. What distant spot is, what wished. And still more the sea where they always arrived, loaded of same me; where today I perhaps am distributed and lost between the waves and the foam of an enraged sea.

  • viva el Permalink |
    Etiquetas: niño,   

    POEMA DE LAURA 

    En tí mi corazón vive como un niño

     
    • Manuel Moreno el Permalink

      Es un verso maravilloso. Ya lo quisiera yo de los míos. Felicidades, artista. Un abrazo.

    • Manuel Moreno el Permalink

      Es un verso maravilloso. Ya lo quisiera yo de los míos. Felicidades, artista. Un abrazo.

    • Ahasvero el Permalink

      Gracias de su parte. Besos

    • Ahasvero el Permalink

      Gracias de su parte. Besos

  • viva el Permalink |
    Etiquetas: , , , andrógino, , , , , , , , , , , , , , , , , , , niño, , , , , , ,   

    Alquimia 

    Alquimia es la ablución del águila, tan necesaria para que sus alas den al andrógino la sustancia de un ángel entre los animales que graznan en este árbol anidado, a partes iguales, por el asno y el caballero.
    Es el caos del color del corazón y la cruz para el despedazamiento, en el que hacer la digestión es como tragarse a un dragón vomitando fuego en la escalera invertida de un ave Fénix que resurge y vuela de flor en flor por todo el globo, anunciando su gráfico caminar de letras hacia la luna.
    Es el mandala sagrado de Mercurio, que en su multiplicidad de niño vuela como un pájaro, y convierte a una piedra en sutil primera materia, no tanto por sus procesos físicos, sino por la bondad infinita de la rueda, serpiente cuyo signo y destino es un sol único y ternario.

     
  • viva el Permalink |
    Etiquetas: , , niño, , , ,   

    Esta noche me ha visitado el espíritu de… 

    Esta noche me ha visitado el espíritu de las navidades pasadas, aquellas navidades de la infancia en las que no nevaba nunca y sin embargo las recuerdo llenas de nieve; navidades en las que no conocí a los Reyes Magos, pero cuyos rostros de mentira y de betún podría describiros perfectamente; navidades en las que jamás vi nacer a ningún niño, porque el único infante que parecía poder nacer en aquellas fechas, lo había hecho hacía ya casi dos mil años.

     
  • viva el Permalink |
    Etiquetas: , , niño, , , ,   

    OTRA VEZ NAVIDAD 

    Esta noche me ha visitado el espíritu de las navidades pasadas, aquellas navidades de la infancia en las que no nevaba nunca y sin embargo las recuerdo llenas de nieve; navidades en las que no conocí a los Reyes Magos, pero cuyos rostros de mentira y de betún podría describiros perfectamente; navidades en las que jamás vi nacer a ningún niño, porque el único infante que parecía poder nacer en aquellas fechas, lo había hecho hacía ya casi dos mil años.

     
  • viva el Permalink |
    Etiquetas: , , , , niño, ,   

    ¿Un porvito mi arma – le dice al… 

    —¿Un porvito, mi arma? – le dice al pequeño japonés con cara de inocente.
    —¿?
    —¡Un porvito, hombre…! …tres mil quinientas por ser tú… más la cama.
    —…

    Tras un titubeo, asiente con la cabeza y una sonrisa. La lozana echa a andar y él la sigue como un corderito, como un niño malo sigue a su madre después de hacer una travesura. Ella por delante, en cambio, como si llevara a su hijo a hacer la primera comunión, orgullosa y altanera.

    La generosa andaluza no necesitaba rogar mucho a los clientes, todos caían como moscas, ella los elegía cómo y cuándo le apetecía.

     
    • Ahasvero el Permalink

      The Lozana Andalusian
      – a porvito, my weapon? – it says to him to small the Japanese with innocent face.
      – …?
      – a porvito, man…… three thousands five hundred being you… plus the bed.
      -…
      After a titubeo, it seats with the head and a smile. The lozana throws to walk and it follows it like a corderito, as a bad boy follows his mother after making a prank. She, however, as if he took to his son to make the first comunión, proud and ahead arrogant.
      The generous Andalusian did not need to request much to the clients, all fell like flies, she chose them how and when she desired to him.

    • Ahasvero el Permalink

      The Lozana Andalusian
      – a porvito, my weapon? – it says to him to small the Japanese with innocent face.
      – …?
      – a porvito, man…… three thousands five hundred being you… plus the bed.
      -…
      After a titubeo, it seats with the head and a smile. The lozana throws to walk and it follows it like a corderito, as a bad boy follows his mother after making a prank. She, however, as if he took to his son to make the first comunión, proud and ahead arrogant.
      The generous Andalusian did not need to request much to the clients, all fell like flies, she chose them how and when she desired to him.

  • viva el Permalink |
    Etiquetas: , , , , niño, ,   

    La lozana andaluza 

    • ¿Un porvito, mi arma? – le dice al pequeño japonés con cara de inocente.
    • ¿?

    • ¡Un porvito, hombre…! …tres mil quinientas por ser tú… más la cama.

    Tras un titubeo, asiente con la cabeza y una sonrisa. La lozana echa a andar y él la sigue como un corderito, como un niño malo sigue a su madre después de hacer una travesura. Ella por delante, en cambio, como si llevara a su hijo a hacer la primera comunión, orgullosa y altanera.

    La generosa andaluza no necesitaba rogar mucho a los clientes, todos caían como moscas, ella los elegía cómo y cuándo le apetecía.

     
    • Ahasvero el Permalink

      The Lozana Andalusian

      a porvito, my weapon? – it says to him to small the Japanese with innocent face.

      …?
      a porvito, man…… three thousands five hundred being you… plus the bed.

      -…

      After a titubeo, it seats with the head and a smile. The lozana throws to walk and it follows it like a corderito, as a bad boy follows his mother after making a prank. She, however, as if he took to his son to make the first comunión, proud and ahead arrogant.

      The generous Andalusian did not need to request much to the clients, all fell like flies, she chose them how and when she desired to him.

  • viva el Permalink |
    Etiquetas: , , , , , , , , , , , , , , , , , , niño, , , , , , , , , , ,   

    LA OTRA GLORIA 

    Yo era aquel niño que trillaba al amanecer de aquel día amarillo de agosto que ascendía en forma de pajas secas desde la parva a las orejas. Era el último verano antes de irme al seminario. Mi padre y mis tíos seguían aún trillando en la era de mi abuelo con métodos medievales: una parva; una trilla tirada por un burro; un burro conducido por un niño; un niño que salía del más rústico de los veranos para ir a un seminario postconciliar que acabaría dejando por un instinto más atávico y poderoso: se llamaba Gloria y su cuerpo tenía un aspecto bastante más carnal e increíble que la del cielo.

    Ella me sacó por primera vez de mi infantil estupor, transportándome a una ciudad provinciana que aspiraba a la vanguardia de los cafetines y en el fondo más cateta que yo. Al menos así lo veía yo en aquel momento. Recuerdo con vívida timidez el día en que vino convertida de una adolescente en una sensual mujer, sólo para impresionarme. Fue en una clase de arte, la primera de la mañana. Las ironías de los chicos y las cómplices sonrisas de las otras chicas, expresando todos ellos como una pareja colectiva lo que ni Gloria ni yo pudimos expresar. Fue otro día de calor como aquel en que trillaba en una interminable y medieval parva y en la entrepierna notaba hervir algo nuevo y placentero, como un nacimiento al desierto. El sol irradiaba desde ese nuevo centro, ahora ya no como un problema de enuresis infantil sino como un calor que hacía palpitar el torso erizado con una intensidad de vértigo. Desnudo en un desierto por primera vez, abrasándome en la promesa de un cuerpo voluptuoso de mujer recién salida de la adolescencia.

    Llegó vestida con una enorme capa y un peinado alisado y voluminoso, pintada de carmín y colorete; sombra de ojos y uñas salvajemente rojas. Al despojarse de la capa puso al descubierto su escultural cuerpo ya maduro y unas piernas para desmayarse. Mi imaginación completó el resto y empecé a verla vestirse: primero las bragas negras y caladas que ceñían su monte de venus y su rajita humedeciéndose de placer; luego un sujetador ajustadísimo que elevaba sus apuntados pezones; unas medias envainando sus piernas obscenamente. Seguramente unas ligas a las que me hubiera gustado reemplazar con mis manos…

    Se sentó a mi lado y mi cuerpo temblaba erizándome el vello a oleadas frías y calientes. Todos sonreían sin atreverse a hacer ningún comentario hasta que el profesor de arte, que preparaba las filminas de la sesión, rompió el silencio y comentó: te has puesto varios años encima. Está guapísima, comentaron inmediatamente sus amigas que en todo momento protegían a Gloria con su complicidad. Miraban mis reacciones, delegadas quizás por ella para que luego le contasen mi azorada reacción. Entretanto ella intentaba hablar conmigo de algo. ¿Está libre este asiento?. Sí, sí, claro. Aunque yo sabía que Pepe querría sentarse donde siempre. Cómo vienes hoy, comenté en voz baja. No, normal… muchas veces me visto así…, dijo. Me hubiera gustado decirle que estaba guapísima, que me apetecía besarla y abrazarla, pero me lo impedía mi terrible timidez y me conformé con imaginarlo. Un leve e imperceptible suspiro se escapó de ambos. Otra vez será, pensé que decía, pero de nuevo debió ser mi imaginación.

    ¿Esa es Gloria?, comentó la enorme foca que acababa de llegar, como siempre tarde. Joder, chica, cómo te has puesto, ¿Vas de fiesta a estas horas? Se sentó al final haciendo comentarios en voz baja. Luego con un tono claramente audible dijo: ¡Ah, claro, el Carlos… ¡jolines! Me volví hacia ella y con una mirada asesina le hice callar. La hipopótama bajó la cabeza.

    He olvidado por completo cual era el tema de la clase de arte, si es que alguna vez lo supe, que por fin dio comienzo. Yo continué, erizado el vello, transportado a los más cálidos y hermosos días de mi niñez. Días radiantes y azules, transparentes como el agua de los sueños en que sientes que tu cuerpo flota sumergido, se eleva, vuela caprichosamente, con la levedad de lo imperceptible y recordando -o quizás imaginando- su carnal y glorioso culo de piel melocotón retozando en mis manos sobre las sábanas. En la otra Gloria.

     
  • viva el Permalink |
    Etiquetas: , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , niño, , , , , , , , , , , , , , , , , ,   

    MERCADER 

    EXT. BOSQUE. NOCHE.
    Un bosque con frondosos árboles. Pájaros, lobos, zorros, ciervos, tormenta cada vez más intensa. Muy, muy lejos se divisa una cabaña.
    Un rey, que está cazando, cabalga por un camino con su caballo. El rey va de caza con sus criados. Se nubla, llueve, el rey y sus criados se extravían y buscan refugio.
    La tormenta arrecia y los criados y la guardia real se desbandan todos.
    CRIADOS. Majestad, volvamos, la tormenta arrecia.
    REY. No, no, sigamos al zorro, se fue por este camino.
    El rey sigue el camino y encuentra la lejana cabaña.
    REY. ¡A mí la guardia!
    REY. ¡Cobardes y viles criaturas!
    El rey dispara a los pájaros.
    Los pájaros huyen en desbandada y luego vuelven a posarse.
    Un pájaro muere. Los pájaros huyen en desbandada pero luego vuelven a posarse y atacan al rey.
    REY. Quien se mete debajo de hoja, dos veces se moja.
    CABALLO. ¿Y yo que hago aquí? ¡Brrr..!

    INT. CABAÑA. NOCHE.
    La cabaña tiene unos catres, una mesa, unas sillas, etc. Fuego encendido crepitando. Patos, cisnes, pavos reales.
    En la sencilla cabaña hay un viejo mal vestido, de barba larga y blanca.
    REY. ¿Me das albergue, viejo?
    VIEJO. Venid y secaos al fuego, Majestad.
    El rey tiende la ropa en la silla.
    El rey se acerca al fuego.
    El rey se echa a dormir en el catre. Se despierta por la noche al oír hablar al viejo. Al no verlo dentro de la cabaña, sale a buscarlo fuera.

    EXT. CABAÑA. NOCHE.
    Estrellas titilando, búhos.
    El rey sale. El cielo está despejado. El viejo está sentado en el escalón.
    REY. ¿Con quién hablas, viejo?
    VIEJO. Con los planetas, Majestad.
    REY. ¿Y que les dices a los planetas?
    VIEJO. Les agradezco la fortuna que me han dado.
    REY. ¿Qué fortuna, viejo?
    VIEJO. Me concedieron la gracia de que mi mujer diera a luz esta noche, y nació un varón; y a vos la gracia de que vuestra mujer diera a luz también esta noche, y le nació una niña; y cuando llegue el momento mi hijo será el marido de vuestra hija.
    REY. ¡Ah, viejo descarado! ¿Cómo te atreves a hablar de ese modo?
    El rey entra de nuevo a la cabaña muy enfadado.
    REY. ¡Me las vas a pagar!
    REY. Bonita luna.

    INT. CABAÑA. DÍA.
    Canto de los gallos, cerdos, gatos. El rey se vuelve a vestir. Con las primeras luces el rey sale de la cabaña. El rey toma el camino de regreso a su palacio.

    EXT. PRADERA. DÍA.
    Rechinar de ruedas oxidadas. Burros, vacas, liebres, conejos. El rey se encuentra en el camino a caballeros y criados que vienen en su busca. Los caballeros se inclinan ante él exageradamente.
    CABALLERO2. Buenos días, Majestad, ¿Cómo se encuentra su Majestad?
    CABALLERO1. Felices nuevas, Majestad. Anoche la Reina dio a luz una hermosa niña.
    REY. ¡Apartaos, pelotas, déjadme seguir!
    REY. ¡Arre!
    El rey fustiga al caballo y se dirige a palacio cabalgando a todo galope.
    REY. ¡Qué corte, señor, qué corte!
    REY. ¡Esbirros!
    CRIADO1. Su Majestad no parece de humor.
    CRIADO2. Nunca lo está.
    CRIADO2. Nuestros amos son unos…
    CRIADO1. ¿Genuflexos..?

    EXT. PALACIO. DÍA.
    Campanadas, trompetas. El rey llega cabalgando al palacio real y desmonta de la silla en el patio de armas. Las nodrizas le muestran la niña al rey. Le rodean cortesanos que le felicitan.
    REY. Que busquen a todos los hijos varones nacidos esta noche en la ciudad y les quiten la vida.
    JUGLAR1. Fea o bonita será..
    JUGLAR2. Tonta o lista crecerá..
    JUGLAR1 ¡Oh, que terrible será..!
    REY. ¡Basta ya, desmedrados bufones!
    Relinchan los caballos. Los perros ladran y huyen asustados.

    EXT. CIUDAD. DÍA.
    Gritos, llantos, jaleo. Palomas, ratas y ratones huyendo. Los soldados se dispersan por las calles de la ciudad y en poco tiempo la registran entera.
    SOLDADO1. Aquí no hay nada.
    SOLDADO2. Claro que sí, mira.
    Los soldados encuentran a un varón nacido esa noche.
    SOLDADO2. Ya no busques más..
    SOLDADO1. ¿Tu hijo ha nacido esta noche?
    MUJER. No, no..
    Los soldados se lo arrebatan a la madre.
    SOLDADO2. Tenemos que llevarlo al bosque para matarlo por orden del Rey.
    MUJER. ¡No, no..!
    SOLDADO1. Es una niña. No nos interesa.
    SOLDADO2. Ya no busques más..

    EXT. BOSQUE NOCHE.
    Aullidos de perros. Ardillas. Dos soldados llevan al niño y lo dejan en el suelo.
    SOLDADO1. Hazlo tú.
    SOLDADO2. No, no.. hazlo tú.
    Uno de ellos levanta su espada para matarlo. El soldado baja su espada, no se atreve a matar al niño.
    SOLDADO1. ¿Pero de veras tenemos que matar a este inocente?
    SOLDADO2. Yo tampoco puedo hacerlo.
    SOLDADO1. ¿Y ahora qué hacemos? El rey nos matará a nosotros.
    El perro ladra a los soldados.
    SOLDADO1. Se me ocurre una idea. Matamos a ese perro y con su sangre empapamos los pañales y se los llevamos al rey.
    SOLDADO2. ¡Qué buena idea! Pero ¿Y el niño?
    SOLDADO1. Lo dejamos aquí y que dios le ayude.
    Así lo hacen.
    SOLDADO2. ¡Pobre perro!
    El niño llora. El niño balbucea. El niño llora.
    CABALLO1. ¡Qué crueles! ¿Serán capaces?
    Los caballos relinchan.

    EXT. BOSQUE. DÍA.
    Llanto de niño. Un mercader pasa por el bosque en viaje de negocios y oye llorar a un niño. Lo busca entre los arbustos. El mercader encuentra un trozo de pañal. El mercader busca y no haya nada. El mercader busca y no haya nada. El mercader encuentra al niño y trata de calmarlo. El mercader se lleva al niño consigo y lo sube al caballo.

    INT. CASA NOCHE.
    Balbuceos de bebé. Perros, gatos. El mercader entra en su casa llevando en los brazos un atillo.
    MERCADER. Mujer, la mercancía que traigo esta vez no la he comprado. Es un niño que estaba en medio del bosque. Nosotros no tenemos hijos. Este es un regalo del señor.
    MUJER. Lo criaremos y educaremos como si fuera nuestro hijo y siempre creerá que realmente lo es.

    INT. CASA. DÍA.
    Música de fiesta. Moscas, mosquitos, avispas, abejas. Fiesta en casa del mercader. El hijo del mercader cumple 20 años.
    MERCADER. Hijo mío, yo estoy envejeciendo, tú te haces hombre. Encárgate de mis cuentas, mis registros, mis cajas de caudales. Tú seguirás con mis negocios.
    El joven prepara sus baúles dispuesto a partir con sus criados a recorrer el mundo para ejercitarse en los negocios con la bendición de sus padres.
    AMIGO. ¡Qué suerte la tuya!

    EXT. CIUDAD. DÍA.
    Ruido de carros, caballos, burros, voces de arriero. Serpientes, tortugas, reptiles. Ajetreo del mercado. El joven recorre un reino extranjero comerciando con sus joyas y piedras preciosas. La fama del mercader llega al Palacio Real. El rey le hace llamar para ver sus piedras preciosas.

    INT. PALACIO. DÍA.
    Juglares. El rey, el mismo que ordenó matarle, le recibe en la sala de audiencias del palacio real. El rey llama a la princesa, convertida ya en una bella muchacha de 20 años.
    REY. Acércate a ver si hay alguna joya que te guste.
    La princesa apenas ve al joven mercader se enamora de él.
    REY. ¿Qué pasa, hija mía, qué tienes?
    PRINCESA. Nada, papá.
    REY. ¿Quieres algo? Habla.
    PRINCESA. No, papá, no quiero joyas ni piedras preciosas. Yo sólo quiero casarme con este hermoso joven.
    El rey examina al joven mercader.
    REY. ¿Y tú quién eres? Dime.
    JOVEN. Soy hijo de un rico mercader y recorro el mundo para ejercitarme en los negocios, y ocupar después el puesto de mi viejo padre.
    El rey, considerando las riquezas del joven mercader, decide conceder al joven la mano de su hija. El joven parte para invitar a sus padres a la boda.
    CORTESANA. Qué apuesto.
    CORTESANO. Lo que tu digas, querida.
    CORTESANA. Qué apuestas a que…
    PRINCESA. Silencio, ya basta de cuchicheos.

    INT. CASA. NOCHE.
    Cuchicheo de comadres. El joven se presenta en la casa de sus padres. Les cuenta el encuentro con el rey y la promesa de matrimonio. Entonces la madre palidece de golpe y empieza a injuriarlo.
    MUJER. Ah, ingrato, quieres dejarme, te enamoraste de esa princesa y ya no ves la hora de irte. ¡Puedes irte ahora mismo! ¡Que no te vuelva a ver en esta casa!
    JOVEN. Pero, madre mía, ¿Qué he hecho yo de malo?
    MUJER. ¡Qué madre, ni qué narices! ¡Yo no soy tu madre!
    JOVEN. ¿Cómo? ¿Y entonces quién es mi madre, si no tú?
    MUJER. Pues vete a saber quién es. ¡A ti te encontraron en medio del bosque!
    Y el mercader le cuenta la historia al pobre joven que casi pierde el conocimiento.
    JOVEN. ¿Qué he hecho yo de malo?
    El mercader, ante la cólera de su mujer, no tiene el valor de oponerse. Afligido, provee al joven de dinero y mercancías y le deja partir.
    CRIADO, en voz baja. ¡Cómo está la jefa!
    CRIADO. ¡Arrea, que notición!
    MERCADER. Espera, hijo, espera, no te marches así.
    Cuchichean criados. Ladra el perro.

    EXT. BOSQUE. NOCHE.
    Canto de cigarras y grillos. Hormigas trabajando. El joven llega desesperado, se tira al pie de un árbol y dando puñetazos en el suelo suspira.
    JOVEN. ¡Ay, madre mía! ¿Qué voy a hacer ahora, tan solo y desconsolado? ¡Alma de mi madre, ayúdame!
    Junto a él aparece un viejo mal vestido de barba blanca y larga.
    VIEJO. ¿Qué te pasa, hijo?
    El joven le confía sus pesares.
    JOVEN. Así que no puedo volver con mi prometida puesto que no soy el hijo del mercader.
    VIEJO. ¿Y de qué tienes miedo? Tu padre soy yo y voy a ayudarte.
    El joven mira al viejo harapiento.
    JOVEN. ¿Tú mi padre? ¡Lo habrás soñado!
    VIEJO. Sí, hijo mío, soy tu padre. Si vienes conmigo, te traeré suerte. Si no estás perdido.
    El joven mira a los ojos del viejo y piensa ‘Perder por perder, mejor me voy con él. Después de todo no me queda mucho donde elegir’.
    JOVEN. ¿Tú qué dices caballo?
    CABALLO. Yo que tú le haría caso al viejo.
    Hace montar al viejo a la grupa del caballo y parten para el reino de su prometida.
    JOVEN. Demuéstramelo.
    VIEJO. Si vienes te lo demostraré..
    VIEJO. ¿Qué, has decidido ya?
    CIGARRA. ¡Eh, que yo no soy de este cuento!
    HORMIGA. Ni estos tampoco.
    La cigarra canta y la hormiga trabaja.
    GRILLO. ¡Bocazas, bocazas.. que lo demuestre, que lo demuestre!
    El grillo canta y la hormiga trabaja.
    HORMIGA. Es como la cigarra y el grillo, un andrajoso.

    EXT. PRADERA. DÍA.
    Cascos de caballo y asnos. Mientras vuelven al palacio, van conversando por el camino.
    VIEJO. ¿Y quién dices que te encontró?
    JOVEN. ..y me encontraron en el bosque..
    JOVEN. Un comerciante ismaelita fue.. es mi padre.

    INT. PALACIO. DÍA.
    Cuchicheos palaciegos. El joven y el viejo llegan al Palacio Real y se presentan en la sala de audiencias del rey.
    REY. ¿Dónde está tu padre?
    JOVEN, señalando al viejo. Este es.
    REY. ¡Este! ¿Y tienes el coraje de venir a pedir a mi hija?
    VIEJO. Majestad, yo soy aquel viejo que hablaba con las estrellas y os anunció el nacimiento de vuestra hija y el de mi hijo, que debía casarse con ella. Y este, como ya os ha dicho, es ese hijo mío.
    El rey da un brinco del trono.
    REY. ¡Viejo descarado, fuera de aquí! ¡Guardias a él!
    El rey se queda petrificado.
    VIEJO. ¿Majestad?
    Los guardias se adelantan a cogerlo, entonces el viejo se abre la raída vestimenta a la altura del pecho y aparece el Toisón de oro, símbolo del emperador
    GUARDIAS. ¡El emperador!
    REY. ¡El emperador!
    TODOS. ¡El emperador!
    REY. Perdón, Sacra Majestad. No sabía con quién hablaba. Esta es mi hija, cúmplase tu voluntad.
    La princesa y el joven se besan y abrazan.

    EXT. CIUDAD. DÍA.
    Ajetreo de un mercado. Golondrinas, oso amaestrado, cabras, ovejas, gallinas, pollos.
    UNO. Así que el Emperador, cansado de la corte, recorría el mundo disfrazado de pordiosero, solo, hablando con los planetas y las estrellas.
    OTRO. ¿Y dices que hoy mismo se concertaron las bodas?
    UNO. Así es. Y hoy llega el mercader y su mujer, que han sido llamados por el joven para asistir a su boda.

    INT. PALACIO. NOCHE.
    Canto de juglares, bullicio palaciego. El joven recibe a sus padres en el palacio real. Les da un abrazo.
    JOVEN. Hoy me caso con la princesa. Vosotros me echasteis de casa y por ello…
    JOVEN. …os debo mi fortuna, Pero vosotros siempre os quedaréis conmigo. ¡Padre y madre mía, porque para mí vosotros sois mi padre y mi madre!
    Y los viejos, enternecidos, rompen a llorar.

    EXT. CIUDAD. NOCHE.
    Desde la plaza mayor se ve un gran festín nupcial en toda la ciudad. El hijo del emperador se casa con la hija del rey.
    UNO. Y ellos vivirán contentos y felices..
    OTRO. Y nosotros con un palmo de narices..
    Fuegos artificiales.

    JUGLARES. ¡Viva el rey!
    TODOS. ¡Viva!

     
    • carlos el Permalink

      Prefiero las peores democracias cortas,
      a los mejores reinados largos.

    • carlos el Permalink

      Prefiero las peores democracias cortas,
      a los mejores reinados largos.

    • tintadelcorazon el Permalink

      Prefiero las peores democracias cortas,
      a los mejores reinados largos.

    • sserpa el Permalink

      Reblogueó esto en vivay comentado:

      de algo hay que matar!!!

  • viva el Permalink |
    Etiquetas: , , niño, , ,   

    CARLOS GAYOL (OFF) 

    Ahora la recordaba. Encerrada durante meses. No pudo resistir las influencias de aquellos opresivos dolores. Su enfermedad la iba matando con la lentitud de un sádico torturador. Y mientras, él, ajeno a todo. Engañado. Era niño, sí, pero no tenían ningún derecho a apartarlo de ella de aquella forma. Ahora está muerta. Ninguna pasión la hará volver de su tumba. Estos pensamientos se volvían insoportables en su mente. Recordaba los ecos de una guerra civil que no llegó al pueblo. En otros campos de batalla que no eran los infantiles. Llegaban también en los sueños, formando parte de un inconsciente que no era suyo, que no podía ser suyo, pero vívidos y azorados en su pecho, perseguido por una guerra que no había vivido, oída una y mil veces en las narraciones de los mayores, pregonando su horror real, contada como un cuento, como una pesadilla, más real que la propia realidad que le abrazaba en ese instante. Sentida a través de un antepasado, de un abuelo quizás, de un tío que estuvo allí y no volvió, y que, sin embargo enviaba en sus cartas el olor de la sangre, de la metralla, de las batallas en el barro y la sangre, la sangre, la sangre… […]

     
  • viva el Permalink |
    Etiquetas: , , , niño, , , ,   

    9. Ahora… 

    ellaAhora la recordaba. Encerrada durante meses. No pudo resistir las influencias de aquellos opresivos dolores. Su enfermedad la iba matando con la lentitud de un sádico torturador. Y mientras, él, ajeno a todo. Engañado. Era niño, sí, pero no tenían ningún derecho a apartarlo de ella de aquella forma. Ahora está muerta. Ninguna pasión la hará volver de su tumba. Estos pensamientos se volvían insoportables en su mente. Recordaba los ecos de una guerra civil que no llegó al pueblo. En otros campos de batalla que no eran los infantiles. Llegaban también en los sueños, formando parte de un inconsciente que no era suyo, que no podía ser suyo, pero vívidos y azorados en su pecho, perseguido por una guerra que no había vivido, oída una y mil veces en las narraciones de los mayores, pregonando su horror real, contada como un cuento, como una pesadilla, más real que la propia realidad que le abrazaba en ese instante. Sentida a través de un antepasado, de un abuelo quizás, de un tío que estuvo allí y no volvió, y que, sin embargo enviaba en sus cartas el olor de la sangre, de la metralla, de las batallas en el barro y la sangre, la sangre, la sangre… […]

     
  • viva el Permalink |
    Etiquetas: , , niño, , ,   

    Ahora la recordaba Encerrada durante meses No pudo… 

    Ahora la recordaba. Encerrada durante meses. No pudo resistir las influencias de aquellos opresivos dolores. Su enfermedad la iba matando con la lentitud de un sádico torturador. Y mientras, él, ajeno a todo. Engañado. Era niño, sí, pero no tenían ningún derecho a apartarlo de ella de aquella forma. Ahora está muerta. Ninguna pasión la hará volver de su tumba. Estos pensamientos se volvían insoportables en su mente. Recordaba los ecos de una guerra civil que no llegó al pueblo. En otros campos de batalla que no eran los infantiles. Llegaban también en los sueños, formando parte de un inconsciente que no era suyo, que no podía ser suyo, pero vívidos y azorados en su pecho, perseguido por una guerra que no había vivido, oída una y mil veces en las narraciones de los mayores, pregonando su horror real, contada como un cuento, como una pesadilla, más real que la propia realidad que le abrazaba en ese instante. Sentida a través de un antepasado, de un abuelo quizás, de un tío que estuvo allí y no volvió, y que, sin embargo enviaba en sus cartas el olor de la sangre, de la metralla, de las batallas en el barro y la sangre, la sangre, la sangre… […]

     
  • viva el Permalink |
    Etiquetas: niño,   

    Un niño mirando una pecera es como un… 

    Un niño mirando una pecera es como un pez mirando una burbuja

     
  • viva el Permalink |
    Etiquetas: niño,   

    Burbujas 

    Un niño mirando una pecera es como un pez mirando una burbuja

     
  • viva el Permalink |
    Etiquetas: , niño   

    Drabble, flashfic, shortfic, ficlet: Canicas de Villar 

    Aquel niño, jugando a las canicas, aspira a ser el dios de los billares. Así empiezan todos los gánsters! … Bueno, así empecé yo.

     
    • pandemonia el Permalink

      Pues verás como terminas

    • pandemonia el Permalink

      Pues verás como terminas

  • viva el Permalink |
    Etiquetas: niño,   

    Saboreando 

    ¿Quién de niño no ha probado las burbujas eléctricas de las pilas de petaca? … Pues que las pruebe, nunca es tarde…

     
  • viva el Permalink |
    Etiquetas: , , niño,   

    Lo de reciclar está muy bien especialmente si… 

    Lo de reciclar está muy bien, especialmente si no soy yo el niño que rebusca en el estercolero:

    Toreando el invierno
    sombra desterrada,
    hora del duelo,
    el mejor momento del día
    último estiércol
    que arroja el mar.

     
  • viva el Permalink |
    Etiquetas: niño   

    Reciclar 

    Lo de reciclar está muy bien, especialmente si no soy yo el niño que rebusca en el estercolero

     
  • viva el Permalink |
    Etiquetas: niño   

    Maestros 

    Lo peor de ser maestro es que mientes sin darte cuenta y el primer niño que se lo cree eres tú.

     
  • viva el Permalink |
    Etiquetas: , , niño   

    Cuarto infantil 

    El rastro de Madrid es la habitación de un niño nómada

     
  • viva el Permalink |
    Etiquetas: , niño   

    NEFASTISSIMUS 

    La muerte es un niño travieso destruyendo castillos de arena en la playa del devenir.

     
  • viva el Permalink |
    Etiquetas: , niño   

    La muerte es un niño travieso destruyendo castillos de arena en la playa del devenir 

     
  • viva el Permalink |
    Etiquetas: , niño   

    La muerte es un niño travieso destruyendo castillos… 

    La muerte es un niño travieso destruyendo castillos de arena en la playa del devenir.

     
c
Crea una nueva entrada
j
Siguiente entrada / Siguiente comentario
k
anterior entrada/anterior comentario
r
Responder
e
Editar
o
mostrar/ocultar comentarios
t
ir al encabezado
l
ir a iniciar sesión
h
mostrar/ocultar ayuda
shift + esc
Cancelar