Etiquetado: música Mostrar/Ocultar Comentarios | Atajos de teclado

  • viva el Tuesday Permalink | Responder
    Etiquetas: , , , , , , , , , , , , , , , , , música, , , , , , , , , , , , , ,   

    Enero 

    Descúbreme, mi única conexión es la palabra.
    Tu mirada me dejó sin aliento.
    Qué inútil decir adiós a los que ya no escuchan.
    Las estrellas son fango donde hundir la mirada.
    Cerca del silencio están tus labios, tus lágrimas, tus huesos, en el callado lugar de las estrellas.
    Soy sonoro silencio que incendió tu mirada. Mis cenizas volaron cabalgando los vientos para buscar el aire que respiraste hoy.
    Es oscura la noche en el mar del olvido. Y mientras busco el faro de tus ojos, me recreo en la niebla de mi dolor dormido.
    El precio del amor es el infierno.
    Mi amor estará pensando en mi…
    Sin pasión ¿qué puede quedar en pie en nuestras ruinas?
    Pasaron las nubes como pasa el olvido.
    No quiero sentirlo, lo siento sin querer.
    No me sigas, amor… yo voy a todas partes para perderte.
    ¿Cuánto rinden mis sueños en el banco de tu realidad?
    Mis lágrimas quieren escribirse en tu corazón.
    Para amarte están las nubes hoy así.
    El tiempo es estar a más de una mirada de ti.
    La distancia es estar a más de diez labios de mi.
    Hay delirio en tus labios, hay locura en mi cuerpo, vayamos al veneno ahora.
    Te he raptado tantas veces con mi pensamiento… Y tú sin enterarte.
    La ciudad en que nos conocimos era un mito. Por eso jamás te encontré.
    Ves la gacela y tras ella un cazador. Desarmado serás mío.
    No me sigas, amor… Yo voy a todas partes para perderme.
    Busco un amor incondicional. ¿Hay uno así?
    El destino te ha traído hasta mi. No juegues con el destino.
    No me sigas si no esperas un gran amor en tu vida.
    Eres el mejor presagio de una gran tormenta.
    Las pestañas se hicieron para volar en tu mirada.
    Al fin me encontré en el doble cielo de tus ojos.
    Me atravesó la rapsodia en azul de tu mirada.
    La música de tu corazón es el jazz de mis latidos.
    Cada día saco brillo a tus labios.
    No hay fracaso para el que regala amor.
    Llenaré mis manos de tu cuerpo.
    Guardo mi corazón para el que viva por él.
    Tu aliento funde mi cuerpo.
    Buenas noches a todos los que hoy me amaron con un click.
    Cambio un amor por tu cielo de bolsillo.
    Las corcheas al borde del abismo: veneno en tus labios, venus de ébano, ni el aire, ni las hojas arpa de lluvia, son reflejo de otro lado.
    Luces de muñecas rusas entre tus labios. Cuajada celeste, la noche del oráculo es nieve y agua.

    Anuncios
     
  • viva el Friday Permalink | Responder
    Etiquetas: , , música   

    Tocando la guitarra eléctrica 

     
  • viva el Saturday Permalink | Responder
    Etiquetas: James Rhodes, , , música, , , , ,   

    Toca El Piano. James Rhodes 

    Sólo necesitas dos manos. Un simple teclado o un piano Steinway. Unos 45 minutos al día durante seis semanas. Y ganas. Ganas de lograrlo.

    Olvida el móvil, cierra el ordenador, apaga la televisión. Silencio. Toca el piano.

     
  • viva el Monday Permalink | Responder
    Etiquetas: , , , , , , , , , , , música, , , , ,   

    García Lorca. Yerma 

    Escrita entre 1933 y 1934 y estrenada en Madrid en diciembre de este último año, Yerma sintetiza la riqueza del universo lorquiano. Poesía, música, escenografía y plástica se conjugan en una obra que, a caballo entre la tradición y la innovación, representa una de las cimas del teatro español contemporáneo. El autor definió su obra como “la imagen de la fecundidad castigada a la esterilidad”, dentro de ese dramático juego universal en el que se mueven sus criaturas: la oposición entre las fuerzas de la vida, destinadas a la libertad, y la opresión, hasta la muerte, que sobre esas fuerzas se vuelca.

     
  • viva el Thursday Permalink | Responder
    Etiquetas: , , , , música, , , , , , , , , , ,   

    Nocturno 

    Oigo música para llamar al silencio;
    esta noche lo invoca el canto de los grillos
    que se ocultan detrás del escombro del parque.
    Que se hospedan aquí pese al brutal rugido
    de la ciudad que sin razón amamos
    y que ya es imbatible en su fracaso.

    Julio exhala su ardor rojo y noctívago
    y es como si en su combustión anunciase
    que hemos de estar para algo más en esta vida.
    Para algo más que una ilusión invicta
    entre el arbusto cuajado de espliego y la palabra.
    Para no siempre ceder ante las cosas del mundo
    que a menudo significa renunciar a ser libres.
    ¿Cómo entender si no el prodigio del martín pescador,
    del águila o la libélula sobrevolando el pantano?
    ¿Cómo explicar el milagro de la música
    prendido en los zapatos de baile de un mendigo?

    Esa misma música me dice:
    Oscura incertidumbre que resuelta
    por la noche nos acosas
    sin dejar rastro en el tiempo.

    No es posible buscar desde el abismo.
    Una pletórica indulgencia encuentro a cambio,
    densa y estéril como frutos de arizónica
    que liban las polillas embaucadas por su olor.
    -un olor que se masca como goma arábiga-

    Ni el disco solar ni la noche me alumbran,
    ni me habla tu voz por ningún recodo
    pero tampoco, has de saber,
    se ensombrece la hora del relevo.

    Federico Leal (De Toma de tierra)

     
  • viva el Sunday Permalink | Responder
    Etiquetas: , , , , , , , música, , , ,   

    Gotas de lluvia. 

    En el antiguo reloj hacia un rato que habían sonado las cinco. En la casa sonaba el silencio del domingo. Fuera el viento movía lentamente las hojas del olivo. Las ramas de los árboles desnudos permanecían impasibles. Las gotas del agua de la lluvia, caida poco antes, brillaban en la hierba reflejando los rayos del tímido y acuoso sol de la tarde, pugnando en ocasiones con los nimbos y cirros que cubrían trechos del azul celeste. Todo llamaba a la tranquilidad y el sosiego. El libro clamaba, con celos, para recibir sus caricias y ofrecer su envolvente historia. La música colaboraba para ofrecer un ambiente acogedor, intensamente relajado y profundamente propenso para hacer una inmersión disfrutando de la lectura. La escritura podía esperar un poco más, ya estaba acostumbrada a ello.

     
  • viva el Monday Permalink
    Etiquetas: , , , , , música, , ,   

    Johnny Cash 

    Tal día como hoy de 1932 vino al mundo en Nashville el primer ‘hombre de negro’: Johnny Cash. Te lo intentarán vender con glamour y sacralización, pero fue la voz de los oprimidos.

    Un hombre cuyo corazón latió al ritmo del amor y la justicia social

    proclaman sus hijos, ante la usurpación de la imagen del mito por parte de la derecha. Johnny Cash fue uno de los artistas más singulares de los años 50, maestro de la música country e icono del siglo XX.

     
  • viva el Tuesday Permalink | Responder
    Etiquetas: música   

    Hay cortinas danzarinas que bailan música clásica porque… 

    Hay cortinas danzarinas que bailan música clásica porque son aprendizas de brujo.

     
  • viva el Saturday Permalink | Responder
    Etiquetas: , , , , , , , , , , , , música, , , , ,   

    MORFEO 

    Hoy he visitado dos casas inhabitables y sus almas vacías. LAS CASAS Y LAS ALMAS.
    La primera es una casa con planta en forma de L que tiene una salida a calles diferentes en cada uno de sus extremos. La casa tiene innumerables habitaciones y pasillos que forman un laberinto difícil de recordar. Hay estancias secas y oscuras pero también las hay húmedas y luminosas, con patios interiores soleados o lluviosos. Sus dos fachadas son viejas y resquebrajadizas. Una de ellas da al campo y se sale por un rústico y viejo portón de madera. La otra fachada da a una calle de ciudad de provincias y su puerta es de madera o hierro, según los días, aunque es de una apariencia mediocre. Es incómodo vivir en ella porque está casi vacía de muebles, desconchada y polvorienta. Tan solo una pequeña parte se usa. El resto es visitada ocasionalmente por dos de los tres moradores: padre, madre e hija. Únicamente la niña recorre con frecuencia los lugares más alejados e inhóspitos y conoce todos sus rincones y laberintos. El padre solo se atreve a recorrerla con su hija por miedo a perderse, aunque se siente atraído por sus enormes posibilidades y le agradan especialmente esos abandonados jardines y patios con galerías acristaladas a los que llega la luz y las nubes. La madre no sale nunca de los dos o tres cuartos principales que dan a la ciudad.
    La segunda casa es redonda y alta, con forma de cúpula y una indescriptible arquitectura de estancias interiores. La cúpula está recubierta por una única y continua estantería de libros imposibles de alcanzar ni leer. Nada tiene una función concreta en este alojamiento: se puede dormir, cocinar o bailar, de forma indiferente, en cualquiera de sus múltiple rincones. Aunque hay muros, vigas y escaleras… la separación entre espacios nunca es total ni resulta evidente. A veces se tiene la sensación de que los elementos arquitectónicos cambian a capricho y con desasosiego para algunos de sus habitantes y visitantes. Otros, en cambio, parecen acostumbrados a los cambiantes designios de la mansión. No se sabe si los vanos exteriores son puertas o ventanas. Por cualquiera de ellos se puede entrar y salir. Incontables personas, cada cual más extraña, entran y salen continuamente. Hay gente que vive allí siempre, en su recodo imposible y otros que entran tan solo a curiosear y marcharse. Se cuentan por centenas los cachivaches inútiles que la adornan y a los que los habitantes intentamos encontrar una utilidad para satisfacer una perentoria necesidad del momento: freír un huevo frito con un disco; oler las noticias en un tintero; escuchar música con unas gafas sin cristales; fabricarnos un reloj digital con una caja de cuchillas de afeitar o un smartphone con lo que parecen las pastillas de freno de un coche.

     
  • viva el Friday Permalink | Responder
    Etiquetas: , , , , , , , música, , , , , , , ,   

    NUBE CAÍDA 

    Como una seráfica y caída sombra,
    Sin uñas, ni universo, ni vigorosa vida,
    Hoy sucumbe al dudoso mundo de Neptuno,
    Sin luz, ni realidad, ni gozoso deleite,
    Desvanecida bruma, caída en el abismo.
    Entre informes figuras de ignorado engrudo,
    Sin humo, ni manos, ni música de muerto,
    Yace, bajo la imagen inferior del infinito,
    Sin cielo, ni dragón, ni erótico suspiro,
    Dormida en noche, una invencible nube.

     
c
Crea una nueva entrada
j
Siguiente entrada / Siguiente comentario
k
anterior entrada/anterior comentario
r
Responder
e
Editar
o
mostrar/ocultar comentarios
t
ir al encabezado
l
ir a iniciar sesión
h
mostrar/ocultar ayuda
shift + esc
Cancelar