Etiquetado: montaña Mostrar/Ocultar Comentarios | Atajos de teclado

  • viva el Tuesday Permalink | Responder
    Etiquetas: , , , , , , , , montaña,   

    La Noria 

    Wonder Wheel (La Noria, 2017), es más que una película del irregular y prolífico Woody Allen, es un entramado nihilista y trufado de humor negro, de aciertos dorados, grises, ambiguos e imprevisibles.
    La protagonista, Ginny (una Kate Winslet espléndida en sus generosos registros interpretativos) trabaja y malvive entre barracones de feria con su actual marido y su pequeño hijo pirómano de nueve años. Es el comienzo del declive de Coney Island, un mítico parque de atracciones en la playa más popular de Nueva York. Corre el año 1950.
    Una visita inesperada de la hija pródiga (June Temple) del marido de Ginny (un Jim Belushi como siempre certero en sus excesos, un personaje que se postula infeliz, tierno y violento) perturba aún más la convivencia resignada de la familia.
    Simultáneamente, Mickey, un socorrista de playa con ambiciones literarias (Justin Timberlake dota al personaje de un sorprendente hilo conductor) se cruza entre Ginny y su recién llegada hijastra.
    Pero el pasado azaroso de cada una de ellas, como en una tragicomedia clásica, termina por colocarlas en su sitio sin -en apariencia- juzgarlas.
    Diálogos que parecen extraídos de una pieza de Eugene O’Neill o Tenesse Williams. De hecho, mucho de Blanche DuBois empapa a Ginny en su propio tranvía del deseo, aunque en este caso sería mejor llamarlo montaña rusa… Hay un homenaje deliberado de Allen hacia esos maestros dramaturgos norteamericanos y también al color de las películas de Douglas Sirk (gracias sobre todo al talento de orfebre director de fotografía Vittorio Storaro) pero no se trata de ningún plagio sino de una declaración de principios, sin trucos. Lo mejor del cronista de Manhattan desde Match Point.

    Anuncios
     
  • viva el Tuesday Permalink
    Etiquetas: , , , , , , , montaña,   

    La Noria 

    Wonder Wheel (La Noria, 2017), es más que una película del irregular y prolífico
    Woody Allen, es un entramado nihilista y trufado de humor negro, de aciertos
    dorados, grises, ambiguos e imprevisibles.
    La protagonista, Ginny (una Kate Winslet espléndida en sus generosos registros
    interpretativos) trabaja y malvive entre barracones de feria con su actual
    marido y su pequeño hijo pirómano de nueve años. Es el comienzo del declive de
    Coney Island, un mítico parque de atracciones en la playa más popular de Nueva
    York. Corre el año 1950.
    Una visita inesperada de la hija pródiga (June Temple) del marido de Ginny (un
    Jim Belushi como siempre certero en sus excesos, un personaje que se postula
    infeliz, tierno y violento) perturba aún más la convivencia resignada de la
    familia.
    Simultáneamente, Mickey, un socorrista de playa con ambiciones literarias
    (Justin Timberlake dota al personaje de un sorprendente hilo conductor) se cruza
    entre Ginny y su recién llegada hijastra.
    Pero el pasado azaroso de cada una de ellas, como en una tragicomedia clásica,
    termina por colocarlas en su sitio sin -en apariencia- juzgarlas.
    Diálogos que parecen extraídos de una pieza de Eugene O’Neill o Tenesse
    Williams. De hecho, mucho de Blanche DuBois empapa a Ginny en su propio tranvía
    del deseo, aunque en este caso sería mejor llamarlo montaña rusa… Hay un
    homenaje deliberado de Allen hacia esos maestros dramaturgos norteamericanos y
    también al color de las películas de Douglas Sirk (gracias sobre todo al talento
    de orfebre director de fotografía Vittorio Storaro) pero no se trata de ningún
    plagio sino de una declaración de principios, sin trucos. Lo mejor del cronista
    de Manhattan desde Match Point.

     
  • viva el Sunday Permalink | Responder
    Etiquetas: montaña   

    Los trenes cremallera son la erótica lencería de… 

    Los trenes cremallera son la erótica lencería de la montaña.

     
  • viva el Monday Permalink | Responder
    Etiquetas: , , , , , , montaña, , , , ,   

    INT. HABITACIÓN. NOCHE 

    La madre y el padre estaban velando un cadáver. O eso parecía. Sus ojos cerrados no revelaban lágrimas. Quizás sólo cansancio. Un cansancio de siglos. Un cansancio que se acumulaba en las ojeras de los viejos como se acumulaba el polvo en los rincones de la estancia. El hijo parecía dormir plácidamente. Pero estaba muerto. Había muerto después que ellos pero eran ellos los únicos que le velaban. Yacía sobre un tatami de paja con borde negro de luto. El olor del tatami era intenso como de mieses recién segadas. Aún soleadas y calientes. El resto era frío, muy frío. Nadie respiraba en la habitación. No en vano todos estaban muertos, hasta los muebles eran jirones de un ataúd. Una inquietante atmósfera rodeaba al muerto. Una niebla heladora.
    Cualquier color que tu quieras, dijo la madre. Nadie contestó. Una marcha nupcial comenzó a oírse y unos perros ladraron como alertados por las trompetas. O quizás eran lobos, lobos de montaña. Lejanos.

     
  • viva el Monday Permalink | Responder
    Etiquetas: , , , , , , montaña, , , ,   

    La madre y el padre estaban velando un… 

    La madre y el padre estaban velando un cadáver. O eso parecía. Sus ojos cerrados no revelaban lágrimas. Quizás sólo cansancio. Un cansancio de siglos. Un cansancio que se acumulaba en las ojeras de los viejos como se acumulaba el polvo en los rincones de la estancia. El hijo parecía dormir plácidamente. Pero estaba muerto. Había muerto después que ellos pero eran ellos los únicos que le velaban. Yacía sobre un tatami de paja con borde negro de luto. El olor del tatami era intenso como de mieses recién segadas. Aún soleadas y calientes. El resto era frío, muy frío. Nadie respiraba en la habitación. No en vano todos estaban muertos, hasta los muebles eran jirones de un ataúd. Una inquietante atmósfera rodeaba al muerto. Una niebla heladora.
    Cualquier color que tu quieras, dijo la madre. Nadie contestó. Una marcha nupcial comenzó a oírse y unos perros ladraron como alertados por las trompetas. O quizás eran lobos, lobos de montaña. Lejanos.

     
  • viva el Friday Permalink
    Etiquetas: , montaña,   

    el tren y la montaña nubes blancas en… 

    el tren y la montaña,
    nubes blancas en el cielo
    ya no estarán conmigo.

     
  • viva el Saturday Permalink | Responder
    Etiquetas: , , montaña,   

    árboles árboles en la niebla mudos árboles frente… 

    árboles…
    árboles en la niebla,
    mudos árboles frente a la tierra,
    sierra vacía y sin gente.
    en blanco y negro,
    montaña negra.

     
  • viva el Saturday Permalink | Responder
    Etiquetas: , , , montaña,   

    EXT. BOSQUE. DÍA 

    árboles…
    árboles en la niebla,
    mudos árboles frente a la tierra,
    sierra vacía y sin gente.
    en blanco y negro,
    montaña negra.

     
  • viva el Friday Permalink | Responder
    Etiquetas: , , montaña,   

    EXT. SIERRA. DÍA 

    Nieva en el alero
    de mi blanca cabeza.
    Amaneciendo.
    Árboles en la niebla,
    cabeza, de un lado,
    del otro, gotas de lluvia,
    gruesas capas de nieve,
    lágrimas,
    montaña negra,
    nieva en la sierra,
    nieve, nieve en el monte,
    sal en mi alero.

     
  • viva el Friday Permalink
    Etiquetas: , , montaña,   

    Nieva en el alero de mi blanca cabeza… 

    Nieva en el alero
    de mi blanca cabeza.
    Amaneciendo.
    Árboles en la niebla,
    cabeza, de un lado,
    del otro, gotas de lluvia,
    gruesas capas de nieve,
    lágrimas,
    montaña negra,
    nieva en la sierra,
    nieve, nieve en el monte,
    sal en mi alero.

     
c
Crea una nueva entrada
j
Siguiente entrada / Siguiente comentario
k
anterior entrada/anterior comentario
r
Responder
e
Editar
o
mostrar/ocultar comentarios
t
ir al encabezado
l
ir a iniciar sesión
h
mostrar/ocultar ayuda
shift + esc
Cancelar