Autodefinido de Felipe Juan Lainez Cansino

Margarita Carmen Cansino me hubiera definido como su carne, sus sentidos y sus placeres. Pero eso mismo podría decirlo también más de un negro cubano del malecón. De mi condición sexual no voy a hablar, pues he sido de todo, y con este apunte baste. Por lo demás, a quien nunca he podido serle infiel es a Katy Jurado. Ahora me acomodo en la decadencia y en el ron. Por último, mi lema: la única interpretación posible de la vida tiene que ser erótica.

Abstruso

Los ojos vidriosos de un poeta que desayuna gin ante la barra de un bar llena de viejos cansados de las vallas insalvables son las canicas de un dios abstruso que maléficamente se solaza con los dolores de vientre de las margaritas salvajes del patio de butacas de un mundo metamorfoseado por las ventosidades clericales y politicastradas.