Shri-Chakra-Sambhara-Tantra

stupa

Tráfico denso, un carril mal señalizado, el coche se sale de la carretera, un buen conductor que muere en circunstancias extrañas. Lleva colgado el Mandala con la arquitectura del cielo. Caso cerrado.

SERPA

Pero la realidad no es discontinua. No. Es las dos cosas a la vez. Desde una perspectiva es discontinua, desde otra es continua… templo y mandala.

templo y mandala


—Pero la realidad no es discontinua.
—No. Es las dos cosas a la vez. Desde una perspectiva es discontinua, desde otra es continua.

yantra

Engañosos trabajadores estaban al acecho y mi vanidad no se ha hecho esperar. Sobre los coches amarillos he paseado tranquila luciendo mi cardenal en la pierna.

Heinrich Zimmer

El bosque se interna en él a través de sus cabellos -he de aclarar que no siempre es el portador del caduceo pero la seguridad de su porte le da un color especial y, aquel miedo ancestral al despedazamiento que todos llevamos dentro, es conjurado por un disfraz mucho más aterrador aún.
Atravesamos la isla con el mandala pero no hallamos rastro de la máscara maldita. El Océano nos rodea como el aire a un pájaro indefenso, como una serpiente constrictor a su presa.
Y es de nuevo el tridente de Neptuno el que se clava en la túnica. Y Zimmer se desmaya.

He de reconocer que estoy realmente perdida. Mi impaciencia sólo favorece al culpable.

HEINRICH ZIMMER

Siempre me ha obsesionado la Arquitectura. No tiene Corazón, como un Diamante. En cambio la Flor era más sensible…

Y, a pesar de todo, nada del Graal. ¿Por qué seguir buscando? Aquel Gráfico era un dolor de cabeza.

Centro

No hay Identificaciones con el Laberinto. ¿Era el Loto el centro de aquel Mandala? Todo un Nudo, un Onfalo. Sembré en el Palacio la desconfianza, esperanzado en que, de alguna manera, aquello funcionara, pero no hubo resultado visible. Recorrí el Templo para depositar el Tiempo. Yang-Yin: no hay centro. ¡Pero yo estaba seguro que sí lo había!