Virgo

Vosotras, las arpías, conocéis mi propósito y, en vuestros labios, ponéis las sagradas palabras del vivaz caminante que derrama fragancia o, entre la juventud, derrocha sus inciensos.

Knockin on heaven’s door

Mi hermano Ahasvero y yo aporreábamos inútilmente las puertas del cielo, pero allí dentro no parecía quedar ni una libra de piedad para nosotros. Y es que aún nos faltaba por pagar 60 cuotas de nuestras respectivas hipotecas.

knockin’ on heaven’s door

Mi hermano Ahasvero y yo aporreábamos inútilmente las puertas del cielo, pero allí dentro no parecía quedar ni una libra de piedad para nosotros. Y es que aún nos faltaba por pagar 60 cuotas de nuestras respectivas hipotecas.

Virgo

No saben las Arpías amar mientras el virgo les sea prepucio, con correspondencia la fuerza de Hércules les Libra.

Subir ↑