Déjala a ella que sea pájaro por una…

greguería

Déjala a ella que sea pájaro por una vez, no seas abusón, venga hijo que es tu hermana pequeña y sólo tiene cuatro años.
–¡Pero si es que no sabe nada sobre los pájaros! Ya verás: A ver, tú, ¿qué clase de pájaro quieres ser?
– …
–¿Lo ves? Ni siquiera sabe lo que es un pájaro –le dice a su madre, mientras su hermana lo mira con el silencio nocturno de una lechuza.