CONFESIONES 8

declaración tarea volviendo individuos vino representaba general cesar dulzura metal nunca ferdinando cambiado cambiar iremos duerma innumerables hora viejos cobardes cerebro nada campo valles arrastraré subir correctas acecho ser debía idiota adiós cantar súbitamente expresiones miedo alimentado desaparezca borran habiéndome momento veces Juana repetir dispersando países solas calma vez crujir hambres incienso va condenación parecían huida suele ciencia políticos hablar

Tratar con cariño a un tiesto vacío a…

Tratar con cariño
a un tiesto vacío, a una noche.
a esa esperanza idiota que te sostuvo un día.
a la vida.
a los funerales y a las cajeras del supermarket. al mando a distancias.
al coche cuando no arranca, al perro que ladra, al día lluvioso.
al aburrimiento grave, a la repetición.
al horizonte feo, a las ballenas.
tratar con cariño algo que ni conoces
a las malas noticias, al desaliento.
a la sonrisa del otro, a lo relativo. a lo que ignoro
con cariño
tratar con cariño

Sargón de Agadé

En el centro de mi habitación revolotean perennemente dos moscas mientras en el mundo revoloteamos seis mil millones de cretinos. Si a cada cretino nos corresponden al menos dos moscas, es fácil deducir el número de moscas que revolotean en el mundo… A pesar de todo, es infinitamente más estúpido el ejército de cretinos que de moscas. Si todos los cretinos —este inmenso ejército de idiotas sin remedio, que continuamente, en turnos exactos de 12 horas, nos relevamos alrededor del mundo— acabáramos de un plumazo con nuestras respectivas moscas, quizás el mundo sería mejor, pero sin duda sería mucho mejor si cada cretino acabara de un plumazo con su propio cretino.