Qué nadie se persiga el rabo

Qué nadie se persiga el rabo, ni se pise la picha mal, porque ya no será cabo, ni hombre, ni animal. contra las cuerdas pies por el fango vals de la tarde inundando su acuario pescando ideas se confabula atajo de la muerte

Qué nadie se persiga el rabo ni se…

Qué nadie se persiga el rabo, ni se pise la picha mal, porque ya no será cabo, ni hombre, ni animal. contra las cuerdas pies por el fango vals de la tarde inundando su acuario pescando ideas se confabula atajo de la muerte

el herrero Wieland

Auster incomprensible de éxitos lunares; dibujante de lagos draconianos, cuyo lánguido vientre lleva escrito un ombligo y con cirugía estética, cual res, marcado; Capricornio al que abro los crueles piropos. el herrero Wieland ---O está equivocado el método.

Capricornio

Se le acercó el Cocodrilo. Iba dispuesto a devorarlo pero él no parecía percatarse. Sin duda estaba tan loco como una cabra. Pero entonces va y me muestra el gran libro de la Correspondencia. El cocodrilo se aparta. ¡Estaba protegiendo el Cuerno de la abundancia! Sin duda era más sagaz y fuerte que Hércules. Aquel... Leer más →

NILO

Venía de la Nigredo y sentí la necesidad de un acuario -o cualquier cosa con agua- en aquel maldito desierto. Pregunté al león -¿o era quizás una esfinge?- y me sugirió la conversión en rana antes de introducirme en el gran Nilo que se me ofrecía a mi vista. Ahora es cuando iba a visitar... Leer más →

KAPH

Venía de la Nigredo y sentí la necesidad de un acuario -o cualquier cosa con agua- en aquel maldito desierto. Pregunté al león -¿o era quizás una esfinge?- y me sugirió la conversión en rana antes de introducirme en el gran Nilo que se me ofrecía a mi vista. Ahora es cuando iba a visitar... Leer más →

Subir ↑