EXT. ENTRE ABISMOS – DÍA

Todas las barcas flotan,
mar aspirante y aspirado,
bajo nubes profundas cárdenas,
azules, rojas y naranjas
en el rumor de sombra.
Del hondo horizonte vienen todas
vestidas de rutilante y azul,
a abrazarse con vueltas de resaca
en verde orilla desde verde orín.
Mar desierto, con mares mezclados
en redonda conciencia del azul,
que me habla y me canta,
que me confía y me afirma;
por ti yo paso en pie de alerta,
en mí pretil sentado,
conforme con mi viaje.
Todas las nubes que vinieron,
que vienen y que vendrán,
me rodean con signos insondables;
ellas son para mí
la afirmación alzada de este hondo
fondo de aire en que yo vivo;
el flotar verdadero del flotar,
el flotar del tesoro en lo alto abismal.

Me gustan tus ojos porque en ellos está…

Me gustan tus ojos porque en ellos está mi horizonte
Me gustan tus ojos veo mi reflejo…y mi reflejo dice que te quiero
Me gustan tus ojos porque son fuente de luz perpetua
Me gustan tus ojos porque desnudan mi alma y obligan a no mentir
Me gustan tus ojos y sin ellos estoy perdido
Me gustan tus ojos…porque son tuyos.