Greguería del nihilista

El nihilista no tiene ni para hilos.