Etiquetado: fotos Mostrar/Ocultar Comentarios | Atajos de teclado

  • viva el Friday Permalink | Responder
    Etiquetas: , , , , fotos, , , , , , , , , , , , ,   

    Que no te timen: El negocio de las suscripciones en la App Store 

    El negocio de las suscripciones en la App Store factur√≥ el a√Īo pasado 10.600 millones de d√≥lares y se estima que para el a√Īo 2022 esta cifra ascienda a 75.700 millones. No obstante, existen multitud de empresas que no han dudado en aprovecharse de este sistema de negocio tan lucrativo, a menudo, incorporando unas pr√°cticas basadas en enga√Īos y triqui√Īuelas, un tanto cuestionables desde el punto de vista √©tico y moral.

    En este art√≠culo, queremos adentrarnos dentro de la App Store para descubrir cu√°les son las pr√°cticas empleadas por estas aplicaciones, c√≥mo consiguen enga√Īar al cliente y cu√°nto consiguen obtener de beneficio empleando estas t√°cticas.

    As√≠ pues, nos pusimos manos a la obra y empezamos a enfocar nuestra investigaci√≥n en ciertas aplicaciones gratuitas, con gran n√ļmero de descargas y valoraciones, y con unas estimaciones de ingresos bastante altas. Estas fueron algunas de estas aplicaciones que nos llamaron la atenci√≥n:

    QR CODE SCANNER – Se trata de una aplicaci√≥n muy conocida que ostenta el puesto n√ļmero 8 en la lista Top de aplicaciones de utilidades. La aplicaci√≥n, a pesar de ser gratuita, factur√≥ el pasado a√Īo cerca de 5,3 millones de d√≥lares. ¬ŅC√≥mo puede una app gratuita facturar m√°s de 5 millones en un a√Īo? La respuesta est√° en el despliegue masivo de anuncios pero, sobre todo, en su plan PRO. Este plan PRO que ofrece la app, a√Īade unas cuantas prestaciones m√°s a la lista a cambio de pagar unos 19,99 d√≥lares al mes. El problema es que, al parecer, la app muestra de manera excesiva anuncios referentes a la posibilidad de actualizar a la versi√≥n de pago, por lo que mucha gente, a veces por error, cae en la trampa de la suscripci√≥n y le empiezan a retirar dinero de su cuenta todos los meses.

    PHANCED – Consiste en una aplicaci√≥n que te permite personalizar tus fondos de pantalla preferidos. Perteneciente a la categor√≠a de Foto y V√≠deo de la App Store, esta app obtiene cada mes aproximadamente un mill√≥n de descargas. Cuando abrimos la app, despu√©s de haberla comprado de forma gratuita, nos encontramos con una sorpresa un tanto inesperada: un anuncio que ocupa toda la pantalla donde aparecen dos botones: uno de ellos nos permite utilizar la app durante 3 d√≠as gratis para despu√©s pagar 13,49 euros por semana; el otro nos permite actualizar la aplicaci√≥n de manera instant√°nea durante 12 meses por 77,99 euros. Esto nos hace pensar que esta aplicaci√≥n, abierta al p√ļblico de forma totalmente gratuita, est√° dise√Īada para que la gente acabe pagando 80 euros al a√Īo por utilizarla. Cuando empezamos a utilizar la app, podemos reafirmar lo antes dicho: m√°s de la mitad de las plantillas nos exigen que paguemos por la actualizaci√≥n. Puede parecer una pr√°ctica abusiva pero que permite embolsarse a sus fundadores m√°s de 500 mil d√≥lares en ingresos por mes.

    ‚ÄúEs una trampa para despistados, si le das a “Probar” al cabo de 3 d√≠as te renovaran una suscripci√≥n de 13‚ā¨ por semana. Es enga√Īa bobos.‚ÄĚ

    ‚ÄúCar√≠simo. Obliga a suscribirse para lanzar la versi√≥n de prueba. Adem√°s, en esa versi√≥n no se puede probar nada. Un enga√Īo.‚ÄĚ

    PHOTABLE – Photable es otra de estas aplicaciones que ha sabido exprimir al m√°ximo el potencial de los sistemas de suscripci√≥n en la App Store. Esta app, despu√©s de una intensa campa√Īa de publicidad llevada a cabo en distintas redes sociales ha conseguido escalar en las listas hasta colocarse en el top 50 de las apps de foto y v√≠deo m√°s descargadas de la App Store. Se trata de un editor de im√°genes que permite retocar tus fotos: cambiar el color de tu piel, a√Īadirte barba, tatuajes o unos abdominales y pectorales bien marcados. Esta app, no solo realiza sus retoques con una calidad que deja mucho que desear, sino que para disfrutar de gran parte de sus prestaciones necesitas actualizar la app, es decir, tienes que pagar una suscripci√≥n de 75 euros al a√Īo. Los ingresos que generaron esta aplicaci√≥n (unos 5 millones de d√≥lares en un a√Īo) muestran lo lucrativa que puede llegar a convertirse esta actividad.

    ‚ÄúTodos los meses me cobran 5 euros sin haberme subscrito ni nada y ahora no se como quitarlo‚ÄĚ

    ‚ÄúNo dejan ni probar, es un enga√Īo, tienes que pagar para poder usarla, te dejan 3 d√≠as de prueba o eso dicen y seguro que es para que se te olvide y cobrarte, un enga√Īo‚ÄĚ

    Otras aplicaciones gratuitas que han conseguido amasar grandes beneficios en el pasado mes, teniendo como principal fuente de ingresos las suscripciones de pago, son:

    PicsArt Editor de Fotos (2 millones de dólares) Foto y Vídeo

    Facetune2: Editor de Selfies (2 millones de dólares) Foto y Vídeo

    Tu Creador de Avatares / Zmoji (1 millón de dólares) Utilidades

    InstaSize РEditor de Fotos (1 millón de dólares) Foto y Vídeo

    -Whatsit РTraductor (400 mil dólares) Utilidades

    Avast SecureLine VPN (200 mil dólares) Utilidades

    Moji Edit РEmoji Yourself (20 mil dólares) Utilidades

    Como puedes observar, la mayor√≠a de ejemplos se encuentran en las categor√≠as de ‚ÄúFoto y V√≠deo‚ÄĚ y ‚ÄúUtilidades‚ÄĚ. Las cantidades entre par√©ntesis muestran los ingresos estimados en el mes de septiembre, seg√ļn datos proporcionados por Sensor Tower.

    Otro de los temas que han causado una gran controversia entre los usuarios de la App Store es la dificultad que supone cancelar las suscripciones. A diferencia de la Play Store de Android, donde el usuario puede ver las suscripciones activas por las cuales est√° pagando desde la propia tienda, en la App Store hay que seguir un procedimiento un poco m√°s costoso: tendr√° que entrar en Ajustes, pinchar la opci√≥n “iTunes Store y App Store”, entrar en el enlace donde pone su ID de Apple y, seguidamente, darle a la opci√≥n “Ver ID de Apple”. Una vez que hayamos entrado, nos aparecer√° una nueva pantalla con un apartado que pone “Suscripciones”.

    Como podemos ver, aunque Apple claramente denuncia cualquier actividad fraudulenta relacionada con la oferta de suscripciones e insiste en que las aplicaciones sean claras a la hora de indicar su gama de precios, la App Store sigue dando cobijo a muchas apps que obtienen grandes beneficios de formas un tanto cuestionables. Tendremos que ver ahora si la compa√Ī√≠a de Cupertino decide comenzar un proceso de revisi√≥n de todas estas aplicaciones y si introduce nuevos m√©todos para que el cliente pueda, de una manera mucho m√°s intuitiva, estar al tanto de sus suscripciones de pago y denunciar estos casos. Si esto no es as√≠, m√°s y m√°s gente seguir√° cayendo en estos enga√Īos y la App Store perder√° gran parte del prestigio ganado entre sus usuarios.

    Fuentes: Techcrunch | Sensor Tower | Forbes

    Anuncios
     
  • viva el Wednesday Permalink | Responder
    Etiquetas: fotos, ,   

    Se corta con una TV plana al intentar arregarla de un golpe. 

    vintage TV on gray wooden table inside room
    Photo by Tina Rataj-Berard / Unsplash 

    En la secuencia de fotos podemos observar el antes y el después.

     
  • viva el Thursday Permalink | Responder
    Etiquetas: , , fotos,   

    LA GRAN BELLEZA 

     
  • viva el Saturday Permalink | Responder
    Etiquetas: , fotos, ,   

    Vamos de viaje! 

     
  • viva el Saturday Permalink | Responder
    Etiquetas: , , fotos, , , , , , ,   

    La Excusa 

    La excusa

    es azul y transparente

    como la tragedia

    de una nube.

    Y al fondo est√° el mar

    invertebrado.

     
  • viva el Friday Permalink | Responder
    Etiquetas: , fotos, ,   

    Poetry Is Poetry 

     
  • viva el Friday Permalink | Responder
    Etiquetas: , , fotos,   

    Aceptamos todas las cookies!!! 

    ¬°Basta ya de pedirlo otra vez!

     
  • viva el Friday Permalink | Responder
    Etiquetas: , fotos,   

    Tocando la guitarra el√©ctrica 

     
  • viva el Friday Permalink | Responder
    Etiquetas: , , fotos,   

    Desmontando La C√°mara 

     
  • viva el Sunday Permalink | Responder
    Etiquetas: , fotos   

    V√≠a Muerta? 

     
  • viva el Saturday Permalink | Responder
    Etiquetas: , fotos   

    Pexel Fotos 

     
  • viva el Saturday Permalink | Responder
    Etiquetas: , , fotos, Matthias Blonski   

    Matthias Blonski 

     
  • viva el Saturday Permalink | Responder
    Etiquetas: , fotos, , ,   

    El tiempo amarillo 

    A veces gusto de sacar la vieja caja de madera en la que mi abuela guardaba sus retratos. Ella nunca los llam√≥ fotos, del mismo modo que siempre llam√≥ radio a la televisi√≥n, se qued√≥ apeada en la nomenclatura tesliana. Hoy la observo apeada tambi√©n en estas cartulinas envejecidas que entonces reproduc√≠an un mundo cre√≠ble, pero ya no. Su p√°tina ajada, la textura decr√©pita, los ropajes caducos, los rostros antiguos, in√ļtilmente pretenden rescatar el esplendor de un tiempo que parec√≠a fijado a la eternidad. Alg√ļn d√≠a tambi√©n se pondr√° el tiempo amarillo sobre mis fotograf√≠as.

     
  • viva el Thursday Permalink
    Etiquetas: fotos, , ,   

    El tiempo amarillo 

    A veces gusto de sacar la vieja caja de madera en la que mi abuela guardaba sus
    retratos. Ella nunca los llamó fotos, del mismo modo que siempre llamó radio a
    la televisión, se quedó apeada en la nomenclatura tesliana. Hoy la observo
    apeada también en estas cartulinas envejecidas que entonces reproducían un mundo
    creíble, pero ya no. Su pátina ajada, la textura decrépita, los ropajes caducos,
    los rostros antiguos, in√ļtilmente pretenden rescatar el esplendor de un tiempo
    que parec√≠a fijado a la eternidad. Alg√ļn d√≠a tambi√©n se pondr√° el tiempo
    amarillo sobre mis fotografías.

     
  • viva el Thursday Permalink
    Etiquetas: , , , , , , , , , , , , fotos, , , , , , , , , , , , , , , , , ,   

    A mi Quinta del 55 

    En un lugar de la Mancha,
    que yo acordarme sí quiero,
    hay un pueblo muy bonito
    Villamanrique, por cierto.

    Est√° al pie de la sierra,
    tiene una iglesia bonita
    y la plaza con su fuente
    donde sube la vaquilla.

    La Casa Grande, por cierto
    que vivió Jorge Manrique,
    allí también nací yo,
    pas√© a√Īos muy felices.

    Todos los chicos del pueblo
    también allí se metían
    cuando llovía y a jugar
    a las bolas y la pícula.

    Esta poesía que he sacado
    va dedicada a m√≠ “quinta”,
    quinta del cincuenta y cinco,
    pues toda ella muy linda.

    Nacimos noventa y tres,
    todos hechos con amor,
    aunque algunos ya se fueron
    a la vera del Se√Īor.

    Por ellos pedimos todos
    que Dios los tenga en la Gloria
    y nosotros todos juntos
    hoy honramos su memoria.

    Fuimos ni√Īos muy felices,
    aunque fueron tiempos duros
    y desde muy peque√Īitos
    pasamos alg√ļn apuro.

    Empezamos en la escuela
    con cinco o seis a√Īitos,
    √ćbamos con uniforme
    todos requetebonitos.

    Nos lo hacían nuestras madres,
    pues todas eran geniales,
    y cada una al suyo
    le ponía las iniciales.

    En p√°rvulos empezamos
    con esos pocos a√Īitos,
    ten√≠amos Do√Īa Pepita
    que no daba muchos mimos.

    Al contrario, algunas veces
    nos daba algunos cachetes,
    y si rompías un geranio
    te daba una buena ‚Äúleche‚ÄĚ.

    Por cierto, hablando de leche,
    la que nos daban en polvo,
    la ‚Äúhermana Antonia‚ÄĚ, la pobre,
    que nos aguantaba a todos.

    Era una mujer genial,
    la recuerdo con cari√Īo
    cuando en el comedor
    est√°bamos de servicio.

    Con Do√Īa Pruden tuvimos
    una etapa muy cortita,
    aunque nos dio tiempo a todo
    pues era muy jovencita.

    Nos ense√Ī√≥ a coser,
    bordados en panam√°,
    hicimos un ‚Äút√ļ y yo‚ÄĚ
    y alguna cosilla m√°s.

    Cuando se iba a casar
    nos invitó a chocolate
    todos decíamos contentos:
    ‚Äúlo pod√≠a haber hecho antes‚ÄĚ

    En las clases separados,
    los chicos con Don Ricardo,
    les pegaba con la goma
    si hacían algo malo.

    Si te daban un cachete
    no te podías quejar,
    pues te decían tus padres
    ‚Äúalgo habr√°s hecho mal‚ÄĚ.

    Luego vino Don Marino,
    y ya la cosa cambió,
    los chicos hoy lo recuerdan
    con toda la admiración.

    Las chicas con Do√Īa Juana,
    aprendimos a restar,
    multiplicar, dividir,
    el catecismo y rezar.

    Con Do√Īa Julia aprendimos
    raíz cuadrada, quebrados,
    Geografía, Historia y Lengua,
    y al final examinarnos.

    Y por las tardes teníamos
    clases de canto y teatro
    para el día de San Juan
    todos poder festejarlo.

    Salíamos al recreo,
    todos muy desenfrenados,
    las chicas todas a un patio,
    los chicos al otro lado.

    Los chicos juegan al f√ļtbol
    y todos descontrolados,
    a las canicas, la roma,
    a la trompa y al pillado.

    Las chicas también jugamos
    a la comba y a la liga,
    al pillado, al escondite,
    qué forma más divertida.

    Un día en el recreo
    nos ocurrió lo siguiente:
    corriendo tras las palomas
    todas bajamos al puente.

    Después cuando regresamos
    no sabíamos la hora que era,
    y nos castigó a todas
    a casa sin la cartera.

    Hacíamos la gimnasia
    todas muy bien alineadas,
    nos la daba Do√Īa Pruden,
    y que bien que nos quedaba.

    Eso sí, no había chándal,
    todas pololos y faldas,
    y si alguna no llevaba
    se quedaba a retaguardia.

    Los sábados había cole,
    aunque era muy distinto,
    había que fregar los bancos
    y frotar con mucho ahínco.

    Con asperón y moliz,
    con estropajo de esparto,
    y también con la cuchilla
    para quitar lo pintado.

    También izamos bandera,
    cantamos el caralsol,
    todos éramos felices
    y bail√°bamos al son.

    En mayo todos al patio,
    celebr√°bamos las flores,
    y ofrecíamos a la Virgen
    ramilletes de colores.

    Los chicos iban a un lado,
    Las chicas al lado opuesto,
    ahora la cosa ha cambiado,
    estamos todos revueltos.

    Compartíamos diccionarios
    en el cuarto ‚Äúel portalillo‚ÄĚ,
    y cuando venían los chicos
    pas√°bamos apurillos.

    Nos mandaba Do√Īa Julia,
    a la que había de servicio,
    a darles lo que pedían
    los chicos de Don Marino.

    No teníamos ni servicio
    dónde hacer necesidades,
    íbamos detrás del cine
    a pasar calamidades.

    Dónde la hermana Socorro
    también solíamos ir,
    a beber un vaso de agua
    y tambi√©n ‚Äúhacer pip√≠‚ÄĚ.
    También la hermana Felisa
    nos solía socorrer
    cuando le pedíamos agua
    y lleg√°bamos con sed.

    Eran a√Īos de posguerra
    y también de dictadura,
    hubo gente que emigró,
    era una vida muy dura.

    Se fueron a Barcelona,
    a Madrid, San Sebasti√°n,
    Bilbao, Valencia, Palma
    y alguna que otra ciudad.

    √Čsta es la historia del cole,
    aunque hay mucho que contar,
    si me he olvidado de algo
    me tenéis que perdonar.

    Vamos al día de hoy
    que es lo que nos ha reunido,
    lo planeamos hace un a√Īo
    y que bien nos ha salido.

    Empezamos con el ‚Äúfacebook‚ÄĚ
    y despu√©s con el ‚ÄúwhatsApp‚ÄĚ,
    éramos unos poquitos
    y ahora somos muchos m√°s.

    Hemos tenido reuniones,
    alguna que otra vez,
    hablamos, nos divertimos
    y tomamos un café.

    Les mand√°bamos las fotos
    a los que estaban ausentes,
    nos contestaban al pronto:
    ‚Äúlargos nos pon√©is los dientes‚ÄĚ.

    Estamos todos deseando
    de que llegue San Miguel
    para poder reencontrarnos
    y pas√°rnoslo muy bien.

    En una de las reuniones
    se planeó ir a Santiago,
    hacer juntos el Camino,
    y al final tres quedamos.

    Santiago nos ayudó
    a que lleg√°ramos bien,
    y al llegar al casco viejo,
    allí empezó a llover.

    Que si nos llueve en Santiago,
    decían que era lo normal,
    así que prisa nos damos
    a entrar en la catedral.

    Al dar el abrazo al Santo
    me vino mucha emoción,
    al pedirle por ‚Äúmi quinta‚ÄĚ,
    que nos dé su protección.

    El que est√° enfermo lo cure,
    el que est√° sano no enferme,
    así que Apóstol bendito
    protege a toda mi gente.

    Llegamos a San Miguel,
    nuestras fiestas m√°s sonadas,
    son de interés regional,
    recientemente nombradas.

    A celebrar los sesenta
    esta quinta se ha juntado,
    muchos han hecho un esfuerzo
    para que al fin nos veamos.

    Hacemos una comida
    para poder celebrar
    que cumplimos los sesenta
    y lo pasamos genial.

    Los recibimos a todos
    con ilusión y entusiasmo
    y deseamos, a la vez,
    que no pasen tantos a√Īos.

    En estas sesenta estrofas,
    cada una por un a√Īo,
    va dedicada a ‚Äúmi quinta‚ÄĚ
    al cumplir sesenta a√Īos.

    Protégenos Santo Arcángel
    a todos en general,
    y a los que corren la vaca
    líbralos de todo mal.

    Dios nos dé salud a todos
    para volver a encontrarnos
    y si no podemos vernos
    que sigamos conectados.

    (27 de septiembre de 2015)

     
  • viva el Thursday Permalink | Responder
    Etiquetas: , , , , , , , , , , , , , fotos, , , , , , , , , , , , , , , , , ,   

    A mi Quinta del 55 

    En un lugar de la Mancha,
    que yo acordarme sí quiero,
    hay un pueblo muy bonito
    Villamanrique, por cierto.

    Est√° al pie de la sierra,
    tiene una iglesia bonita
    y la plaza con su fuente
    donde sube la vaquilla.

    La Casa Grande, por cierto
    que vivió Jorge Manrique,
    allí también nací yo,
    pas√© a√Īos muy felices.

    Todos los chicos del pueblo
    también allí se metían
    cuando llovía y a jugar
    a las bolas y la pícula.

    Esta poesía que he sacado
    va dedicada a m√≠ “quinta”,
    quinta del cincuenta y cinco,
    pues toda ella muy linda.

    Nacimos noventa y tres,
    todos hechos con amor,
    aunque algunos ya se fueron
    a la vera del Se√Īor.

    Por ellos pedimos todos
    que Dios los tenga en la Gloria
    y nosotros todos juntos
    hoy honramos su memoria.

    Fuimos ni√Īos muy felices,
    aunque fueron tiempos duros
    y desde muy peque√Īitos
    pasamos alg√ļn apuro.

    Empezamos en la escuela
    con cinco o seis a√Īitos,
    √ćbamos con uniforme
    todos requetebonitos.

    Nos lo hacían nuestras madres,
    pues todas eran geniales,
    y cada una al suyo
    le ponía las iniciales.

    En p√°rvulos empezamos
    con esos pocos a√Īitos,
    ten√≠amos Do√Īa Pepita
    que no daba muchos mimos.

    Al contrario, algunas veces
    nos daba algunos cachetes,
    y si rompías un geranio
    te daba una buena ‚Äúleche‚ÄĚ.

    Por cierto, hablando de leche,
    la que nos daban en polvo,
    la ‚Äúhermana Antonia‚ÄĚ, la pobre,
    que nos aguantaba a todos.

    Era una mujer genial,
    la recuerdo con cari√Īo
    cuando en el comedor
    est√°bamos de servicio.

    Con Do√Īa Pruden tuvimos
    una etapa muy cortita,
    aunque nos dio tiempo a todo
    pues era muy jovencita.

    Nos ense√Ī√≥ a coser,
    bordados en panam√°,
    hicimos un ‚Äút√ļ y yo‚ÄĚ
    y alguna cosilla m√°s.

    Cuando se iba a casar
    nos invitó a chocolate
    todos decíamos contentos:
    ‚Äúlo pod√≠a haber hecho antes‚ÄĚ

    En las clases separados,
    los chicos con Don Ricardo,
    les pegaba con la goma
    si hacían algo malo.

    Si te daban un cachete
    no te podías quejar,
    pues te decían tus padres
    ‚Äúalgo habr√°s hecho mal‚ÄĚ.

    Luego vino Don Marino,
    y ya la cosa cambió,
    los chicos hoy lo recuerdan
    con toda la admiración.

    Las chicas con Do√Īa Juana,
    aprendimos a restar,
    multiplicar, dividir,
    el catecismo y rezar.

    Con Do√Īa Julia aprendimos
    raíz cuadrada, quebrados,
    Geografía, Historia y Lengua,
    y al final examinarnos.

    Y por las tardes teníamos
    clases de canto y teatro
    para el día de San Juan
    todos poder festejarlo.

    Salíamos al recreo,
    todos muy desenfrenados,
    las chicas todas a un patio,
    los chicos al otro lado.

    Los chicos juegan al f√ļtbol
    y todos descontrolados,
    a las canicas, la roma,
    a la trompa y al pillado.

    Las chicas también jugamos
    a la comba y a la liga,
    al pillado, al escondite,
    qué forma más divertida.

    Un día en el recreo
    nos ocurrió lo siguiente:
    corriendo tras las palomas
    todas bajamos al puente.

    Después cuando regresamos
    no sabíamos la hora que era,
    y nos castigó a todas
    a casa sin la cartera.

    Hacíamos la gimnasia
    todas muy bien alineadas,
    nos la daba Do√Īa Pruden,
    y que bien que nos quedaba.

    Eso sí, no había chándal,
    todas pololos y faldas,
    y si alguna no llevaba
    se quedaba a retaguardia.

    Los sábados había cole,
    aunque era muy distinto,
    había que fregar los bancos
    y frotar con mucho ahínco.

    Con asperón y moliz,
    con estropajo de esparto,
    y también con la cuchilla
    para quitar lo pintado.

    También izamos bandera,
    cantamos el caralsol,
    todos éramos felices
    y bail√°bamos al son.

    En mayo todos al patio,
    celebr√°bamos las flores,
    y ofrecíamos a la Virgen
    ramilletes de colores.

    Los chicos iban a un lado,
    Las chicas al lado opuesto,
    ahora la cosa ha cambiado,
    estamos todos revueltos.

    Compartíamos diccionarios
    en el cuarto ‚Äúel portalillo‚ÄĚ,
    y cuando venían los chicos
    pas√°bamos apurillos.

    Nos mandaba Do√Īa Julia,
    a la que había de servicio,
    a darles lo que pedían
    los chicos de Don Marino.

    No teníamos ni servicio
    dónde hacer necesidades,
    íbamos detrás del cine
    a pasar calamidades.

    Dónde la hermana Socorro
    también solíamos ir,
    a beber un vaso de agua
    y tambi√©n ‚Äúhacer pip√≠‚ÄĚ.
    También la hermana Felisa
    nos solía socorrer
    cuando le pedíamos agua
    y lleg√°bamos con sed.

    Eran a√Īos de posguerra
    y también de dictadura,
    hubo gente que emigró,
    era una vida muy dura.

    Se fueron a Barcelona,
    a Madrid, San Sebasti√°n,
    Bilbao, Valencia, Palma
    y alguna que otra ciudad.

    √Čsta es la historia del cole,
    aunque hay mucho que contar,
    si me he olvidado de algo
    me tenéis que perdonar.

    Vamos al día de hoy
    que es lo que nos ha reunido,
    lo planeamos hace un a√Īo
    y que bien nos ha salido.

    Empezamos con el ‚Äúfacebook‚ÄĚ
    y despu√©s con el ‚ÄúwhatsApp‚ÄĚ,
    éramos unos poquitos
    y ahora somos muchos m√°s.

    Hemos tenido reuniones,
    alguna que otra vez,
    hablamos, nos divertimos
    y tomamos un café.

    Les mand√°bamos las fotos
    a los que estaban ausentes,
    nos contestaban al pronto:
    ‚Äúlargos nos pon√©is los dientes‚ÄĚ.

    Estamos todos deseando
    de que llegue San Miguel
    para poder reencontrarnos
    y pas√°rnoslo muy bien.

    En una de las reuniones
    se planeó ir a Santiago,
    hacer juntos el Camino,
    y al final tres quedamos.

    Santiago nos ayudó
    a que lleg√°ramos bien,
    y al llegar al casco viejo,
    allí empezó a llover.

    Que si nos llueve en Santiago,
    decían que era lo normal,
    así que prisa nos damos
    a entrar en la catedral.

    Al dar el abrazo al Santo
    me vino mucha emoción,
    al pedirle por ‚Äúmi quinta‚ÄĚ,
    que nos dé su protección.

    El que est√° enfermo lo cure,
    el que est√° sano no enferme,
    así que Apóstol bendito
    protege a toda mi gente.

    Llegamos a San Miguel,
    nuestras fiestas m√°s sonadas,
    son de interés regional,
    recientemente nombradas.

    A celebrar los sesenta
    esta quinta se ha juntado,
    muchos han hecho un esfuerzo
    para que al fin nos veamos.

    Hacemos una comida
    para poder celebrar
    que cumplimos los sesenta
    y lo pasamos genial.

    Los recibimos a todos
    con ilusión y entusiasmo
    y deseamos, a la vez,
    que no pasen tantos a√Īos.

    En estas sesenta estrofas,
    cada una por un a√Īo,
    va dedicada a ‚Äúmi quinta‚ÄĚ
    al cumplir sesenta a√Īos.

    Protégenos Santo Arcángel
    a todos en general,
    y a los que corren la vaca
    líbralos de todo mal.

    Dios nos dé salud a todos
    para volver a encontrarnos
    y si no podemos vernos
    que sigamos conectados.

    (27 de septiembre de 2015)

     
  • viva el Sunday Permalink | Responder
    Etiquetas: , fotos,   

    Orgiograf√≠a Fotograf√≠a de una org√≠a 

    Orgiografía: Fotografía de una orgía.

     
  • viva el Friday Permalink | Responder
    Etiquetas: , fotos,   

    poes√≠a y fotos andando por casa tras los… 

    poesía y fotos
    andando por casa
    tras los verdes cipreses
    escondida en la hierba
    flores níveas de jara

     
  • viva el Friday Permalink | Responder
    Etiquetas: , fotos,   

    POES√ćA Y FOTOS 

    Poesía y fotos
    andando por casa.
    Tras los verdes cipreses,
    escondidas en la hierba,
    flores níveas de jara.

     
  • viva el Friday Permalink | Responder
    Etiquetas: , fotos,   

    y por curiosear decid√≠ utilizar un lugar de… 

    y por curiosear decidí utilizar un lugar de encuentro de las fotos y proyectos de fotografía que tenía dispersos http://www.enalma.wordpress

     
  • viva el Wednesday Permalink | Responder
    Etiquetas: , fotos   

    Os dejo el resultado trepidante en v√≠deo 900… 

    Os dejo el resultado trepidante en v√≠deo (900 fotos a toda velocidad) del proyecto fotogr√°fico 30×30.

     
    • Liacice el Domingo Permalink | Responder

      ¡genial, muchas gracias por comaprtir tus solilokios, ideas, este proyecto fotográfico y todo lo demás!. Felices días de relax!!!!

    • albertodieguez el Lunes Permalink | Responder

      Gracias Lia, aunque no est√°n siendo d√≠as muy relajados…
      Por cierto si Viva me lo permitiese :-) compartir√≠a otro proyecto fotogr√°fico esta vez individual, un a√Īo en fotos… 365 d√≠as del 2011.

    • viva el Lunes Permalink | Responder

      claro, Alberto. Este sitio es tuyo.

    • albertodieguez el Lunes Permalink | Responder

      Eres la mejor de la anfitrionas, haces sentir a cualquiera en tu casa como si fuese la propia.

  • viva el Sunday Permalink | Responder
    Etiquetas: , , , fotos, , , , , , , , , ,   

    Yo tambi√©n soy un agujero negro que todo… 

    Yo tambi√©n soy un agujero negro que todo lo devora; jam√°s es suficiente. El problema es que a m√≠ no me arreglas con fotos de gatitos de ojos grandotes y un texto cutre montado en photoshop. No me arreglas con esas cartelinas de mierda en las que pones s√≥lo aquello que te animas a decir. Es decir: TONTER√ćAS QUE NO IMPORTAN LO M√ĀS M√ćNIMO. Yo atiendo s√≥lo a gente que dice verdades; aunque le averg√ľencen. Sobre todo, si le averg√ľenzan. La verdad m√°s verdadera casi siempre da corte; por lo general, si no te averg√ľenzas al decirlo, pues igual mejor no lo digas porque, es m√°s que seguro que ya alg√ļn otro cobarde lo ha dicho por ti, ¬Ņsabes? No hagas que pierda mi tiempo en el eterno ciclo de la correcci√≥n pol√≠tica. Yo s√≥lo leo cuando pone alguna verdad. Al resto intento no mirarlo para evitar el vomito vac√≠o. ¬ŅHas visto cuando una noche de taja has lanzado tanto fuera que ya dentro no tienes nada? ¬ŅQu√© ibas a expulsar a continuaci√≥n? ¬ŅLa tripa? ¬ŅVas a volverte hacia el v√°ter como un calcet√≠n y regarlo todo de tu mierda y de tu sangre? Y sin embargo no puedes dejar de estar all√≠, hincado, abriendo la boca como un Alien y viendo recto hacia esa sopa burbujeante y amarilla y saturada de arroz con guindilla y mortadela. No gracias, ya paso de leer; no puedo ni quiero exponerme a tama√Īo acidulante.

     
    • Liacice el Lunes Permalink | Responder

      He estado ah√≠, de rodillas y con √°cido en la boca. Y tambi√©n he vomitado en alto el asco que me dan muchas cosas. El tiempo, me ha hecho elevarme del suelo, canearme el pelo y apaciguarme las entra√Īas, pero…¬°tal vez sea momento de salir del agujero negro devorador para regresar a la insurrecci√≥n!!!!!

    • Cat el Lunes Permalink | Responder

      Sam, ¬ŅNi mis ojos? (no son photoshop) risas

  • viva el Thursday Permalink | Responder
    Etiquetas: fotos, ,   

    No quiero ser un paso en falso ni… 

    No quiero ser un paso en falso ni una mota de polvo en un viejo √°lbum de fotos.

     
  • viva el Monday Permalink | Responder
    Etiquetas: , fotos   

    Somos criaturas est√©ticas somos cazadores de superficies para… 

    Somos criaturas estéticas, somos cazadores de superficies, para conocer lo que sea nos basta una fotografía. ♥

     
c
Crea una nueva entrada
j
Siguiente entrada / Siguiente comentario
k
anterior entrada/anterior comentario
r
Responder
e
Editar
o
mostrar/ocultar comentarios
t
ir al encabezado
l
ir a iniciar sesión
h
mostrar/ocultar ayuda
shift + esc
Cancelar