¡Qué felices son los pesimistas ¡Qué felicidad la…

¡Qué felices son los pesimistas! ¡Qué felicidad la suya cuando demuestran que no existe la felicidad!

CONFESIONES 16

olvidé bien danzas felicidad donde salvaguardándola habitar prueba sembrados otras impura gente podía castigo conversión vi idea propio explicarme consoladora grito musgo según herrumbre apariencias climas bautizo recibirían paños volvía estaciones tontería capitales abiertamente pareja principios viejo bastarda Corán especial tragado hervidos distraer licores aquelarre emblemas ganado abuelas decirlos

CHAPLIN

Lo siento.
Pero… yo no quiero ser emperador. Ese no es mi oficio, sino ayudar a todos si fuera posible. Blancos o negros. Judíos o gentiles. Tenemos que ayudarnos los unos a los otros; los seres humanos somos así. Queremos hacer felices a los demás, no hacernos desgraciados. No queremos odiar ni despreciar a nadie. En este mundo hay sitio para todos y la buena tierra es rica y puede alimentar a todos los seres. El camino de la vida puede ser libre y hermoso, pero lo hemos perdido. La codicia ha envenenado las armas, ha levantado barreras de odio, nos ha empujado hacia las miserias y las matanzas.
Hemos progresado muy deprisa, pero nos hemos encarcelado a nosotros mismos. El maquinismo, que crea abundancia, nos deja en la necesidad. Nuestro conocimiento nos ha hecho cínicos. Nuestra inteligencia, duros y secos. Pensamos demasiado, sentimos muy poco.
Más que máquinas necesitamos más humanidad. Más que inteligencia, tener bondad y dulzura.
Sin estas cualidades la vida será violenta, se perderá todo. Los aviones y la radio nos hacen sentirnos más cercanos. La verdadera naturaleza de estos inventos exige bondad humana, exige la hermandad universal que nos una a todos nosotros.
Ahora mismo, mi voz llega a millones de seres en todo el mundo, millones de hombres desesperados, mujeres y niños, víctimas de un sistema que hace torturar a los hombres y encarcelar a gentes inocentes. A los que puedan oírme, les digo: no desesperéis. La desdicha que padecemos no es más que la pasajera codicia y la amargura de hombres que temen seguir el camino del progreso humano.
El odio pasará y caerán los dictadores, y el poder que se le quitó al pueblo se le reintegrará al pueblo, y, así, mientras el Hombre exista, la libertad no perecerá.

CHAPLIN

Soldados:
No os entreguéis a ésos que en realidad os desprecian, os esclavizan, reglamentan vuestras vidas y os dicen qué tenéis que hacer, qué decir y qué sentir.
Os barren el cerebro, os ceban, os tratan como a ganado y como carne de cañón. No os entreguéis a estos individuos inhumanos, hombres máquina, con cerebros y corazones de máquina.
Vosotros no sois ganado, no sois máquinas, sois Hombres. Lleváis el amor de la Humanidad en vuestros corazones, no el odio. Sólo los que no aman odian, los que no aman y los inhumanos.
Soldados:
No luchéis por la esclavitud, sino por la libertad. En el capítulo 17 de San Lucas se lee: “El Reino de Dios no está en un hombre, ni en un grupo de hombres, sino en todos los hombres…” Vosotros los hombres tenéis el poder. El poder de crear máquinas, el poder de crear felicidad, el poder de hacer esta vida libre y hermosa y convertirla en una maravillosa aventura.
En nombre de la democracia, utilicemos ese poder actuando todos unidos. Luchemos por un mundo nuevo, digno y noble que garantice a los hombres un trabajo, a la juventud un futuro y a la vejez seguridad. Pero bajo la promesa de esas cosas, las fieras subieron al poder. Pero mintieron; nunca han cumplido sus promesas ni nunca las cumplirán. Los dictadores son libres sólo ellos, pero esclavizan al pueblo. Luchemos ahora para hacer realidad lo prometido. Todos a luchar para liberar al mundo. Para derribar barreras nacionales, para eliminar la ambición, el odio y la intolerancia.
Luchemos por el mundo de la razón.
Un mundo donde la ciencia, el progreso, nos conduzca a todos a la felicidad. Soldados:
En nombre de la democracia, debemos unirnos todos.

A MANUEL MORENO

Un día vendrás a los verdes olivos,
un día iremos a los verdes viñedos
Y un día, juntos, nos iremos al mar,
ese mar nuestro, de espuma y cielo.

Felicidades, hermano.

A Manuel Moreno Un día vendrás a los…

A Manuel Moreno

Un día vendrás a los verdes olivos,
un día iremos a los verdes viñedos
Y un día, juntos, nos iremos al mar,
ese mar nuestro, de espuma y cielo.

Felicidades, hermano.

La felicidad es como una mariposa Cuanto más…

La felicidad es como una mariposa. Cuanto más la persigues, más huye. Pero si vuelves la atención hacia otras cosas, ella viene y suavemente se posa en tu hombro.
Víktor Frankl; psiquiatra austriaco (1905-1997)

WILL SMITH

No permitas que nadie diga que eres incapaz de hacer algo, ni si quiera yo. Si tienes un sueño, debes conservarlo. Si quieres algo, sal a buscarlo, y punto. ¿Sabes?, la gente que no logra conseguir sus sueños suele decirles a los demás que tampoco cumplirán los suyos (En busca de la felicidad)

La luz y la oscuridad existen en dualidad…

La luz y la oscuridad existen en dualidad, por ende, porque nos cuesta tanto aceptar que en la vida hay momentos de felicidad y otros de profunda tristeza. ¿Por qué no somos capaces de ver que la tristeza es parte de la vida y en su existencia, es que la felicidad es un valor tan preciado?

VIVA

Tiempo y silencio,
arroyo cristalino
entre sus aguas.

Lo mas valioso en la vida

Valioso y vida. Porque relacionamos esas dos palabras. Si lo hacemos será por algo. Pues bien, están relacionadas. Porque la vida, la de cada uno de nosotros, tiene un valor. Un valor mucho más poderoso que el dinero. Pero más valor tiene todas las enseñanzas que a lo largo de la vida vamos aprendiendo… Al principio, nosotros no tenemos ni idea de lo que es el valor. Pero más adelante, mucho más adelante, llegara un momento en el que todos lo acabaremos comprendiendo. Comprendemos en ese momento aquellas cosas que realmente van a tener valor y aquellas que nunca lo tendrán.

Para empezar, desde el principio, lo más valioso que puede haber en esta vida no es lo que tenemos, no son esos cascos que tenemos, ni ese ordenador ni ese móvil último modelo… no son cosas u objetos que compramos con dinero, con dinero que encima está sucio y manchado de muchas manos… Creemos que con ese dinero conseguiremos la felicidad, que nos permitirá comprar absolutamente todo, pero lamentablemente nos equivocamos. El dinero solo sirve para comprar cosas, objetos que con el paso del tiempo acabaremos despreciando, tirando o incluso olvidándolo en el fondo del cajón. Ese dinero jamás nos los dará todo, hay cosas que lamentablemente el dinero jamás podrá comprar. Y eso es la felicidad. La felicidad es algo que jamás se podrá comprar, vender o alquilar, es algo que tampoco se regala, la felicidad, amigos míos, es un sentimiento, un valor que pocas personas tienen a día de hoy. Lo valioso, lo que realmente tendrá valor y nos hará felices, son esas personas que siempre están ahí, a nuestro lado, las que cada día comparten un poquito nuestro día a día. Pero aun así, lo comparten. Eso es la felicidad, eso es ser realmente feliz y no el sucio dinero. Otra cosa que deberemos de aprender y que, lamentablemente es una realidad, es que nos creemos y mucho, que por tener un buen físico ya vamos a enamorar y a ser los mejores. Eso tiene una palabra, y sin ánimo de ofender, esa palabra es ser un chulo, un creído. Y no es así, el físico jamás tendría que importarnos, eso antes no importaba, pero claro, ahora si importa. Ahora si no somos cachitas no somos nada y eso no me parece correcto. ¿Y a vosotros? La personalidad, como somos en realidad, es lo que tendría que importar realmente, es lo que de verdad acaba enamorando, es lo que nos acabara permitiendo conocer a gente nueva, a enamorarla. Vamos a recordad que el físico nunca enamorara, solo nos atraerá, pero si queremos enamorar, hagámoslo con lo que hay dentro de nosotros, dentro de cada uno de nosotros, con la personalidad de cada uno. Otra cosa valiosa que todos acabaremos aprendiendo es que aquellos que no valoran lo que tienen, que jamás lo disfrutan, lo van a acabar perdiendo y encima, para siempre. Si nunca valoramos lo que tenemos lo perderemos y nos pasaremos el resto de nuestra vida lamentando haber perdido aquello que en su día, en su momento, no valoramos. Que para que seamos felices tenemos que hacer feliz a otras personas, o si me permiten mejorarlo, rodearnos de buenas y grandes personas y que nosotros acabemos siendo una de ellas. Nunca nos debemos de quedar al lado de esas personas que solo van a hacer de nuestra vida un infierno, que no les importamos, ni nosotros ni nuestra felicidad.

Quiero decir para terminar que siempre que la persona que menos esperamos en nuestras vidas, es la que probablemente nos haga que vivamos los mejores momentos de nuestra vida y acabemos ganando grandes experiencias. Jamás debemos de rechazar a alguien que extiende su mano, ya que eso podría ser el comienzo de una gran amistad. Olvidemos eso que nos mata, que nos martiriza nuestro día a día, olvidemos ese pasado, esa historia que ocurrió y que no podremos recuperar, no arruinemos nuestro presente por un pasado que ya no tiene futuro. Y una última cosa, una también bastante valiosa, y es que una persona fuerte sabe perfectamente que aun con lagrimas en los ojos sabe poder arreglárselas para decir con una gran sonrisa… “Estoy bien”.

SANDRO

Lo mas valioso en la vida. Valioso y vida. Porque relacionamos esas dos palabras. Si lo hacemos será por algo. Pues bien, están relacionadas. Porque la vida, la de cada uno de nosotros, tiene un valor. Un valor mucho más poderoso que el dinero. Pero más valor tiene todas las enseñanzas que a lo largo de la vida vamos aprendiendo… Al principio, nosotros no tenemos ni idea de lo que es el valor. Pero más adelante, mucho más adelante, llegara un momento en el que todos lo acabaremos comprendiendo. Comprendemos en ese momento aquellas cosas que realmente van a tener valor y aquellas que nunca lo tendrán.

Para empezar, desde el principio, lo más valioso que puede haber en esta vida no es lo que tenemos, no son esos cascos que tenemos, ni ese ordenador ni ese móvil último modelo… no son cosas u objetos que compramos con dinero, con dinero que encima está sucio y manchado de muchas manos… Creemos que con ese dinero conseguiremos la felicidad, que nos permitirá comprar absolutamente todo, pero lamentablemente nos equivocamos. El dinero solo sirve para comprar cosas, objetos que con el paso del tiempo acabaremos despreciando, tirando o incluso olvidándolo en el fondo del cajón. Ese dinero jamás nos los dará todo, hay cosas que lamentablemente el dinero jamás podrá comprar. Y eso es la felicidad. La felicidad es algo que jamás se podrá comprar, vender o alquilar, es algo que tampoco se regala, la felicidad, amigos míos, es un sentimiento, un valor que pocas personas tienen a día de hoy. Lo valioso, lo que realmente tendrá valor y nos hará felices, son esas personas que siempre están ahí, a nuestro lado, las que cada día comparten un poquito nuestro día a día. Pero aun así, lo comparten. Eso es la felicidad, eso es ser realmente feliz y no el sucio dinero. Otra cosa que deberemos de aprender y que, lamentablemente es una realidad, es que nos creemos y mucho, que por tener un buen físico ya vamos a enamorar y a ser los mejores. Eso tiene una palabra, y sin ánimo de ofender, esa palabra es ser un chulo, un creído. Y no es así, el físico jamás tendría que importarnos, eso antes no importaba, pero claro, ahora si importa. Ahora si no somos cachitas no somos nada y eso no me parece correcto. ¿Y a vosotros? La personalidad, como somos en realidad, es lo que tendría que importar realmente, es lo que de verdad acaba enamorando, es lo que nos acabara permitiendo conocer a gente nueva, a enamorarla. Vamos a recordad que el físico nunca enamorara, solo nos atraerá, pero si queremos enamorar, hagámoslo con lo que hay dentro de nosotros, dentro de cada uno de nosotros, con la personalidad de cada uno. Otra cosa valiosa que todos acabaremos aprendiendo es que aquellos que no valoran lo que tienen, que jamás lo disfrutan, lo van a acabar perdiendo y encima, para siempre. Si nunca valoramos lo que tenemos lo perderemos y nos pasaremos el resto de nuestra vida lamentando haber perdido aquello que en su día, en su momento, no valoramos. Que para que seamos felices tenemos que hacer feliz a otras personas, o si me permiten mejorarlo, rodearnos de buenas y grandes personas y que nosotros acabemos siendo una de ellas. Nunca nos debemos de quedar al lado de esas personas que solo van a hacer de nuestra vida un infierno, que no les importamos, ni nosotros ni nuestra felicidad.

Quiero decir para terminar que siempre que la persona que menos esperamos en nuestras vidas, es la que probablemente nos haga que vivamos los mejores momentos de nuestra vida y acabemos ganando grandes experiencias. Jamás debemos de rechazar a alguien que extiende su mano, ya que eso podría ser el comienzo de una gran amistad. Olvidemos eso que nos mata, que nos martiriza nuestro día a día, olvidemos ese pasado, esa historia que ocurrió y que no podremos recuperar, no arruinemos nuestro presente por un pasado que ya no tiene futuro. Y una última cosa, una también bastante valiosa, y es que una persona fuerte sabe perfectamente que aun con lagrimas en los ojos sabe poder arreglárselas para decir con una gran sonrisa… “Estoy bien”.

¿Escuchas resonar los cantos gimoteantes de tus entrañas…

¿Escuchas resonar los cantos gimoteantes de tus entrañas, escuchas gorjear el cansancio de mi jadeante voz, de mi brío casi vencido?
Es un llamado de la naturaleza, de codos en la mesa y el envés de tu cuerpo tiritando, con desnudos cuerpos exudados; cantarás mis loores y gritaré tus hazañas después de disfrutar juntos esta amarga ambrosía, y feliz te hallarás; cuando nuestro acto de epítome amor haya culminado, en donde el discernimiento de nuestra indiferencia hacia el cariño idealizado engrandezca con la naciente poesía de la lujuria, en su estado mas puro, mas humano…sin temor, sin pudor.
FhurerPepe

JUAN

La noche huida
En el fuego de sueños
Llora amapolas

Fuego

La noche huida
En el fuego de sueños
Llora amapolas

Acostúmbrate a pensar que la muerte para…

“Acostúmbrate a pensar que la muerte para nosotros no es nada, porque todo el bien y todo el mal residen en las sensaciones, y precisamente la muerte consiste en estar privado de sensación. Por tanto, la recta convicción de que la muerte no es nada para nosotros nos hace agradable la mortalidad de la vida; no porque le añada un tiempo indefinido, sino porque nos priva de un afán desmesurado de inmortalidad.” (Epicuro, Carta a Meneceo, 122)

GRANVARGAS

LOS ELECTRICISTAS ENTRARON EN MI CORAZÓN

Mi corazón valiente y solitario
tan solo sabe dibujar montañas,
solo luchar contra la muerte
con su tambor de músculo y calambre,
solo luchar del lado de la vida,
allá, en sus circuitos misteriosos,
allá, en su química penumbra.

Muchas gracias por visitar mi blog Muchas gracias…

Muchas gracias por visitar mi blog.
Muchas gracias por la felicidad que provoca en mi esta visita.
Muchas gracias por la alegría que nace en mi y que puedo así, dar.
A todos aquellos que me rodean, a todos aquellos que de alguna manera,
están cerca de mi

La desesperanza por mor de la promesa no…

La desesperanza por mor de la promesa no realizada, habita en las esquinas, sus partidarios, tumefactos, desangelados, respiran con júbilo, pues con prontitud olvidan. Entreganse a otra ilusión, un día más, a la felicidad velada ahora en el oro, tras 5 improbables cifras.

Seguía mi camino sin apreciar lo que me…

Seguía mi camino sin apreciar lo que me rodeaba; sin observar cómo el viento me susurraba, sin observar cómo el Sol me enviaba su energía, sin observar cómo la noche me acurrucaba.

Seguía mi camino sin pararme, sin prestar atención a nada, ni a nadie. Pero…en un solo instante, te encontré. Tus miradas, tus abrazos, tus besos, tus caricias, tus dudas, tus sonrisas, tu felicidad…
Ahora eres tú mi viento, mi Sol y mi noche.

no vivo por el amor ni por el…

no vivo por el amor ni por el odio vivo: vivo porque dos humanos tuvieron sexo. No soy feliz ni busco la felicidad. Un día moriré. Seguiré siendo un don nadie.

¿Quién digo que sería fácil amar ¿Quién digo…

¿Quién digo que sería fácil amar?
¿Quién digo que todo sería felicidad?
Salí de su casa con el corazón roto, nos despedimos con un beso y con un “Te Quiero”. Pero dentro de mí había algo quebrado, algo que no volvía a encajar en su sitio. Pensé en decírselo, en decirle todo lo que por mi mente pasaba, lo que mi corazón sentía, pero en vez de eso, me callé y simplemente, olvidé.

Sakira me encanta tu voz sii de verdad…

Sakira me encanta tu voz ..sii de verdad que si ..pero fíjate léeme bien..Eres una loba , rabiosa ,que te troturan y claro esta ..te vuelves loca .No digas que no ,que luego sueltas que te dejo Madrid .y vas a tener que ver como sale el sol ..Wherever??? bailando el waka waka ( si ánimos de ofender me salio así )

VIVA

Sólo espero que este sitio jamás llegue a ser útil para nadie.

Si existiese en el mundo de hoy…

“Si existiese en el mundo de hoy un número tan grande de gente que deseara su propia felicidad más de lo que desean la infelicidad del resto, tendríamos el paraíso en unos pocos años” – Bertrand Russell

Analice la siguiente frase No es mas…

Analice la siguiente frase “No es mas feliz quien mas tiene, si no quien menos necesita”… quien más tiene necesito menos… por ende es más feliz?? Que personas necesitan menos??

Siete pasos para la felicidad 1 Piensa menos…

Siete pasos para la felicidad: 1) Piensa menos siente mas 2) frunce el seño menos, sonríe mas 3)Habla menos escucha mas 4) Juzga menos, acepta mas 5) Mira menos, haz mas 6) quéjate menos, haz mas 7) Teme menos, ama mas

BENJAMIN FRANKLIN

La felicidad humana generalmente no se logra con grandes golpes de suerte, que pueden ocurrir pocas veces, sino con pequeñas cosas que ocurren todos los días.

JULIO CORTÁZAR

¿Hasta cuándo vamos a seguir creyendo que la felicidad no es más que uno de los juegos de la ilusión?

MESTIZO

Mucha gente del mundo, al igual que mis hijos, admira la cultura de la otra mitad de nuestros antepasados, los de América, en particular a los Aztecas, Mayas, Incas, Olmecas, Toltecas y Mexicas, pero sin lugar a dudas todos los que no mencioné tienen la misma importancia y reconocimiento por sí solos. Sin embargo cuando los documentales o artículos en revistas se refieren a estas Culturas hacen resaltar un supuesto salvajismo y brutalidad amén de Idolatría de las mismas.
Hoy Nuestros Países pertenecen a los bloques de: Economías en Desarrollo, Países Emergentes, Países del Tercer Mundo, y como no había de ser así, no solamente fueron avasallados nuestros antepasados, también nuestros Dioses; y es también cierto que somos hijos de una violación y abortamos a un mundo como Nueva Raza con todas las carencias, nuestras naciones no solamente fueron saqueadas sino que la riqueza y la educación pasaron a ser privilegio de unos cuantos, fuimos sus sirvientes por más de 300 años y eso causa traumas, cicatrices, tumores cancerígenos y sangrías en la autoestima de los individuos, los predispone a muchos al fracaso y a otros a la rebeldía . Sin embargo la única solución es que los que podemos intentemos cambiar esta realidad para bien.
Y esta reflexión viene cuando veo en mis hijos que todos ellos se rebelan ante las etiquetas que nos ponen dentro de nuestro País nuestros compatriotas de la clase privilegiada en el “Blog del diario vivir” a los Latino Americanos menos afortunados y desde luego no pocos de otras razas, en no pocas otras tierras cuando a la gente corriente nos llama: Nacos, indios, apestosos, chusma, indiada, pobretones, chuntaros, mojados, ilegales, plebe, etcétera, etcétera y etcétera; mientras que a otros les dan la mano.
Estoy completamente de acuerdo con ustedes hijos, la barbarie no es nuestra característica, tal vez nuestros antepasados los espantaron con sus rituales pero es que no eran menos salvajes que cualesquiera de las Potencias Colonizadoras o Conquistadoras del resto del mundo y de todos los tiempos; algunos de ellos en forma esporádica o repetitiva.
Podría yo pensar en La Gran Bretaña, Roma, Grecia, Macedonia, Mongolia, Francia, Persia, El Vaticano que dejó operar a “La Santa Inquisición” o acusaba de Herejes a los Científicos, Alemania, Japón, España, Estados Unidos, etc.,etc.,etc.
Allí queda.