Etiquetado: EXT. ESFINGE – DÍA Mostrar/Ocultar Comentarios | Atajos de teclado

  • viva el Permalink |
    Etiquetas: EXT. ESFINGE - DÍA   

    EXT. ESFINGE – DÍA 

    Una playa muy extensa que se prolonga en un desierto de dunas en el que se encuentra una gran esfinge de la sabiduría de terrible aspecto. Todos los personajes están delante esperando. Como desperdigados están los elementos que dan las respuestas, UnJarro, UnCaballo, LasOlas, UnaMina, UnaHuella, UnaAlmohada, UnEspejo, UnaCebra, UnParaguas. Música misteriosa de órgano electrónico, la esfinge espera tamborileando con los dedos de una pata y apoya su mejilla en la otra con cara de aburrirse.
    TXT (SUBTÍTULOS): “ChokmahCherub” (Querubines de la sabiduría)
    Llegan con la emperatriz y encuentran al papa y al emperador con sus caballeros. El primer caballero está siendo devorado ahora. Otro valiente caballero es devorado por la esfinge que bosteza abriendo su enorme bocaza, se le escapan unos eructos, se monda los dientes y arroja un trozo de mano del caballero.
    ESFINGE, molesta.
    ¡Oh, no, otra vez aquí!
    La ESFINGE amenaza con tragarlos a todos pero no lo hace.
    ESFINGE
    ¡Alto! ¡No puedes pasar! Antes tienes que adivinar un acertijo o seréis devorados.
    CABALLERO
    ¡Para poder pasar hay que responder una pregunta o acertijo de la esfinge, en caso contrario, al que se equivoque lo devorará!
    TAU.
    Queremos pasar. A ver esas preguntas.
    ESFINGE.
    ¡Qué valientes, os empeñáis en ser devorados! Acabo de comerme un valiente capitán… Algo duro… Pero tú no estarás mal de postre, pareces más tierno.
    La esfinge se levanta sobre la arena del desierto dispuesta a devorarlos, un gran interrogante sale de su boca también amenazador. Todos intentan huir despavoridos. Un caballero de la tabla redonda será devorado en cada error.
    TODOS
    ¡No!
    Todos huyen menos TAU.
    TAU
    Está bien, está bien, pregunta…
    La ESFINGE se sorprende de su arrojo pero acerca sus garras a TAU relamiéndose la boca.
    ESFINGE
    A ver quien sabe el siguiente enigma… “Crece y mengua aunque no se ve y se apaga aunque no es luz”.

     
  • viva el Permalink |
    Etiquetas: EXT. ESFINGE - DÍA   

    Jarro 

    CABALLERO.
    ¿Jarro? (la esfinge lo devora).
    El robot con cara de bobo. BODOS (BOC) “!”
    TAU.
    ¡Ah, esa es muy fácil!
    ESFINGE.
    ¡Tú calla, chivato!
    BODOS.
    ¿Qué? No sé.
    BODOS se dirige a TAU.
    BODOS.
    ¡Esto me huele mal!
    TAU.
    No me extraña.
    La respuesta correcta la da casualmente TAU mientras piensa.
    TAU.
    ¡La sé, la sé!
    ESFINGE.
    ¡Correcto! La sed ¿No se lo habrás soplado?
    BODOS.
    ¡No, no, no!
    ESFINGE.
    Vale, tú pasas. A ver el siguiente si acierta esta… “Gordo lo tengo, más lo quisiera, que entre las piernas no me cogiera”.

     
  • viva el Permalink |
    Etiquetas: EXT. ESFINGE - DÍA   

    Caballo 

    CABALLERO.
    ¿Herradura? (la esfinge lo devora).
    TAU.
    ¡Odio las esfinges preguntonas!
    La esfinge se acerca a devorarlo.
    TAU, nervioso.
    Espera, espera, lo sé. Mi, yo, es decir, mi caballo.
    ESFINGE.
    Vale, tú también pasas.
    TAU se aleja corriendo.
    ESFINGE.
    Pero seguro que esta no la sabe nadie. “Ayer vinieron, hoy han salido, volverán mañana con mucho ruido”.

     
  • viva el Permalink |
    Etiquetas: EXT. ESFINGE - DÍA   

    Olas 

    CABALLERO.
    ¿Mar? (la esfinge lo devora).
    BODOS.
    Las olas.
    ESFINGE.
    Vale, tú también pasas, cacharro. ¿Y la siguiente..? “Tiene boca y no come y en su vientre busca el hombre”.

     
  • viva el Permalink |
    Etiquetas: EXT. ESFINGE - DÍA   

    Mina 

    CABALLERO.
    ¿Pico? (la esfinge lo devora).
    DÁLETH.
    ¡Qué osadía! ¡Preguntarme a mí! Yo soy el Emperador.
    ESFINGE, amenazadora.
    ¡Grrr!
    DÁLETH.
    ¿La mina?
    ESFINGE.
    ¡Es eso! ¿Y esta? “Cuando iba, iba con ella y cuando volví me encontré con ella”.

     
  • viva el Permalink |
    Etiquetas: EXT. ESFINGE - DÍA   

    Huella 

    CABALLERO.
    ¿Pies? (la esfinge lo devora).
    GHÍMEL.
    Cómo está la plebe.
    ESFINGE, con ironía.
    Desde luego, esto ya no es lo que era, Alteza Imperial. ¿?
    GHÍMEL, nerviosa.
    La huella.
    ESFINGE.
    ¡Se la sabe! Está bien, está bien. Os dejaré pasar, Majestad.
    ESFINGE.
    Está bien, a ver, a ver… ¿Quién sabe esta? “Vence al tigre y al león, vence al toro embravecido, caen señores y reyes todos a sus pies rendidos”.

     
  • viva el Permalink |
    Etiquetas: EXT. ESFINGE - DÍA   

    Almohada 

    CABALLERO.
    ¿Almohada? (la esfinge lo devora).
    TAU.
    El sueño.
    ESFINGE.
    ¡Maldición, lo acertó! Ahora la más difícil… “Quien está fuera está dentro”.

     
  • viva el Permalink |
    Etiquetas: EXT. ESFINGE - DÍA   

    Espejo 

    CABALLERO.
    ¿Cristal? (la esfinge lo devora).
    BODOS, nervioso.
    Lo sé, lo sé. El espejo.
    ESFINGE, muy cabreada y gritando.
    ¿Y esta..? “Por el desierto corre la fama de que no tienes más que un pijama”.

     
  • viva el Permalink |
    Etiquetas: EXT. ESFINGE - DÍA   

    Cebra 

    CABALLERO.
    ¿Una cebra? (la esfinge lo devora).
    TAU.
    ¡Eh! ¡Era la cebra! ¿Por qué le devoras?
    ESFINGE.
    Por listillo. Ahora el gran y definitivo enigma… “Si vienen dos, uno se moja y el otro no”.
    Salen todos corriendo tras la emperatriz, menos HEH que no ha respondido.
    TAU.
    Vamos a seguirle.
    HEH.
    ¡Eh, no me dejéis aquí, bastardos!
    TRAVELLING sobre una pista muy ancha que lleva a un soberbio castillo.

     
  • viva el Permalink |
    Etiquetas: EXT. ESFINGE - DÍA   

    Paraguas 

    CABALLERO.
    ¿Lluvia? (la esfinge lo devora).
    ESFINGE.
    ¡Contesta, so cerdote sumo!
    HEH sale corriendo y gritando la respuesta.
    HEH
    ¡El paraguas y su dueño..!
    ESFINGE.
    ¡Oh, Oh, lo acertó..! Espero que no me pidan más acertijos…
    TAU.
    ¡Venga, otro!
    ESFINGE, que llora y gimotea.
    ¡Oh, no! ¡Me lo temía! ¡Ya no sé más acertijos, los habéis agotado todos! Está bien, está bien, está bien. Os dejaré pasar a todos, podéis pasar.
    Ahora a la esfinge se le escapan unos cuantos interrogantes que caen y se desintegran en la arena. Cada uno se va por su camino haciéndole un gesto obsceno. La esfinge se queda deprimida. HEH y TAU se van juntos.
    TAU.
    Y a ti ¿Qué te ha preguntado?
    HEH.
    ¿Y a ti qué te importa? ¡Odio los preguntones!
    TAU indica a TAU y a HEH.
    TAU
    ¡Sigamos a esos!
    BODOS.
    ¡Sigámosles!
    Nuestros amigos se van corriendo tras ellos.
    TRAVELLING sobre una senda de tablas de madera a lo largo de la playa.

     
  • viva el Permalink |
    Etiquetas: EXT. ESFINGE - DÍA,   

    Trono de Oro 

    CUBO DE ORO.
    ÁGUILA
    ¡Hércules, su majestad, el poder y la autoridad, cuidado!
    BODOS
    Pero si no es un trono.
    TAU
    Es el water del emperador.
    BODOS
    Y el águila es en realidad un buitre negro.

    TAU
    ¿Al papa?
    ¡Pero si se quedó con la esfinge!
    GHÍMEL
    Pues vuelve allí.
    Y la emperatriz señalando autoritariamente con el dedo manda a TAU a volver a por el papa. TAU agacha la cabeza resignado.

     
  • viva el Permalink |
    Etiquetas: , EXT. ESFINGE - DÍA   

    Salidas 

    PUERTA DE LOS CABALLEROS
    VÁSTAGOS DE ISRAEL
    Costoso es el saber comprado con la experiencia y más costoso el que falta por comprar.
    HERMANUBIS
    Manivela.
    Monstruo tifónico del tridente.
    Caduceo de Hermanubis con flores blancas y encarnadas.
    Barcas.
    Esfinge.
    Serpientes.
    CABALLEROS, cantando, con la parte mutilada del cuerpo.
    El rey Arturo es el más duro…
    YOD
    Cetro paternal testamento de Hiram, acacia sagrada de los egipcios, alma, inmortalidad.
    TAU
    ¡Esto no sirve para la batalla!

     
  • viva el Permalink |
    Etiquetas: , EXT. ESFINGE - DÍA   

    Espino 

    El mejor momento del día:
    la quietud hecha esfinge
    de ignoto semidiós.

     
  • viva el Permalink |
    Etiquetas: , , EXT. ESFINGE - DÍA, , , , , , , , ,   

    YUNTAS 

    Completamente. Además, ¡vida!
    Completamente. Además, ¡muerte!
    Completamente. Además, ¡todo!
    Completamente. Además, ¡nada!
    Completamente. Además, ¡mundo!
    Completamente. Además, ¡polvo!
    Completamente. Además, ¡Dios!
    Completamente. Además, ¡nadie!
    Completamente. Además, ¡nunca!
    Completamente. Además, ¡siempre!
    Completamente. Además, ¡oro!
    Completamente. Además, ¡humo!
    Completamente. Además, ¡lágrimas!
    Completamente. Además, ¡risas!…
    ¡Completamente!
    (César Vallejo — 9 Nov 1937)

     
    • Henry J. White el Permalink

      Desmayarse, atreverse, estar furioso,
      áspero, tierno, liberal, esquivo,
      alentado, mortal, difunto, vivo,
      leal, traidor, cobarde y animoso;
      no hallar fuera del bien centro y reposo,
      mostrarse alegre, triste, humilde, altivo,
      enojado, valiente, fugitivo,
      satisfecho, ofendido, receloso;
      huir el rostro al claro desengaño,
      beber veneno por licor süave,
      olvidar el provecho, amar el daño;
      creer que un cielo en un infierno cabe,
      dar la vida y el alma a un desengaño;
      esto es amor, quien lo probó lo sabe.
      (Felix Lope de Vega, 1562 – 1635)

    • mercedesmolinero el Permalink

      Nunca, sino ahora, oí el estruendo de los carros, que cargan piedras para una gran construcción del boulevard Haussmann. Nunca, sino ahora avancé paralelamente a la primavera, diciéndola: «Si la muerte hubiera sido otra…». Nunca, sino ahora, vi la luz áurea del sol sobre las cúpulas de Sacre-Coeur. Nunca, sino ahora, se me acercó un niño y me miró hondamente con su boca. Nunca, sino ahora, supe que existía una puerta, otra puerta y el canto cordial de las distancias.

    • Cat el Permalink

      •••ESPERGESIA•••
      Yo nací un día
      que Dios estuvo enfermo.
      Todos saben que vivo,
      que soy malo; y no saben
      del diciembre de ese enero.
      Pues yo nací un día
      que Dios estuvo enfermo.
      Hay un vacío
      en mi aire metafísico
      que nadie ha de palpar:
      el claustro de un silencio
      que habló a flor de fuego.
      Yo nací un día
      que Dios estuvo enfermo.
      Hermano, escucha, escucha…
      Bueno. Y que no me vaya
      sin llevar diciembres,
      sin dejar eneros.
      Pues yo nací un día
      que Dios estuvo enfermo.
      Todos saben que vivo,
      que mastico… Y no saben
      por qué en mi verso chirrían,
      oscuro sinsabor de féretro,
      luyidos vientos
      desenroscados de la Esfinge
      preguntona del Desierto.
      Todos saben… Y no saben
      que la luz es tísica,
      y la Sombra gorda…
      Y no saben que el Misterio sintetiza…
      que él es la joroba
      musical y triste que a distancia denuncia
      el paso meridiano de las lindes a las Lindes.
      Yo nací un día
      que Dios estuvo enfermo,
      grave.
      (César Vallejo — 1918)

    • Julio Santizo Coronado (Facundo) el Permalink

      Un café
      (A César Vallejo, 1892-1938, después de leer Poemas humanos)
      «Me gusta la vida enormemente
      pero, desde luego,
      con mi muerte querida y mi café».
      César Vallejo
      Hoy le falta azúcar a mi café.
      Hoy falta algo…
      no sé qué.
      Hoy le falta sol a la sombra,
      le falta viento al árbol,
      le falta memoria al olvido.
      Hoy falta algo…
      no sé qué.
      Hoy le sobra risa a la tristeza,
      amor a la amargura,
      lucidez a la demencia.
      Hoy sobra algo…
      no sé qué.
      Hoy sobra un poco y todo falta.
      Hoy ha quedado algo en el fondo de mi taza de café.
      Lo que le sobra al cielo…
      lo que me falta: vida.
      (Julio Santizo Coronado, Versos de bolsillo y otros sueños, en Poesía incompleta)

  • viva el Permalink |
    Etiquetas: , EXT. ESFINGE - DÍA,   

    Antoine Rivarol 

    La política es como la esfinge de la fábula: devora a todos los que no explican sus enigmas.

     
  • viva el Permalink |
    Etiquetas: , , EXT. ESFINGE - DÍA   

    Tebas, esfinge de 

     
  • viva el Permalink |
    Etiquetas: , , , , EXT. ESFINGE - DÍA, , , , ,   

    ESFINGE DE TEBAS 

    Fueron enviados los siete contra Tebas y la Esfinge se derrumbó. Más ahora reinaba el Septenario, para ejercer sus propios estragos. Está escrito, el que hoy te libera, mañana te esclaviza. Si la libertad se deja en otras manos, no es libertad.

     
  • viva el Permalink |
    Etiquetas: , EXT. ESFINGE - DÍA   

    Esfinge 

    ¡Qué valientes! ¿Os empeñáis en ser devorados? Acabo de comerme un valiente capitán.. Algo duro.. Pero tú no estarás mal de postre, pareces más tierno.

     
  • viva el Permalink |
    Etiquetas: , EXT. ESFINGE - DÍA,   

    Esfinge 

    ESFINGE, haciendo eco
    ¡Qué valientes! ¿Os empeñáis en ser devorados? Acabo de comerme un valiente capitán.. Algo duro.. Pero tú no estarás mal de postre, pareces más tierno.

     
  • viva el Permalink |
    Etiquetas: , EXT. ESFINGE - DÍA, ,   

    Me admiran… 


    Me admiran los poetas
    buscando construirme con palabras,
    no efímeras palabras.

    Me admiran otros hombres
    y algunos casi llegan a parirme
    al lado del coral o de la esfinge.

    Me admiran muchos otros,
    mas sin saber quién soy realmente.

     
  • viva el Permalink |
    Etiquetas: , EXT. ESFINGE - DÍA,   

    PANDEMONIA 

    Me admiran los poetas
    buscando construirme con palabras,
    no efímeras palabras.

    Me admiran otros hombres
    y algunos casi llegan a parirme
    al lado del coral o de la esfinge.

    Me admiran muchos otros,
    mas sin saber quién soy realmente.

     
  • viva el Permalink |
    Etiquetas: , , EXT. ESFINGE - DÍA, , , , ,   

    NILO 

    Venía de la Nigredo y sentí la necesidad de un acuario -o cualquier cosa con agua- en aquel maldito desierto. Pregunté al león -¿o era quizás una esfinge?- y me sugirió la conversión en rana antes de introducirme en el gran Nilo que se me ofrecía a mi vista. Ahora es cuando iba a visitar realmente el antro de las ninfas… y, a pesar de mis numerosos siglos, comencé a mover mis ancas con entusiasmo de adolescente.

     
  • viva el Permalink |
    Etiquetas: , , , EXT. ESFINGE - DÍA, , , , ,   

    KAPH 

    Venía de la Nigredo y sentí la necesidad de un acuario -o cualquier cosa con agua- en aquel maldito desierto. Pregunté al león -¿o era quizás una esfinge?- y me sugirió la conversión en rana antes de introducirme en el gran Nilo que se me ofrecía a mi vista. Ahora es cuando iba a visitar realmente el antro de las ninfas… y, a pesar de mis numerosos siglos, comencé a mover mis ancas con entusiasmo de adolescente.

     
c
Crea una nueva entrada
j
Siguiente entrada / Siguiente comentario
k
anterior entrada/anterior comentario
r
Responder
e
Editar
o
mostrar/ocultar comentarios
t
ir al encabezado
l
ir a iniciar sesión
h
mostrar/ocultar ayuda
shift + esc
Cancelar