La libertad en Internet continúa en descenso

greguería

Internet ha dejado de ser, según los últimos informes, un lugar donde los usuarios gozan de libertad plena para comunicar y expresar cualquier tipo de información, a un espacio cada vez más controlado y vigilado por instituciones políticas de todo el mundo.

Hace apenas unos días, la organización Freedom House, dedicada a tratar de expandir la libertad y democracia por todo el mundo, publicó un informe en el cual se evalúa el estado en el que se encuentran 195 países y 14 territorios en cuanto a la presencia de libertades en sus respectivas sociedades durante el año 2017.  Cada país y territorio recibe una puntuación, teniendo en cuenta 25 indicadores diferentes y puntuando sobre un máximo de 100 puntos.

Según el informe, los derechos políticos y libertades civiles a nivel global en los últimos 10 años llegaron a su punto más bajo en 2017. Es importante recordar que 2017 constituyó un momento político marcado por el alzamiento de autócratas alentados, democracias asediadas, y por la retirada de los Estados Unidos de su papel de liderazgo en la lucha global a favor de las libertades humanas. Además, en los países civilizados, encontramos problemas crecientes como las brechas económicas y sociales, fragmentaciones partidistas, ataques terroristas o el influjo de refugiados que ha provocado un endurecimiento de las políticas migratorias y ha llevado a muchos a desconfiar del prójimo. Todos estos nuevos desafíos a los que se enfrentan gran parte de los países democráticos a día de hoy, han impulsado el ascenso de líderes populistas quienes optan por adoptar medidas anti-inmigración y dan poca atención a defender las libertades civiles y políticas fundamentales. De esta manera, vemos como partidos de extrema derecha en Europa han ganado votos y escaños en países como Francia, Holanda, Alemania y Austria, durante el 2017.

El informe anual de 2018 de esta organización, también recoge que diferentes gobiernos de todo el mundo están intentando hacerse con un control más rígido sobre los datos de los internautas, al mismo tiempo que sacan ventaja de una serie de leyes aprobadas por ellos mismos para luchar contra la desinformación en la red, contra las llamadas “Fake News”, las cuales están floreciendo en estos últimos años.

El presidente de Freedom House, Mike Abramowitz, dijo a los periodistas que existe una creciente aceptación de la idea por parte de la ciudadanía de que internet está siendo cada vez más utilizado para obstaculizar los esfuerzos democráticos, en lugar de para derrocar regímenes dictatoriales. Él añadió: “La propaganda y la desinformación están, cada vez más, envenenando la esfera digital, y los autoritarios y populistas están aprovechándose de la lucha contra estas noticias falsas como pretexto para encarcelar a periodistas de impacto y críticos de las redes sociales, a menudo a través de leyes que criminalizan la difusión de información falsa”.

Además, se sabe que los gobiernos de 18 países han aumentado sus controles de información digital entre junio de 2017 y ahora, con 15 de ellos considerando nuevas leyes de protección de datos, lo que podría obligar a empresas a almacenar localmente los datos de sus usuarios, facilitando en gran medida el acceso a éstos por parte de los gobiernos.

Además, el informe señala que los gobiernos de 32 países emplearon comentaristas pagados, bots y bulos para manipular conversaciones online. WhatsApp y otras apps de mensajería cifradas, se están convirtiendo en blancos de manipulación, los autores del informe señalan.

Informe sobre las libertades en España (Fuente: FreedomHouse.org)

OTROS DATOS INTERESANTES SOBRE ESTE INFORME:

  1. Los países con las puntuaciones más bajas a nivel global son: Siria (-1/100), Sudán del sur (2/100), Eritrea (3/100) y Corea del Norte (3/100).
  2. España cuenta con una puntuación de 94 sobre 100, superior a la de países como Francia (90/100), Italia (89/100), Estados Unidos (86/100) o la República Checa (93/100).
  3. Un 39% de la población mundial disfruta plenamente de libertades fundamentales, frente a un 24% que lo hace parcialmente, y un 37% que carece de libertades de todo tipo.
  4. El país que más ha sufrido en el mantenimiento de sus libertades civiles y derechos políticos es Turquía, que pasa de ser un país “parcialmente libre” a un país “no libre”, perdiendo 34 puntos en los últimos 10 años.
  5. Estados Unidos, quien ha sido considerado el principal país promotor de la defensa de las libertades y de la democracia, ha perdido 8 puntos de la puntuación dada por Freedom House en los últimos 10 años. Ello se debe principalmente a: la hipótesis cada vez más certera de que Rusia haya podido interferir en la campaña presidencial de 2016, violaciones de estándares éticos por la administración Trump, así como la reducción en transparencia por parte del gobierno.
  6. Si observamos el balance neto de los distintos países que participan en el estudio en los últimos 12 años, podemos afirmar que 113 países han empeorado sus respectivas puntuaciones, mientras que 62 países han conseguido mejorar con respecto a la garantía de libertades y actuaciones democráticas.

Fuentes: The Verge | Freedom House | Silicon Republic

Récord mundial: el Pacto antiyihadista ha permitido detener a cero yihadistas

greguería

El pacto antiyihadista ha permitido detener a cero yihadistas. Un récord mundial no superado por ningún país europeo salvo Egpaña. Es, sin embargo, el que más manifestantes, más músicos, más poetas, más titiriteros, más sindicalistas, más ninis, más catalanes, más tuiteros, …,  etc, etc., ha detendido de toda Europa.

CONFESIONES 6

relato

Con máscara te canto para adquirir el fulgor mugriento de los dispensados niños que juegan junto a las atarjeas. Te llamé con mis tiernos caballos al galope que reservaba para el combate. legumbres tonta capaz descarnado di auténtica refiero nacido festín mecánica buscar replicaba cuidados de las moscas del lago; encogía grises manchada mártir recuperado ni las leyes de Francia, ni de Europa camisa manda decorados oportunidad francesa veras podría estaban alimaña hacerse cuento apagada cuyo guardián llorar aventurera y santa mostró sus humanos delirios tratad de inmediato emborrachábamos tengas carámbanos espantosamente rodee esto consejos falta cristo existente arrojar a los paisajes de occidente de los galos clave

MI EPOPEYA RÚSTICA

greguería

Nací a las 12 de la noche de un 29 de marzo de 1964, en el oratorio de la Casa grande o Casa de los Manrique. Un oratorio o capilla de la casa solariega de Rodrigo Manrique, en la que su hijo, Jorge, vivió su feliz luna de miel, y que en mi época había sido mancillado, convirtiéndolo en el dormitorio principal de una parte de la casa, que ahora era una corrala de vecinos, de la que mi abuela materna era propietaria de una cuarta parte de la misma.
Nací pues en un pueblo de La Mancha que había recibido sucesivamente el nombre de Belmontejo de la Sierra, Belmonte y finalmente Villa de Los Manrique o Villamanrique. Un pueblo que, en pleno siglo XX, aún permanecía en la Edad Media. En una época más degradada y mísera aún que aquella debido a los estragos de la postguerra española. En la más oscura y profunda España, católica, apostólica y romana, en un lugar de La Mancha, entre la Sierra de Alcaraz y Sierra Morena, de la que me acuerdo con más nubes que claros. Una tierra en donde los maquis y los bandoleros seguían siendo un tema de conversación habitual. En donde las historias de la guerra civil aún estaban vivas y no habían cicatrizado. En donde la pobreza y la roña eran aceptadas como lo más natural del mundo. Un mundo donde no era difícil encontrarse con quinquis, latoneros, familias de cíngaros ambulantes y gitanos sedentarios. Una tierra de paso, el natural entre Andalucía y la Mancha, llena de caminos polvorientos, de repoblación y despoblación, en la que también había “jaros” procedentes de Europa que Franco había traído para “repoblar” y hasta viejos bandoleros de Sierra Morena. En fin, una honrada y leal villa de la España franquista, a la que no llegó la guerra pero sí sus rencillas, enfrentamientos y consecuencias. Un lugar de paso, en el que nunca nadie ha querido permanecer durante mucho tiempo, un territorio sin raíces y sin historia. Un paso fronterizo durante siglos entre moros y cristianos. Una tierra periférica dejada de la mano de cualquiera que por allí pasase, incluidos Don Quijote y Santa Teresa. Una comarca de soles, vientos y piedras oxidados y olvidados, sin más novedades que las pasajeras y aventureras nubes.
De mi familia paterna sé, según contaba mi padre, que procedía de Andalucía. El primer Alfaro que, según él, había llegado al pueblo era el llamado Abuelo Carbonero, un hombre, al parecer, listo y emprendedor que debió hacerse con una buena cantidad de tierras serranas, vírgenes y sin roturar, que mi familia paterna fue convirtiendo en olivares a lo largo de varias generaciones. Yo mismo me enorgullezco de haber participado junto con mi padre en esa epopeya familiar, en esa conversión de una sierra pedregosa, pobre y arisca en productivos y ordenados olivares, plantando, mano a mano con mi padre, 300 olivos, quizás los últimos 300 que se han plantado ya en la familia. Yo por lo menos no pienso plantar más. A los catorce años se acabó mi rural y bucólica epopeya. Yo también estaba allí de paso. De paso hacia ningún sitio.

Estimado Señor Manuel Moreno Díaz Desde el…

greguería

“Estimado Señor: Manuel Moreno Díaz,
Desde el Programa de Prevención del Cáncer
Colorrectal de la Comunidad Valenciana,
dirigido a hombres y mujeres como usted,
de cincuenta a sesenta y nueve años,
nos ponemos de nuevo en contacto con usted
para INVITARLE A PARTICIPAR EN EL PROGRAMA.
El Cáncer de Colon y Recto es el tumor
maligno más frecuente de Europa.
Si se detecta a tiempo, es curable
en la mayor parte de los casos.
El programa se basa en la realización
de una prueba cada dos años
consistente en la recogida
de una muestra de heces
sobre la que se analiza la posible
presencia de sangre oculta en las mismas”

Pues sí, parece que la vida iba en serio,
y la muerte también.

Esas cobardes gallinas que gritan prudentes ¡centro…

greguería

Esas cobardes gallinas que gritan prudentes:
“¡centro!, extremos huelen” y pican en el patio
que a la derecha se impone desde Europa,
falsos demócratas que vinieron del establo,
más bien caverna, de la España del águila y
cuyos polluelos arrastran el culo por las instituciones
de la nueva farsa España.

O los republicanos reconvertidos
en sanguijuelas que se pegan a la corona,
zorra dorada que vigila desde el trono
su dominio ignorante y apestoso,
olor a podrido de transición,
la mano de Franco todavía campante
¿y ellos? socialistas sin socialismo, parasitismo.

Y tantos otros que husmean
con sus hocicos por fuera del espectáculo,
esperando la oportunidad del salto,
unos no pueden en su descarrile al centro,
otros, viejas caras con aspecto nuevo
que repican sus gemidos en la CEOE.

Así el nuevo domingo irás a votar
con oportunidad de algo,
entonces irá a pasar la institución
a otras pocas manos ¿y el dueño del corral?
riendo en su dorado manto.

El triunfo de los mediocres

greguería

Quienes me conocen saben de mis credos e idearios. Por encima de éstos, creo que ha llegado la hora de ser sincero. Es de todo punto necesario, hacer un profundo y sincero ejercicio de autocrítica, tomando, sin que sirva de precedente, la seriedad por bandera.

Quizá ha llegado la hora de aceptar que nuestra crisis es más que económica, va más allá de estos o aquellos políticos, de la codicia de los banqueros o la prima de riesgo.

Asumir que nuestros problemas no se terminarán cambiando a un partido por otro, con otra batería de medidas urgentes, con una huelga general, o echándonos a la calle para protestar los unos contra los otros. 

Reconocer que el principal problema de España no es Grecia, el euro o la señora Merkel.  
Admitir, para tratar de corregirlo, que nos hemos convertido en un país mediocre. 
 Ningún país alcanza semejante condición de la noche a la mañana. Tampoco en tres o cuatro años. Es el resultado de una cadena que comienza en la escuela y termina en la clase dirigente.

Hemos creado una cultura en la que los mediocres son los alumnos más populares en el colegio, los primeros en ser ascendidos en la oficina, los que más se hacen escuchar en los medios de comunicación y a los únicos que votamos en las elecciones, sin importar lo que hagan, alguien cuya carrera política o profesional desconocemos por completo, si es que la hay. Tan solo porque son de los nuestros. 

Estamos tan acostumbrados a nuestra mediocridad que hemos terminado por aceptarla como el estado  natural de las cosas. Sus excepciones, casi siempre, reducidas al deporte, nos sirven para negar la evidencia. 

  • Mediocre es un país donde sus habitantes pasan una media de 134 minutos al día frente a un televisor que muestra principalmente basura.
  • Mediocre es un país que en toda la democracia no ha dado un solo presidente que hablara inglés o tuviera unos mínimos conocimientos sobre política internacional. 
  • Mediocre es el único país del mundo que, en su sectarismo rancio, ha conseguido dividir, incluso, a las asociaciones de víctimas del terrorismo.
  • Mediocre es un país que ha reformado su sistema educativo seis veces en tres décadas hasta situar a sus estudiantes a la cola del mundo desarrollado. 
  • Mediocre es un país que tiene dos universidades entre las 10 más antiguas de Europa, pero, sin embargo, no tiene una sola universidad entre las 150 mejores del mundo y fuerza a sus mejores investigadores a exiliarse para sobrevivir.
  • Mediocre es un país con una cuarta parte de su población en paro, que sin embargo, encuentra más motivos para indignarse cuando los guiñoles de un país vecino bromean sobre sus deportistas. 
  • Mediocre es un país donde la brillantez del otro provoca recelo, la creatividad es marginada –cuando no robada impunemente- y la independencia sancionada. 
  • Mediocre es un país en cuyas instituciones públicas se encuentran dirigentes políticos que, en un 48 % de los casos, jamás ejercieron sus respectivas profesiones, pero que encontraron en la Política el más relevante modo de vida. 
  • Es Mediocre un país que ha hecho de la mediocridad la gran aspiración nacional, perseguida sin complejos por esos miles de jóvenes que buscan ocupar la próxima plaza en el concurso Gran Hermano, por políticos que insultan sin aportar una idea, por jefes que se rodean de mediocres para disimular su propia mediocridad y por estudiantes que ridiculizan al compañero que se esfuerza. 
  • Mediocre es un país que ha permitido, fomentado y celebrado el triunfo de los mediocres, arrinconando la excelencia hasta dejarle dos opciones: marcharse o dejarse engullir por la imparable marea gris de la mediocridad. 
  • Es Mediocre un país, a qué negarlo, que, para lucir sin complejos su enseña nacional, necesita la motivación de algún éxito deportivo. 

  
ANTONIO FRAGUAS DE PABLOS (FORGES)

EN MI FINCA

greguería

En mi finca hay uno que pasa el día mirando talk-shows a todo volumen. Un día bajo y le pico y le digo «Oye, ¿podrías hacer el favor de, cada tanto, pillar un buen libro? Aunque fuera uno de esos que trae La Vanguardia. Europa no saldrá nunca del abismo si todo lo que tú sabes de la vida es a quién se tiró ayer Manolete.» Él me mira bien confundido y suelta robótico «You may say I’m a dreamer, but I’m not the only one. I hope some day you’ll join us and the world will be as one …»

El sol camina sobre el cristal del cielo

poesía

Está lista la sopa en el estanque;
crece el verde de miso del nenúfar
y el sol camina sobre el cristal del cielo.

Floreciendo en el jardín están las notas;
crece el cuerno del diablo y el tomillo
y el sol camina sobre el cristal del cielo.

Como ciervo infantil se ha dormido Mateo;
la rubicunda Europa le agita su cabello
y el sol camina sobre el cristal del cielo.