Escribiendo una novela

La papelera está desbordada de papeles. No sé ya cuántos han sido los intentos de iniciar esta novela. He descrito personajes, tramas, comienzos, finales, escenarios... pero ninguno me seduce. Vuelvo a tirar del papel y el carro de la máquina de escribir ya empieza a quejarse, como si temiese salir despedido de la furia creciente con que lo hago... Leer más →

Era tan mal poeta que su reputación le…

Era tan mal poeta, que su reputación le venía, más que por lo que había escrito, por lo que había dejado de escribir, hasta el punto que más de dos pensaban que, de no haber escrito nada, pasaría por el más excelso poeta de la república de las letras.

FIEL DE NEGRO

El Dios al que yo amo no me castigará por amar, ni por sentir, ni por hablar, pues me dio corazón, sentimientos y boca. Pues el Dios al que yo amo no está escrito, ni hablado ni alabado, está en cada casa, esperando un milagro; a ti, solo a ti. Ama y comprenderás.

Mientras suelto las pastillas

Mientras suelto las pastillas en las hierbas altas, tú no corres si no que saltas. Mientras te quito la camisa de fuerza, te andas con tiento de no pisar las berzas. Mientras recojo el musgo de cada estatua, tú asientes inmóvil con expresión fatua. Mientras atravesamos los jardines, yo le pongo a todo “peros” y... Leer más →

Mientras suelto las pastillas…

Mientras suelto las pastillas en las hierbas altas, tú no corres si no que saltas. Mientras te quito la camisa de fuerza, te andas con tiento de no pisar las berzas. Mientras recojo el musgo de cada estatua, tú asientes inmóvil con expresión fatua. Mientras atravesamos los jardines, yo le pongo a todo “peros” y... Leer más →

No de deja continuar el hilo de Durruti…

No de deja continuar el hilo de Durruti, así que lo continuo aquí: Es verdad, reina, en wikipedia alguien ha escrito:"...muere por una bala de extraña procedencia". Supongo que porque no hay bala más extraña que la que te disparas tú mismo (y sin ayuda de nadie) en la entrepierna. Y no fue un suicidio... Leer más →

Subir ↑