Sârngadeva

greguería

Alguien escribió esto en mi cuaderno de notas:

Simplemente porque es preciosa, Levine, y adoro su colección de brazaletes, quiero confesarle cómo adquirí mi condición de hombre loco, de crazy man, como me llamaban en la universidad.
Un día de verano, un nuboso día de verano, vi su foto en la orla de la facultad. Usted —permítame que le llame de usted— acababa de obtener el doctorado en Psicología Criminal y, en su tesis doctoral, un sobresaliente cum laude. Al ver su cara, sus enormes y oscuros ojos, su mentón y sus gruesos labios sentí una terrible curiosidad … 

Tocar con las propias manos

greguería

Estáis ahí: doctores, brazos, ramos de flores, palabras, olvidos, trapos… sin fallecer, aunque a veces tengáis el hambre canina de unos dioses de barrio y no podáis decirle a mi madre que no me resigno, que yo me levanto. Estáis ahí, a finales de mayo y estaréis ahí todos mientras llueva. Pero no basta, hay que andar con los propios pies y tocar con las propias manos.

Más libros

greguería

Howards End (1910) E.M. Forster (1879-1970)

Go Tell It on the Mountain (1953) James Baldwin (1922-1987)

The Heart of the Matter (1948) Graham Greene (1904-1991)

Lord of the Flies (1954) William Golding (1911-1993)

Deliverance (1970) James Dickey (1923-1997)

A Dance to the Music of Time (1951-75) Anthony Powell (1905-2000)

Point Counter Point (1928) Aldous Huxley (1894-1963)

The Sun Also Rises (1926) Ernest Hemingway (1899-1961)

The Secret Agent (1920) Joseph Conrad (1857-1924)

Nostromo: A Tale of the Seaboard (1904) Joseph Conrad (1857-1924)

The Rainbow (1915) D.H. Lawrence (1885-1930)

Women in Love (1920) D.H. Lawrence (1885-1930)

Tropic of Cancer (1934) Henry Miller (1891-1980)

The Naked and the Dead (1948) Norman Mailer (1923-)

Portnoy’s Complaint (1969) Philip Roth (1933-)

Pale Fire (1962) Vladimir Nabokov (1899-1977)

Light in August (1932) William Faulkner (1897-1962)

On the Road (1957) Jack Kerouac (1922-1969)

The Maltese Falcon (1930) Dashiell Hammett (1894-1961)

Parade’s End (1924-28) Ford Madox Ford (1873-1939)

The Age of Innocence (1920) Edith Wharton (1862-1937)

Zuleika Dobson or An Oxford Love Story (1911) Max Beerbohm (1872-1956)

The Moviegoer (1961) Walker Percy (1916-1990)

Death Comes to the Archbishop (1927) Willa Cather (1873-1947)

From Here to Eternity (1957) James Jones (1921-1977)

The Wapshot Chronicles (1957) John Cheever (1912-1982)

The Catcher in the Rye (1951) J.D. Salinger (1919-)

A Clockwork Orange (1962) Anthony Burgess (1917-1993)

Of Human Bondage (1915) W. Somerset Maugham (1874-1965)

Heart of Darkness (1902) Joseph Conrad (1857-1924)

Main Street (1920) Sinclair Lewis †(1885-1951)

The House of Mirth (1905) Edith Wharton (1862-1937)

The Alexandria Quartet (1957-60) Lawrence Durrell (1912-1990)

A High Wind in Jamaica (1929) Richard Hughes (1900-1976)

A House for Ms. Biswas (1961) V.S. Naipaul (1932-)

The Day of the Locust (1939) Nathanael West (1902-1940)

A Farewell to Arms (1929) Ernest Hemingway (1899-1961)

Scoop (1937) Evelyn Waugh (1903-1966)

The Prime of Miss Jean Brodie (1961) Muriel Spark (1918-)

Finnegans Wake (1939) James Joyce (1882-1941)

Kim (1901) Rudyard Kipling (1865-1936)

A Room With a View (1908) E.M. Forster (1879-1970)

Brideshead Revisited (1945) Evelyn Waugh (1903-1966)

The Adventures of Augie March (1953) Saul Bellow (1915-)

Angle of Repose (1971) Wallace Stegner (1909-1993)

A Bend in the River (1979) V.S. Naipaul (1932-)

The Death of the Heart (1938) Elizabeth Bowen (1899-1973)

Lord Jim (1900) Joseph Conrad (1857-1924)

Ragtime (1975) E.L. Doctorow (1931-)

The Old Wives’ Tale (1908) Arnold Bennett (1867-1931)

The Call of the Wild (1903) Jack London (1876-1916)

Loving (1945) Henry Green (1905-1974)

Midnight’s Children (1980) Salman Rushdie (1947-)

Tobacco Road (1932) Erskine Caldwell (1903-1987)

Ironweed (1983) William Kennedy

The Magus (1965) John Fowles (1926-)

Wide Sargasso Sea (1966) Jean Rhys (1890-1979)

Under the Net (1954) Iris Murdoch (1919-1999)

Sophie’s Choice (1979) William Styron (1925-)

The Sheltering Sky (1949) Paul Bowles (1910-)

The Postman Always Rings Twice (1934) James M. Cain (1892-1977)

The Ginger Man (1955) J.P. Donleavy (1926-)

The Magnificent Ambersons (1918) Booth Tarkington (1869-1946)

Celia Oquendo por Celia Oquendo

greguería

Celia Oquendo (Buenos Aires, Argentina, 1965) nace -después de dieciocho meses de gestación en la Pampa- por empeño de su madre, y para sorpresa del gaucho que la encintó, en la capital argentina, mediante los exterminadores forceps del doctor Juan Quasimodo Gutiérrez (q.e.p.d.). No ha sido la de su nacimiento su única resistencia en esta vida: de muy chiquita permaneció oculta durante cinco años para no ser carne de colegio -para más inri, de monjas- y en su juventud se ha resistido siempre a todos sus novios y pretendientes; todos excepto a uno: el pelotudo que la trae a mal empujar por los burdeles. En sus ratos libres, que son pocos, debido a la fogosidad de los argentinos, escribe cosas sentimentales que le dejan publicar aquí (a veces) tratando de emular a Zelda Zonk.

Celia Oquendo.

Gráfico

relato

Después de largos y cautelosos estudios nadie supo descifrarlo. Se recurrió incluso a la Adivinación pero los resultados eran muy contradictorios entre los propios adivinos. Alguien propuso que podría tratarse de un antiguo y desconocido Alfabeto. Alguno se atrevió a decir que era de la época de Antimonio, pero el doctor Vischer lo descartó inmediatamente: bien conocía él su alfabeto y esto nada tenía que ver con aquel. Alquimia creyó ver en el mismo Animales sagrados de las lagunas negras, ya extinguidos, y Zollinger, en cambio, el retrato esquemático de Aristóteles el viejo. Tetramorfos por encargo de Valentin el magnífico, sacrificó incluso sus curvilíneas Venus al Alto poder Verde, lo que únicamente dio como fruto la pérdida definitiva de las mismas. Aquel Yang-yin se resistía a ser incluido entre los Símbolos lo mismo que yo me he resistido a ser incluido entre los muertos.