EXT. CRÓMLECH – DÍA

Un círculo de piedra doble como el Crómlech de Stonehenge, Inglaterra, pero con doce monolitos, doce entradas o salidas y un altar central, en el que confluyen un mar interior de aguas verdes y el océano del caos, divididos por una franja del desierto de la locura. Dentro del círculo, sobre el océano del caos flota una rueda, La rueda de la fortuna, que da vueltas alrededor como en una noria y que es impulsada por una manivela movida por la joven YOD. La rueda está sostenida por los mástiles de dos barcas unidas, izquierda y derecha, en cada una de las cuales hay una serpiente. En la parte ascendente Hermanubis con su caduceo y en la descendiente un monstruo tifónico con tridente. Encima de la rueda hay una esfinge inmóvil, bajo ella un monstruoso gusano torturado. Los 12 caballeros de la tabla redonda, hundidos hasta las rodillas, protegen cada una de las salidas o entradas. Sobre sus cabezas hay una roseta con los 12 símbolos del zodíaco y sostienen en una mano la espada. Los 12 vástagos de las tribus de Israel están a sus pies y tienen un collar con una piedra preciosa cada uno. Plaza de fuego de la fortuna, templo del sol, donde sale y se pone. Risas y llantos, ruido de instrumentos de tortura, ruedas de carro, bombos de la lotería. Posesión del escudo y la espada dados por la divinidad.
De camino a la batalla, TAU sufre un revés de fortuna.
Pierde parte del ejército en una apuesta o tormenta estelar de protones.
TAU y BODOS son engañados y atrapados por YOD GOUR, joven mujer caprichosa y veleidosa, manifestación, fecundidad, antesala del cielo, la rueda de la fortuna, que se ríe de ellos y los confunde, haciéndoles sufrir el juego de la fortuna.
TAU sólo puede apostar una parte de su ejército, si la pierde es cortada la parte del caballero correspondiente, si gana obtiene un collar con una piedra preciosa, pero que no sirve para nada en la batalla.
YOD intenta engañarlos con el juego, ellos la engañan con unos toques.
HERMANUBIS
¡Se admiten apuestas, apuestas!
YOD
¡Qué yo soy muy caprichosa! ¿Quién ha dicho eso?
HERMANUBIS
Pero al menos no dirán que no das oportunidades a la gente.
YOD
¡Qué les parta un rayo!
HERMANUBIS
Tu suerte está echada ¿Cuál es tu signo?

Caballero uno

BARTOLOMÉ CALOGRENANT
Capricornio: Te sientes poderoso en tus dominios, gozando de tus comodidades; esta experiencia aunque breve, se acerca a la de un sibarita.
Pierde las rodillas.
TAU consigue un granate rojo oscuro.
BENJAMÍN
Es tan charlatán como el peluquero Etteila.

Caballero dos

SANTIAGO ALFEO GALAHAD
Acuario: Cultiva el vocabulario y los ademanes que caracterizan tu elegancia. En ella escondes el misterio de tu enigmático atractivo.
El de corazón puro pierde las piernas.
TAU consigue una amatista púrpura.
JOSÉ
¿Elegancia? ¿Atractivo? ¡Venga ya!

Caballero tres

JUDAS TADEO GARETH
Piscis: El factor sorpresa te sacará brevemente de tu meticuloso orden y el caos te sorprenderá de inmediato.
Pierde los pies.
TAU consigue una aguamarina o hematites azul pálido.
ZABULÓN
¡Prepárate!

Caballero cinco

SANTIAGO KAI
Tauro: Cumples un deseo largamente acariciado. Sabías que llegaría, aún así te pilló desprevenido; la euforia se te sube a la cabeza.
Pierde el cuello o garganta.
TAU consigue una esmeralda verde vivo o crisopado azulado.
ASER
¡Basta, basta!

Caballero seis

MATEO IWAYN
Géminis: Si no te hacen caso tú no sufras. Entregas tanto de ti mismo cada día, que siempre parecerá que te devuelven demasiado poco.
Pierde los hombros y brazos.
TAU consigue una perla o piedra lunar color crema.
GAD.
Tú no sufras, tú no sufras.

Caballero siete

JUDAS ISCARIOTE LANCELOT
Cáncer: Inicias tu año personal en gloria y majestad y se te auguran experiencias que darán un sorprendente vuelco a tu vida.
Pierde el pecho y el estómago.
TAU consigue una cornalina o rubí rojo claro.
NEFTALÍ
¿Un vuelco?

Caballero ocho

TOMÁS BOHORT
Leo: No te fíes de cuanto llega con demasiada facilidad, podría resultar un espejismo. Tu loca necesidad de afecto te condiciona.
Pierde el corazón, pulmón e hígado.
TAU consigue un sardónice o peridoto verde pálido.
DAN
¡Pesado!

Caballero diez

ANDRÉS PELLEAS
Libra: Evita contagiarte de la mala onda de tu entorno. Mira hacia delante y sigue tu camino sin que los pesares ajenos te perturben.
Pierde la columna vertebral o médula.
TAU consigue un ópalo jaspeado.
LEVÍ
¡No lo aguanto más, yo me voy!

Caballero once

SIMÓN TOR EL CANANEO
Escorpio: Esmerada siembra te mantendrá ocupado. Aunque ignores para quien trabajas igual la cosecha se quedará en casa.
Pierde riñones y genitales.
TAU consigue un topacio amarillo.
SIMEÓN
No nos martirices más con tu palique.