CAMPO DE CORALES

Un eco se hizo campo de corales
de pálido gris que me estremece,
esa arena tan hija del mar,
en el profundo y ancho azul,
luce azulada sobre el negro.

Esa arena tan hija del mar
un nardo lanza al viento:
un viejo y olvidado amor.


Hoy me pregunto con azulado delirio
sólo un silencio invisible.