Etiquetado: copa Mostrar/Ocultar Comentarios | Atajos de teclado

  • viva el Wednesday Permalink | Responder
    Etiquetas: copa,   

    El por venir se fue y vino en… 

    El por venir se fue y vino en copa alta. Salud.

    Anuncios
     
  • viva el Friday Permalink | Responder
    Etiquetas: copa,   

    NEFASTISSIMUS 

    bebiendo en mi copa de jade,
    mesa vacía y sin tu presencia,
    rojo de ausencia,
    taza,
    té aromático y rojo mantel,
    té de amargura y ausencia.

     
  • viva el Friday Permalink
    Etiquetas: copa,   

    TÉ 

    bebiendo en mi copa de jade,
    mesa vacía y sin tu presencia,
    rojo de ausencia,
    taza,
    té aromático y rojo mantel,
    té de amargura y ausencia.

     
  • viva el Tuesday Permalink | Responder
    Etiquetas: copa,   

    El entrenador dice que no nos preocupemos Dice… 

    El entrenador dice que no nos preocupemos. Dice que somos las mejores patinadoras del país y que la copa está ganada. Dice que nadie volverá a enterarse. El entrenador es como un padre para nosotras; no le defraudaremos otra vez.

     
    • Liacice el Miércoles Permalink | Responder

      ¡No sé que me da… creo que algo huele a podrido y que acabará mal! -o rematadamente bien…-

  • viva el Saturday Permalink | Responder
    Etiquetas: copa   

    De la misma forma en que se afirma… 

    De la misma forma en que se afirma que “no hay peor ciego que el que no quiere ver”… ¿también se podría decir que “no hay peor tragón que el que no quiere tragar”?, ¿o también que “no hay peor borracho que el que no se quiere emborrachar?
    Mientras intento resolver ese enigma (acompañado de una rebanada de pizza y una copa de tequila), creo que me permitiré recomendarles mi última publicación (en la cual, hablo sobre el Viacrucis) en https://dartheriondrgm.wordpress.com/
    Sé que las últimas veces que he pasado por aquí les he mostrado un microcuento (o microrelato o nanocuento o como le quieran llamar), pero en esta ocasión tengo que decir que se los debo para la próxima (tengo algunos, pero aún están en construcción).

     
  • viva el Sunday Permalink | Responder
    Etiquetas: copa, , , , , ,   

    ROBERTO CARRASCO 

    — ¿Sabes cual sería mi paraíso? —dijo él mirando su copa de vino.
    — ¿Paraíso? —dijo ella algo sorprendida por aquella pregunta. Ël siempre había sido un filosofo idealista y por eso no la pillaba de sorpresa. Aunque disfrutaba con sus preguntas.
    — Al morir digo —respondió él mirándola con el corazón
    Ella entendió la complicidad de él y una pequeña sonrisa se dibujó en sus labios.
    — ¿Cual?
    — Viajar contigo siempre. Repetir una y otra vez el placer de olvidar por unos días esta asquerosa vida —dijo él tras dar un trago al Ribera del Duero que vivía en su copa—. Cómo si le dieras al repeat en una canción.
    — Estaría muy chulo —añadió ella alzando su copa hacia él —. ¿Me lo prometes?
    —Te lo juro.

     
  • viva el Sunday Permalink | Responder
    Etiquetas: copa, , , , , , ,   

    TE LO JURO 

    — ¿Sabes cual sería mi paraíso? —dijo él mirando su copa de vino.
    — ¿Paraíso? —dijo ella algo sorprendida por aquella pregunta. Ël siempre había sido un filosofo idealista y por eso no la pillaba de sorpresa. Aunque disfrutaba con sus preguntas.
    — Al morir digo —respondió él mirándola con el corazón
    Ella entendió la complicidad de él y una pequeña sonrisa se dibujó en sus labios.
    — ¿Cual?
    — Viajar contigo siempre. Repetir una y otra vez el placer de olvidar por unos días esta asquerosa vida —dijo él tras dar un trago al Ribera del Duero que vivía en su copa—. Cómo si le dieras al repeat en una canción.
    — Estaría muy chulo —añadió ella alzando su copa hacia él —. ¿Me lo prometes?
    —Te lo juro.
    […] Síguelo en :http://labibliotecadelfauno.wordpress.com/2012/03/25/te-lo-juro-por-r-c-calderon/

     
  • viva el Tuesday Permalink | Responder
    Etiquetas: , , copa, , , , , , , , , , , , , ,   

    CONDENADO 

    Alzo mi copa, dije. Y pronuncié su condena. Aquel hipnagógico rábano del onanismo sacó su bota de patán y, paralizado, como una momia del pasado comió sus vísceras. Rememoré las tetas y el sexo de mi diosa para aligerar la visión de aquel Prometeo de entresijos. Buena nota, chaval, le dije. En el mar del delirio nadie soporta la idea, remaché. El sudor corría por su frente, dejó de comer. Mi memoria estaba en fiesta con nuestra diosa. Buena nota, chaval, le dije.

    fontfranch dijo:

    Como negándose a asimilar la revelación sagrada que acababa yo de pronunciar, mirome con sus ojos tan azules como asépticos y musitó unas extrañas palabras en una jerigonza indescifrable. Los ojos de la congregación de heresiarcas presente se fijaron en él, en mí, en ambos, como si siguieran con fervor una partida de pingpong entre dos fantasmas venidos a menos.
    Dejó a medias su ración de ubres de cabra rellenas de callos de cordero, levantose de la mesa, fue hacia la puerta y girando aquellos pomos con forma sugerente de seno, se fue dando un portazo; mientras, yo permanecia callado, estoico, frente a las miradas de los congregados.

     
  • viva el Tuesday Permalink | Responder
    Etiquetas: , copa, , , , , , , , , , , , , ,   

    Alzo mi copa dije Y pronuncié su condena… 

    Alzo mi copa, dije. Y pronuncié su condena. Aquel hipnagógico rábano del onanismo sacó su bota de patán y, paralizado, como una momia del pasado comió sus vísceras. Rememoré las tetas y el sexo de mi diosa para aligerar la visión de aquel Prometeo de entresijos. Buena nota, chaval, le dije. En el mar del delirio nadie soporta la idea, remaché. El sudor corría por su frente, dejó de comer. Mi memoria estaba en fiesta con nuestra diosa. Buena nota, chaval, le dije.

    fontfranch dijo:

    Como negándose a asimilar la revelación sagrada que acababa yo de pronunciar, mirome con sus ojos tan azules como asépticos y musitó unas extrañas palabras en una jerigonza indescifrable. Los ojos de la congregación de heresiarcas presente se fijaron en él, en mí, en ambos, como si siguieran con fervor una partida de pingpong entre dos fantasmas venidos a menos.
    Dejó a medias su ración de ubres de cabra rellenas de callos de cordero, levantose de la mesa, fue hacia la puerta y girando aquellos pomos con forma sugerente de seno, se fue dando un portazo; mientras, yo permanecia callado, estoico, frente a las miradas de los congregados.

     
  • viva el Tuesday Permalink | Responder
    Etiquetas: , , copa, , , , , , , , , , , , , , ,   

    Alzo mi copa, dije. Y pronuncié su condena 

    Alzo mi copa, dije. Y pronuncié su condena. Aquel hipnagógico rábano del onanismo sacó su bota de patán y, paralizado, como una momia del pasado comió sus vísceras. Rememoré las tetas y el sexo de mi diosa para aligerar la visión de aquel Prometeo de entresijos. Buena nota, chaval, le dije. En el mar del delirio nadie soporta la idea, remaché. El sudor corría por su frente, dejó de comer. Mi memoria estaba en fiesta con nuestra diosa. Buena nota, chaval, le dije.

    fontfranch dijo:

    Como negándose a asimilar la revelación sagrada que acababa yo de pronunciar, mirome con sus ojos tan azules como asépticos y musitó unas extrañas palabras en una jerigonza indescifrable. Los ojos de la congregación de heresiarcas presente se fijaron en él, en mí, en ambos, como si siguieran con fervor una partida de pingpong entre dos fantasmas venidos a menos.
    Dejó a medias su ración de ubres de cabra rellenas de callos de cordero, levantose de la mesa, fue hacia la puerta y girando aquellos pomos con forma sugerente de seno, se fue dando un portazo; mientras, yo permanecia callado, estoico, frente a las miradas de los congregados.

     
c
Crea una nueva entrada
j
Siguiente entrada / Siguiente comentario
k
anterior entrada/anterior comentario
r
Responder
e
Editar
o
mostrar/ocultar comentarios
t
ir al encabezado
l
ir a iniciar sesión
h
mostrar/ocultar ayuda
shift + esc
Cancelar