Laberintos delusorios /2

relatos

Se sentaron y comieron, mientras tanto, pero, por las ruedas giratorias del espacio, nadie os√≥ oponerse al labrador de los tiempos, al destructor y creador de v√≥rtices inversos. Desde el portal dimensional hasta los laberintos delusorios est√°n sujetos a los ciclos legendarios. Las naves deformadas, su solitario camino, el ciego emprendi√≥ sobre las fatigosas colinas que, con tr√©mulo paso, le reciben desde el d√≠a de los truenos antiguos. Las naves se retuercen y deforman agitadas como madrigueras de gusanos informes semejantes a catedrales g√≥ticas enmara√Īadas. El ciego ha entrado en las naves deformadas, salom√≥nicas, ind√≥mitas. No hay vuelta atr√°s. Los divergentes huyen de nuevo, aunque pocos logran escapar.

EN LA PLAZA FRENTE A LA CATEDRAL

greguerías

GUADALAJARA, JALISCO (MEXICO)

Est√°bamos mi esposa y yo vacacionando en esta hermosa ciudad, sentados en una de las bancas del parque simplemente dejando pasar tranquilamente el tiempo mientras disfrut√°bamos de un clima espectacular y ante nosotros espor√°dicamente pasaba alg√ļn comerciante ofreciendo diversos productos o servicios tradicionales del √°rea tales como: Cotorinas, algodones de az√ļcar, helados, un organillero, un bolero, un vendedor de t√≠teres de madera, un vendedor de sombreros y otros m√°s

Obviamente también éramos parte del paisaje todos los allí presentes como paseantes, había puedo dar fe: gentes de muy diversas latitudes, razas, culturas, niveles económicos y profesiones a los que nos unía la dicha de no tener prisa en ese momento por nada.

Observ√© a una muchacha deambulando para arriba y para abajo como sin ning√ļn prop√≥sito al igual que nosotros, ya se sentaba en una banca, ya en el suelo cerca de la fuente, o se quedaba un momento quieta observando algo que le llamara la atenci√≥n. Para cualquier persona supongo le habr√≠a parecido que ella estaba extraviada de s√≠ misma

Vi también a un muchacho pidiendo limosna, es probable que nunca haya recibido atención médica especializada que le minimizara los problemas locomotores en sus extremidades lo cual provocó sin lugar a dudas la deformación ya muy notoria de las mismas, también denotaba ese tipo de miseria que te obliga a vestir las prendas hechas ya unas garras, tan delgado que ni siquiera la anemia cabía en su cuerpo.

Debo decir que no hicimos línea los presentes para preguntarle en que podíamos ayudarle, no nos disputamos el orgullo de ser los primeros en tenderle la mano, creo que ninguno dejamos de comer lo que sea que haya sido que hubiésemos comprado para tal propósito, ninguno nos dirigimos a las oficinas del Municipio para avisar que habían omitido accidentalmente ayudar a uno de sus conciudadanos en desgracia pero que afortunadamente estaba allí ahora al alcance de la mano

En eso que uno voltea la mirada no sabe por qué hacia un lugar en lo particular me encontré con que la muchacha que mencioné previamente iba caminando hacia el muchacho, conforme se acercaba se metió la mano izquierda por su escote, hurgó dentro de su ropa intima y le dio un billete sin siquiera poner atención en la denominación

¬ŅTienen idea ustedes de lo miserable que me sent√≠ y hoy s√© que soy?

Geografía elemental

greguerías

Sccieto Borgia presenció los tumultos de RPC e inmediatamente cogió un aleatorium para el aeropuerto.

Nueva Geografía Elemental en 27 lecciones: Sajalín, Sikok, Kiu-Siu y otras 24 más…

Las palabras que era preciso pronunciar: Nec valet dicere, quod…

-Toma estas monedas de oro y déjate conducir adonde yo te lleve y haz lo que yo te diga…

Respecto de las convenciones, nos declaramos darwinistas. Si un nombre es capaz de sobrevivir en esta jungla convenimos en que se ajusta a la convenciones. All√° tu.

La pol√≠tica de la Rep√ļblica se basa en la construcci√≥n de la libertad, la igualdad y la fraternidad entre todos y para todos los ciudadanos. Cualquier intento de subversi√≥n y vandalismo de estos valores ser√° castigado con el destierro, ya sea temporal o definitivo, mediante votaci√≥n popular.

Le jour de gloire est arrivé!

¡Qué la libertad, la igualdad y la fraternidad sean tus Políticas y guías!

El mundo es imcompleto, imperfecto, inacabado, inquieto, aleatorio … para qué sufrir con sus Políticos y guías, dejemos que la alegre anarquía reine en nuestros serios despachos, catedrales, palacios, torres del capital y el poder se diluya en todas las manos.