EXT. MAR – D√ćA

juego

Un mar en calma sobre el que hay un limpio CieloAzul estrellado, una amplia FranjaDeMar entre CaboKether y CaboMalkut, que aparentemente son dos islas distintas, aunque en realidad se trata de los dos extremos de tierra firme o Reino Denso de PAPOM.
BODOS, expulsado de la nave, sobrevuela un trecho del mar mientras va cayendo con el paracaídas.
GH√ćMEL OSSEA, la emperatriz, inteligente, pr√°ctica pero a veces fr√≠vola y casquivana, navega pl√°cidamente por el mar contemplando las estrellas, llevada en su g√≥ndola por su fiel AYUDANTE. Ven unos objetos brillantes cayendo desde el cielo. Son unas potentes naves de guerra que atacan Malkut.
GH√ćMEL
¬°Esos malditos Detritor est√°n atacando Malkut!
AYUDANTE
¬°El imperio est√° en peligro!
GH√ćMEL
¬°Hay que escapar cuanto antes y buscar ayuda!
AYUDANTE
¡Por aquí!
La emperatriz GH√ćMEL y su AYUDANTE consiguen escapar con el barco.
BODOS, que cae sobre el barco en el que va la emperatriz GH√ćMEL
Aaaaah!
AYUDANTE
¡Qué demonios!
GH√ćMEL
¡Acaba con él, nos ataca!
BODOS
Lo siento, se√Īorita, ha sido un accidente.
GH√ćMEL
¬ŅEh?
El AYUDANTE atrapa a BODOS, pero este consigue zafarse y apresar al AYUDANTE.
BODOS
¡Esas naves me derribaron! Ya le he dicho que he caído aquí por accidente.
GH√ćMEL
¡Oh, qué susto me has dado, demonios!
Se apaciguan. BODOS suelta al AYUDANTE.
GH√ćMEL
¡Con razón llaman a esto el mar del caos!
AYUDANTE
Si Su Alteza Imperial tuviera descendencia no ocurrir√≠a esto…
BODOS
He dicho que lo siento… Y no s√© que tiene que ver esa Alteza Imperial con todo esto.
GH√ćMEL
¬°Los apestados como t√ļ, que caen sobre nuestro imperio como buitres!
BODOS
No soy un buitre.
GH√ćMEL
¬ŅAh, no? ¬ŅQui√©n eres entonces?
BODOS
Yo me llamo BODOS, y soy un RBG.
GH√ćMEL
¬ŅRBG?
BODOS
Recoge-Basuras Gal√°ctico, limpio la galaxia.
GH√ćMEL
¡Ah! Ya comprendo porqué te llamas así.
AYUDANTE
.. otro tipo de apestado.
BODOS
Muy graciosos.
GH√ćMEL
¬ŅY que quieres, hojalata?

Cabo Kether

juego, viaje

BODOS
¬ŅQu√© hay all√≠?
GH√ćMEL
Hay un faro.
BODOS
Si alguien pudiera llevarme.
GH√ćMEL
Demonios, yo te llevaré en mi barca; de todas formas me dirigía allí.
AYUDANTE, cantando
Reino de PAPOM quien te comprender√°…
El extravagante barco reanuda su singladura con nuestros amigos, en un viaje nocturno por el mar, que les llevar√° a Kether, el polo sur del Reino Denso de PAPOM, un mundo especial.

EXT. CANAL – NOCHE

juego

Un embarcadero en un cruce de v√≠as navegables del reino, un profundo desfiladero o gran ca√Ī√≥n, un gran r√≠o navegable al descubierto en el que se cruza por un puente. Canal arriba, con un barco conducido por un Aqueronte bajo grutas a veces semiderruidas y al descubierto; y canal abajo, navegable y que desemboca en el gran ca√Īon. Traqueteo de barcas entre s√≠ y con un dique fluvial, una muralla de contenci√≥n por la que se puede andar, como la china. Niebla o nube.
TXT (SUBT√ćTULOS): “AngelosYesod” (Fundamento de los √°ngeles)
En el camino de vuelta a casa, encuentran de nuevo al narcisista príncipe QOPH que pretende atraer el amor de la bella NUN, en realidad un eunuco travestido, con la ayuda de las alcahuetas SHIN y PEH, que se mofan y aprovechan de la situación.
Las alcahuetas intentan quitar el objeto preciado que TAU consigue en la gruta abismal pero no lo consiguen y mandan a los Detritor a perseguirlos en su escapada.
..
No se ve el suelo…
..
Hay que guiarse por los astros.

EXT. PRADERA – D√ćA

juego

Una pradera en campo abierto que es cruzada por un río tranquilo y navegable. Canto de canarios, cigarras y grillos. Un águila, un buey, un hombre y un león. Centelleo de las olas fluviales.
En la huida por el Camino de vuelta los Detritor convertidos en bestias y animales salvajes del Apocalipsis lanzan su √ļltima ofensiva.
SHIN, una doncella desnuda en el interior de una guirnalda con dos varitas en las manos es perseguida y rodeada por las cuatro bestias tetram√≥rficas, √Āguila, Buey, Hombre y Le√≥n de SHIN.
Los gemelos y la emperatriz est√°n jugando despreocupados en la pradera.
Son raptados por los Detritor.
TAU tiene que superar la fuerza del león, la inteligencia y astucia del hombre, la tozudez y constancia del buey y la valentía y arrojo del águila.
Otra se√Īal de derrumbamiento, la desprotecci√≥n de la mujer.
Pero tambi√©n la destrucci√≥n de los animales da√Īinos o ben√©ficos.
Equilibrio de fuerzas.
El camino de vuelta.
SHIN KO PES, una mujer de mundo ligera de cascos y ropas, que trata de tentar a TAU para que saboree los placeres mundanos de la carne, acaba tortur√°ndolo s√°dicamente.
BODOS y TAU escapan pero las Arpías lanzan a los Detritor para perseguirlos.
Ser√°n castigados a recoger los excrementos de los animales.
Lo sensitivo, el carro, el cuerpo, la vida transitoria.
El mundo de SHIN, una trampa para atraparlos.
BODOS y TAU vienen sobre un barco y la oyen gritar.
Intentan ayudarla pero no pueden desde donde est√°n.
Confunden a SHIN con una diosa buena y la adoran pero al darse cuenta que no es así, tienen que salir huyendo.
Los poderes les fallan y salen corriendo cómicamente convertidos en aterradas y timoratas mujeres.
Todos los Detritor se convierten en basura que BODOS recoge obsesivamente en su nave.
TAU
No podemos permitir el triunfo de los animales da√Īinos.
SHIN
Sale el sol y se pone, y otra vez vuelve a su lugar donde torna a nacer.

Abril

haiku, relato

HAIKU DE LA ROSA ENAMORADA De mi amor por ti, en sábanas perfumadas caerán los pétalos.
A veces veo muertos de ganas en el cementerio de los deseos por cumplir.
Soy sonoro silencio que incendió tu mirada. Mis cenizas volaron cabalgando los vientos para buscar el aire que respiraste hoy.
Si te conformas con sus hermosos ojos negros, dejar√°n de mirarte como te miraron. Si te conformas con su sonrisa, no sonreir√°.
Los amores se van como los días y la muerte no llega tan deprisa para olvidarlos a todos de repente.
El amor est√° lleno de miradas, silencios… De palabras azules Y de rojos besos, De sonrisas y l√°grimas Y de dulces “te quiero”.
Cuando el pétalo de mi rostro se marchite, quiero morir escribiendo como la espina de quien muere matando.
Donde Están Los Besos Que El sol Te dió, Allí Estará Mi amor.
Cerca del silencio est√°n tus labios, tus l√°grimas, tus huesos, en el callado lugar de las estrellas.
Lloran las tímidas guitarras bajo las nubes de un sol de lágrimas vibrantes.
En este momento estoy a cero grados de separación de ti.
De tus manos zarparon las caricias que suavizan la sórdida aridez de este mundo que parece vagar a la deriva como un barco fantasma.
Y el final del día es la ruina solitaria, la que queda tirada por el suelo, entre olvidados páramos y lágrimas de rocío en la hierba.
Ese oscuro objeto de tuiteo eres tu que me lees ahora.
Llave de mi puerta Luz de mi ventana Venda de mi herida
Es oscura la noche en el mar del olvido. Y mientras busco el faro de tus ojos, me recreo en la niebla de mi dolor dormido.
HAIKU DE LA ROSA ENAMORADA De mi amor por ti, en sábanas perfumadas caerán los pétalos.
Soy sonoro silencio que incendió tu mirada. Mis cenizas volaron cabalgando los vientos para buscar el aire que respiraste hoy.
A veces veo muertos de ganas en el cementerio de los deseos por cumplir.
Si te conformas con sus hermosos ojos negros, dejar√°n de mirarte como te miraron. Si te conformas con su sonrisa, no sonreir√°.
El amor est√° lleno de miradas, silencios… De palabras azules Y de rojos besos, De sonrisas y l√°grimas Y de dulces “te quiero”.
Hombre de arena, ya no queda nada, ni perfume en el viento.
El silencio de tu voz se perdió en la neblina.
Llega la luz del alba: soles de himeneo sobre mi almohada.
Soy la luna del sol de tus ojos.
Eres trigo verde Bajo mi limonero. El quimono de seda Que cubre mi desnudo. El abrupto barranco Donde caer rendida.
Donde Están Los Besos Que El sol Te dió, Allí Estará Mi amor.
Cerca del silencio est√°n tus labios, tus l√°grimas, tus huesos, en el callado lugar de las estrellas.
Y el final del día es la ruina solitaria, la que queda tirada por el suelo, entre olvidados páramos y lágrimas de rocío en la hierba.
Ese oscuro objeto de tuiteo eres tu que me lees ahora.
Es oscura la noche en el mar del olvido. Y mientras busco el faro de tus ojos, me recreo en la niebla de mi dolor dormido.
HAIKU DE LA ROSA ENAMORADA De mi amor por ti, en sábanas perfumadas caerán los pétalos.
Descargu√© tu alma de la nube y ahora soy t√ļ lloviendo.
No hay hilo rojo pero para cada corazón hay llaves en el universo infinito del amor.
Todas las estrellas cuentan y yo cuento a las estrellas.
DESAYUNO CON AMANTES Dame el café de tus ojos, el zumo de tu mirada y, de tus labios, el pan, bien untado de tu risa.
La rosa es novia de la espina.
Ese oscuro objeto de tuiteo eres tu que me lees ahora.
Lentos como la nieve Caían los copos de tu amor Sobre mi espalda dorada.
Ese oscuro objeto de tuiteo eres TU.
La soledad es el ensayo de la muerte.
Mi vida est√° pintada sobre un muro incendiado de corazones solitarios.
Si quieres cambiarme, no es a mi a quien quieres. B√ļscate a otra.
Distracciones sin amor; amor sin distracciones… Where’s my Summer Love?
Las estrellas son almas de besos incendiarios que acarician de luz los bellos labios.

El Pirata

greguería, viaje

√ćtaca le regal√≥ un hermoso barco llamado El Invencible. Con el coraz√≥n inflamado, cuando cumpli√≥ catorce, se despidi√≥ de √ćtaca. Part√≠o el pirata joven buscando su fortuna. De su bajel pirata, por su osad√≠a, los viejos bucaneros se mofaban. Duro fue el viaje entre tormentas, calmachichas, encallando entre arenas, rocas y baj√≠os, peleando por m√ļltiples tesoros, baratijas y miserias… M√°s el grande, el √ļnico tesoro, no era el barco, no lo fu√© la fortuna, no fue la gloria, ni la fama. El grande, el √ļnico tesoro, era llegar a √ćtaca, tras largas aventuras y periplos.

Homenaje a Konstantino Kavafis, cuya vida se enmarca entre dos 29 de abril.

Ten siempre a √ćtaca en la memoria.
Llegar allí es tu meta.
M√°s no apresures el viaje.

 

La vuelta a Verne en 80 Jules

greguería, viaje

Un 8 de febrero de 1828 nacía en Nantes Jules Gabriel Verne, creador de un género propio en el que, mediante una aventura narrada magistralmente, se describen los grandes avances científicos y técnicos que revolucionaron el s.XIX.
Con 11 a√Īos Jules Verne decidi√≥ enrolarse como grumete en un barco rumbo a la India: quer√≠a saciar su sed de aventuras, huir de su hogar y deslumbrar a su amada prima¬†Caroline. El severo castigo de su padre y la humillaci√≥n ante su prima y amigos hizo que encauzara su rebeld√≠a hacia la literatura.
Tuvo que ocultar su vocación de escritor ya que su padre no lo veía con buenos ojos: quería que le sucediera como abogado. Se licenció en derecho, pero a su vez, le escribió a su padre:

puedo convertirme en un buen escritor, pero nunca sería más que un mal abogado.

Sufri√≥ dos desenga√Īos amorosos y un matrimonio conflictivo que se traducen en la escasa relevancia de las mujeres en sus obras, incluso a veces con un punto mis√≥gino.
En París conoce a Alexandre Dumas que se convierte en su mentor, amigo y protector.
En época de estrecheces económicas se refugiaba del frío en la biblioteca Nacional, donde leía libros y revistas de divulgación científica, así conoció todos los avances de la técnica.
Los héroes de Verne recorren un mundo insólito pero real, enigmático pero comprensible para la razón y la ciencia y, además de un viaje físico realizan un viaje interior.
Su Obra más conocida es La vuelta al mundo en 80 días, novela con la que obtiene el triunfo definitivo y se convierte en el autor más leído y famoso de Francia.
La obra es una reflejo del optimismo de su primera etapa como escritor, en la que cree que el saber científico resolverá todos los obstáculos y reducirá la desigualdad de clases.

Flor carn√≠vora de tajo preciso precioso de anhelantes…

greguería

Flor carnívora de tajo preciso

precioso

de anhelantes espasmos y abrazo impiadoso

inmensamente abierta

aromada de mirra y chocolate

devoradora mantis al acecho

de insaciable apetito nocturno

manantial de mieles tibias

(alimento necesario)

heredera de Lilit y sus infiernos

puta y madre en la misma matriz

mitológicamente dentada

por el imaginario del terror

desafiando la brutal embestida

con sólidas murallas verticales

y orgulloso espolón de barco pirata

en cada pliego de tu caverna voraz

escondidos est√°n

los cadáveres de tu seducción.

Os acompa√Īo un soneto de Juan Guti√©rrez Padial…

greguería

Os acompa√Īo un soneto de Juan Guti√©rrez Padial. Os recomiendo al poeta, aunque es dif√≠cil de hallar. Se titula “R√≠o an√≥nimo”, y va encabezado por una leyenda que dice “Lanjar√≥n tiene un r√≠o, que de verme llorar anda salobre”. Ah√≠ va el soneto:
Río mío de nieve, río de prisa
arcana y musical en tu ribera,
agua de mi querencia que te espera
de par en par a tu altivez sumisa.
Llevo en mi piel el √°ncora y la brisa
de tu presencia verde y marinera;
tu noria circundó mi voz primera,
mi barco de papel y mi sonrisa.
Pero qué lejos ya. Cuánto pasado
por tu gastada orilla, qué distantes
el caballo, la arena… Y qu√© porf√≠a
le clavas a mi ausencia desbocado
para seguir, tan río como antes,
escupiéndole a mar la muerte mía.

CONDENADO DOS

greguería

He sembrado como un tub√©rculo su carne y la he regado de roc√≠o. Conviene tener ese detalle. S√≥lo porque hoy celebro esa clase de √©xito moderno de enterrar al enemigo. Levanto mi sombrero. Le dej√© en calzoncillos, pienso con gran satisfacci√≥n. En este laberinto, de todas formas, no lo van a encontrar. Qu√© muerte tan po√©tica, comenta Mira. Ha sido r√°pido, respondo. El cascabel de la muerte sonando de nuevo en nuestra familia, otro cad√°ver m√°s, dice. El cementerio huele a or√≠n y ese maldito s√≠mbolo est√° por todas partes. Saco un pa√Īuelo del bolsillo y cubro mi nariz. La literatura, muchacha, es el barco en que este viejo acaricia tus senos, digo para animarla. Sonr√≠e.

Tumbacuartillos y Calamocanos 3

greguería

[Nota: léase con acento argentino]
A pesar de las apariencias los Calamocanos eran unos trabajadores incansables y en otras √©pocas incluso unos guerreros consumados. Seg√ļn dec√≠a el m√°s anciano de todos, el abuelo Cabeto Piernas Largas, cuando se acab√≥ el negocio de las salazones tuvieron que dedicarse a la pirater√≠a y fue entonces cuando comenzaron los problemas.
Al parecer los Calamocanos, m√°s conocidos en la zona como los Narices Rojas, hab√≠an mantenido aut√©nticas guerras con sus vecinos los Tumbacuartillos -tambi√©n conocidos con el apodo de Cubas de C√≥ctel- por el dominio de los barcos toneleros que transportaban los preciados l√≠quidos de la felicidad. Seg√ļn cuenta Cabeto, estas guerras fueron muy frecuentes, especialmente cuando escaseaba el n√ļmero de estos barcos que, alertados por los escarceos de los bucaneros, daban un gran rodeo para no tener que acercarse al Cabo de Baco, como era conocida la franja de tierra donde estas dos razas de energ√ļmenos, Tumbacuartillos y Calamocanos, habitaban.
Piernas Largas, que hab√≠a conseguido escapar m√°s de una vez de la furia de sus contrincantes, contaba orgulloso como se acab√≥ solucionando el problema de estas sangrientas correr√≠as. A partir de la tregua del co√Īac se tom√≥ la decisi√≥n de atacar a los barcos de forma conjunta y llegar a una soluci√≥n en el reparto del bot√≠n. Calamocanos y Tumbacuartillos se repartir√≠an la mercanc√≠a por un m√©todo m√°s racional y civilizado. Cada uno deb√≠a colgarse de los pies en un m√°stil del barco de forma que, agarrando la cuerda con sus propias manos, puediese ir soltando a medida que el l√≠quido de un tonel colocado debajo amenguase con los sorbos, y de esta forma, trasegar hasta ahogar al diablo. Al final , el que no cediera al tonel de l√≠quido, ese ser√≠a el ganador de la pac√≠fica contienda, teniendo derecho a quedarse con el resto de los licores de la bodega.
Puede f√°cilmente imaginarse que, con tal m√©todo, m√°s de uno ahog√≥ sus cuitas para siempre con las buchadas en el aguardiente de ca√Īa, la sidra, el tequila, el whisky, el vodka, el an√≠s, la chicha, la ginebra, el co√Īac, la mistela, la cerveza, el pachar√°n, el chacol√≠, el bourbon, el resoli, el ron, el colonche, el mezcal, el kirsch, el vino de nipa, el de coco, el de uva, el de arroz, el de quina, el sake, la grappa, la absenta, el poche, el vermut, el oj√©n, el ajenjo, el champ√°n, el pisco, el pulque y otras bebidas dulces, secas o semisecas.
Debidos a esta civilizada costumbre, y que sin duda introdujo cierta paz en la costa, en esta √©poca eran muy frecuentes los entierros que se clasificaban seg√ļn el m√©rito y bebida del finado. Tras la revuelta de los amotinados de la cuba esta costumbre tambi√©n desapareci√≥, sin embargo, a√ļn hoy se conservan los concursos de colgados, si bien, el bot√≠n es m√°s exiguo reduci√©ndose a no pagar lo consumido…

Devoración

greguería, viaje

As√≠ fue: el Lobo surgi√≥ de las aguas en el preciso instante en que cruzamos el mar de Jon√°s. No era a causa del Incesto, como hubiera supuesto C. G. Jung, despu√©s de su pesada Digesti√≥n. Nuestro barco cruj√≠a tras el Envolvimiento y ya no pudimos zafarnos del Viaje nocturno por el mar, al que tanto tem√≠a Paul Diel. Viaje al vientre de la Ballena de los S√≠mbolos. ¬ŅSer√≠a posible la Resurrecci√≥n? La idea me asqueaba enormemente.

EXT. OASIS – D√ćA

greguería

Charca, lodo, vida. Te has embarcado ayer en esta charca flanqueado por deleitables poetas que a un Jesucristo humeante y salvador con embrutecido ardor guerrero agitan a la fuerza; has vivido por partes mi dom√©stica vida, que por encima de la charca avanza sin que su fiel se reconozca; has perdonado y matado, como quien quiere y no quiere, al derrotado y asustado prisionero. Subid pues, pesadas promesas m√≠as, a la superficie furibunda de la charca para cambiar los s√≠mbolos malditos, que estoy nadando en el lodo de la vida y ahora el oasis es para m√≠ como un barco que zozobra en el desierto…