PÚLSAR 

Esos corazones colgantes
más propios quizás de Babilonia
latiendo como un púlsar