F. Scott Fitzgerald (1896-1940)

greguería

The Great Gatsby (1925) el más logrado de los personajes y novelas de F.S.F., representa la demoledora visión de su autor acerca del amor y del odio, del éxito y el fracaso, en la sociedad americana –¿amada o detestada?– durante la época del jazz. Jay Gatsby, triunfo y derrumbe del American dream, ha convertido a su autor en el príncipe de los escritores americanos de su época y a esta obra en otra cumbre de la literatura que sólo fue reconocida en sus justos términos a partir de los años 50.

Tender Is the Night (1934) …

James Joyce (1882-1941)

greguería

Con Ulysses (1918) James Joyce es sin duda el creador no sólo de la stream of consciousness –que ya había iniciado en A Portrait of the Artist as a Young Man (1916)– sino también de la novela contemporánea en toda su extensión y su fuerza. Joyce revoluciona la narrativa introduciendo de forma innovadora el realismo psicológico y el tiempo subjetivo. Obra difícil donde las haya, no sólo por sus numerosas referencias a toda una cultura libresca sino también por su estructura de nueva e irónica Odisea y su emulación de los más variados estilos literarios, requiere más de una lectura y más de una perspectiva en cada una de ellas para poder ser asida en toda su complejidad.

A Portrait of the Artist as a Young Man (1916) un magistral (auto)retrato psicológico del joven poeta Stephen Dedalus –preámbulo del más maduro del Ulysses— hubiera bastado para elevar a J.J. al olimpo de los escritores contemporáneos. Monólogo interior de sentido profundamente irónico, no dejó a su autor suficientemente satisfecho en la búsqueda de su estilo propio y experimental que llevó hasta sus últimas consecuencias en la novela del autor más controvertida por la crítica, Finnegans Wake, comenzada en 1923 y publicada definitivamente en 1939.