Etiquetado: abuela Mostrar/Ocultar Comentarios | Atajos de teclado

  • viva el Permalink |
    Etiquetas: abuela, ,   

    Éramos pocos y disparó mi abuela 

    Photo by Fancycrave.com on Pexels.com
     
  • viva el Permalink |
    Etiquetas: abuela, , , , , , , ,   

    CONFESIONES 16 

    olvidé bien danzas felicidad donde salvaguardándola habitar prueba sembrados otras impura gente podía castigo conversión vi idea propio explicarme consoladora grito musgo según herrumbre apariencias climas bautizo recibirían paños volvía estaciones tontería capitales abiertamente pareja principios viejo bastarda Corán especial tragado hervidos distraer licores aquelarre emblemas ganado abuelas decirlos

     
  • viva el Permalink |
    Etiquetas: abuela, , , , , ,   

    Hagamos un libro 

    «En nuestra familia nunca hablábamos, nos dejábamos los mensajes en la puerta de la nevera. Hasta que cumplí 18 años pensaba que mi nombre era “Cállate”. Tenía sólo dos amigas, que eran imaginarias y jugaban entre ellas. Lo más divertido era ver como mi abuela seguía enterrando a sus maridos, y alguno de ellos sólo estaba echando la siesta.
    Un día, uno de mis muchos abuelastros contemplaba como la luna se levantaba perezosamente sobre el viejo cementerio en el que yacían nueve de sus predecesores…

     
  • viva el Permalink |
    Etiquetas: abuela, , , , ,   

    El tiempo amarillo 

    A veces gusto de sacar la vieja caja de madera en la que mi abuela guardaba sus retratos. Ella nunca los llamó fotos, del mismo modo que siempre llamó radio a la televisión, se quedó apeada en la nomenclatura tesliana. Hoy la observo apeada también en estas cartulinas envejecidas que entonces reproducían un mundo creíble, pero ya no. Su pátina ajada, la textura decrépita, los ropajes caducos, los rostros antiguos, inútilmente pretenden rescatar el esplendor de un tiempo que parecía fijado a la eternidad. Algún día también se pondrá el tiempo amarillo sobre mis fotografías.

     
  • viva el Permalink
    Etiquetas: abuela, , , ,   

    El tiempo amarillo 

    A veces gusto de sacar la vieja caja de madera en la que mi abuela guardaba sus
    retratos. Ella nunca los llamó fotos, del mismo modo que siempre llamó radio a
    la televisión, se quedó apeada en la nomenclatura tesliana. Hoy la observo
    apeada también en estas cartulinas envejecidas que entonces reproducían un mundo
    creíble, pero ya no. Su pátina ajada, la textura decrépita, los ropajes caducos,
    los rostros antiguos, inútilmente pretenden rescatar el esplendor de un tiempo
    que parecía fijado a la eternidad. Algún día también se pondrá el tiempo
    amarillo sobre mis fotografías.

     
  • viva el Permalink |
    Etiquetas: abuela,   

    CUENTOS Y MISTERIOS DE LA ABUELA 

    La abuela Aniceta tenía por costumbre contarnos cuentos por la noche

     
  • viva el Permalink |
    Etiquetas: abuela,   

    LA RICA COMIDA DE LA ABUELA ANICETA 

     
  • viva el Permalink |
    Etiquetas: abuela,   

    LIBROS QUE ME REGALÓ MI ABUELA 

     
  • viva el Permalink |
    Etiquetas: abuela, , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,   

    MI EPOPEYA RÚSTICA 

    Nací a las 12 de la noche de un 29 de marzo de 1964, en el oratorio de la Casa grande o Casa de los Manrique. Un oratorio o capilla de la casa solariega de Rodrigo Manrique, en la que su hijo, Jorge, vivió su feliz luna de miel, y que en mi época había sido mancillado, convirtiéndolo en el dormitorio principal de una parte de la casa, que ahora era una corrala de vecinos, de la que mi abuela materna era propietaria de una cuarta parte de la misma.
    Nací pues en un pueblo de La Mancha que había recibido sucesivamente el nombre de Belmontejo de la Sierra, Belmonte y finalmente Villa de Los Manrique o Villamanrique. Un pueblo que, en pleno siglo XX, aún permanecía en la Edad Media. En una época más degradada y mísera aún que aquella debido a los estragos de la postguerra española. En la más oscura y profunda España, católica, apostólica y romana, en un lugar de La Mancha, entre la Sierra de Alcaraz y Sierra Morena, de la que me acuerdo con más nubes que claros. Una tierra en donde los maquis y los bandoleros seguían siendo un tema de conversación habitual. En donde las historias de la guerra civil aún estaban vivas y no habían cicatrizado. En donde la pobreza y la roña eran aceptadas como lo más natural del mundo. Un mundo donde no era difícil encontrarse con quinquis, latoneros, familias de cíngaros ambulantes y gitanos sedentarios. Una tierra de paso, el natural entre Andalucía y la Mancha, llena de caminos polvorientos, de repoblación y despoblación, en la que también había “jaros” procedentes de Europa que Franco había traído para “repoblar” y hasta viejos bandoleros de Sierra Morena. En fin, una honrada y leal villa de la España franquista, a la que no llegó la guerra pero sí sus rencillas, enfrentamientos y consecuencias. Un lugar de paso, en el que nunca nadie ha querido permanecer durante mucho tiempo, un territorio sin raíces y sin historia. Un paso fronterizo durante siglos entre moros y cristianos. Una tierra periférica dejada de la mano de cualquiera que por allí pasase, incluidos Don Quijote y Santa Teresa. Una comarca de soles, vientos y piedras oxidados y olvidados, sin más novedades que las pasajeras y aventureras nubes.
    De mi familia paterna sé, según contaba mi padre, que procedía de Andalucía. El primer Alfaro que, según él, había llegado al pueblo era el llamado Abuelo Carbonero, un hombre, al parecer, listo y emprendedor que debió hacerse con una buena cantidad de tierras serranas, vírgenes y sin roturar, que mi familia paterna fue convirtiendo en olivares a lo largo de varias generaciones. Yo mismo me enorgullezco de haber participado junto con mi padre en esa epopeya familiar, en esa conversión de una sierra pedregosa, pobre y arisca en productivos y ordenados olivares, plantando, mano a mano con mi padre, 300 olivos, quizás los últimos 300 que se han plantado ya en la familia. Yo por lo menos no pienso plantar más. A los catorce años se acabó mi rural y bucólica epopeya. Yo también estaba allí de paso. De paso hacia ningún sitio.

     
  • viva el Permalink |
    Etiquetas: abuela, , , ,   

    Si tu vida no tiene BSO es un… 

    Si tu vida no tiene BSO, es un error.

    Besos musicales.

    Las aves son letras volando por el cielo.

     
  • viva el Permalink |
    Etiquetas: abuela,   

    TODO POR LA TAPIA 

    TODO POR LA TAPIA!

     
    • granvargas el Permalink

      Dijo el grafitero, jajaja, muy bueno, hermano.

    • albertodieguez el Permalink

      Todo a por la napia, dijo el grifero.

    • pandemonia el Permalink

      Bueno, en realidad lo dijo mi abuela. Era sorda, la pobre, y había que decírselo todo por la tapia de su oído. Y lo gracioso es que un yerno era guardiacivil.

    • pandemonia el Permalink

      Jajaja esa es buena.

  • viva el Permalink |
    Etiquetas: abuela   

    INT. MICROCOSMO 

    Éramos pocos y disparó mi abuela.

     
    • Dessjuest el Permalink

      Para que heredara su favorita :D , tendrás queja de ella.

    • Carlos Burgos el Permalink

      Muy bueno… este tienes que enviarlo a un concurso de micros de seis palabras (que los hay)

    • Borgeano el Permalink

      ¡Viva Zapata!
      Acabo de darme cuenta: espero que ése no sea tu verdadero apellido.

  • viva el Permalink |
    Etiquetas: abuela   

    Éramos pocos y disparó mi abuela 

    Éramos pocos y disparó mi abuela.

     
    • Dessjuest el Permalink

      Para que heredara su favorita :D , tendrás queja de ella.

    • Carlos Burgos el Permalink

      Muy bueno… este tienes que enviarlo a un concurso de micros de seis palabras (que los hay)

    • Borgeano el Permalink

      ¡Viva Zapata!
      Acabo de darme cuenta: espero que ése no sea tu verdadero apellido.

  • viva el Permalink |
    Etiquetas: abuela, ,   

    Ayer me sobresalte con petardos trompetas y voceríos… 

    Ayer me sobresalte con petardos, trompetas y voceríos… Pensé en un quinto Reich o en una guerra mundial… resultó ser “er fúrgol”

     
    • sonia el Permalink

      a mí me pasó igual y resultó que era yo misma!!!…simples síntomas de un contagio leve…en unos días se me pasa…

    • viva el Permalink

      Si se contagiase igual la poesía,
      Otro gallo cantaría

    • vizenrojo el Permalink

      Durante el partido el silencio fue sepulcral, curioso.

    • Dessjuest el Permalink

      Yo pensaba que estuve genial con el polvo, pero cuando salí a la ventana a saludar reparé que no.

    • sonia el Permalink

      Como bien decía mi abuela: “to se pega, menos lo bonito” …

  • viva el Permalink |
    Etiquetas: abuela   

    LAI 

    De pequeño gustabame hundir el frasquito de perfume de la abuela en la pila llena de agua, al soltarlo ascendía con mayor o menor dificultad según contenido, hasta que por designios de infantil avatar, el liquido elemento se turbo amarillo, acto “mojolofrastico” por excelencia que no convenció a su dueña para fastidio de ambos.

     
    • borgeano el Permalink

      Su abuela debe haber sido una santa lai. En su caso creo que “mojolofrástico” sería casi un verbo. ¿Quién no ha realizado tal acto aunque sea en otras circunstancias? Ya sea jabones en tinas o pelotas en piscinas (variante del anterior, lo sé).

    • lai el Permalink

      Pues acertó, es Santa Abuela del Lai, martir e inconfesa (pues mis fechorias son grandes y ningun cura le absolveria) >:-]

    • viva el Permalink

      Jejeje, tiene su punto.

    • lai el Permalink

      Ya te digo ojo azul cielo turbio…

    • Latidos del verano el Permalink

      Jajjajajajajjajajajaja

    • Latidos del verano el Permalink

      Pero bueno, que has hecho??? Rezo por la abuela.

    • borgeano el Permalink

      ¡Te ríes porque lo has hecho! Los sobrinos son ideales para eso: para jugar es las piscinas y para llevarlos a ver las películas de Disney (y así uno las ve sin culpa).

  • viva el Permalink |
    Etiquetas: abuela,   

    PACIENCIA 

    Forma menor de la desesperación, disfrazada de virtud.

     
    • Liacice el Permalink

      “PACENCIA” -como se empeñaba en decir mi bisabuela Fabiana- como máxima clave para superar las décadas de vida en común, las relaciones con los compañeros y vecinas, en la crianza de los hijos,… era su palabra preferida. Su virtud talismán. Auqneu bien pensado, ella que se jactaba de ello, ¡bien que em perseguía con la zapatilla!. ¿Cuánta pacencia hay en la agresión como solución?. Paradojas de la España profunda, del “digo pero no hago”. Ejemplo claro de que es más desesperación que virtud.

    • gatopardo9 el Permalink

      para qué otorgarle una interpretación negativa pudiendo ser positiva?

    • borgeano el Permalink

      Considerando que podría definirse a las virtudes como “ciertas abstenciones” , la PACIENCIA sería una “forma menor de la desesperación ante la obligación de ciertas abstenciones”. si es así, estamos de acuerdo.

    • Latidos del verano el Permalink

      Muy interesante!!!
      La frase ” ¿Cuánta pacencia hay en la agresión como solución?. ” me pone los pelos de punta.
      Mil gracias.

    • borgeano el Permalink

      Creo que ninguna. De todos modos yo hablaba del querido Bierce. Usé su definición de “virtudes”. no pensé que iba a quedar tan confuso.

  • viva el Permalink |
    Etiquetas: abuela, ,   

    VIVA 

    Algunos obispos lo que necesitan es una rubia.

     
    • Carlos Burgos el Permalink

      Mejor un rubito

    • teclalinda el Permalink

      una rubia una morena ,un moreno o rubio ..y de que edad??? bbuaagg los detesto todo lo concerniente a esos energúmenos .Tapan lo suyo ..estan llenos de riquezas ,y …. dejan morir de sed y hambre ..dan la menos cuarta parte de lo debido osea nada ..yo ong y para eso veo como se lo dan a los necesitados ..a BENEDICTO ABRÍA QUE….UN SALUDO VIVA ..

    • albertodieguez el Permalink

      Algunos ya se las agencian y se los agencian!!

    • teclalinda el Permalink

      tenia 1 6 años estudiaba en la es cuela de monjas de las adoratrices ..un día de mis como toro que era ir por obligación ..pues eso te confiesas ..y el señor sacerdote ..tuvo el privilegio de violar mis labios ..tremendo ..que asco que me dio ..me di la vuelta y me pire .. la superiora me dijo que todos eramos débiles …que quien no pecase que tirase la 1 piedra ..cuando llego mi abuela a visitarme se lo conté y me quito de ese manicomio ..

    • albertodieguez el Permalink

      Jesús!!!!!!

    • teclalinda el Permalink

      no el sacerdote jajajajaja . jesus fijo no baja hacer eso aun adolescente ..soy así siento si en algo ofendo ,pero mi espontaneidad puede conmigo

    • David el Permalink

      ¿Una rubia? No te refieres a una cerveza ¿verdad?

    • albertodieguez el Permalink

      Ja, ja, dije adrede la expresión de los capillitas ante actos que les escandalizan, ja, ja
      Lo de Cristo, bueno eso, con los clavos y demás está difícil…

    • teclalinda el Permalink

      también puede ser ..siii .el párroco de mi pueblo este año magnifique !!! no se le entendió nada ..y se le ocurrió cantar jajaja estuvimos esperando a la bendición de los ramos 2 horas ..lo tengo grabado en you tube ..os lo paseré..

    • teclalinda el Permalink

      te respondí arriba me equivoque DAVID LO SIENTO ..UN SALUDO

    • Mario Aguirre el Permalink

      Ya pronto se termina la Iglesia Católica … No desesperemos!

    • TrendingJobs el Permalink

      eso, al paro ellos!

  • viva el Permalink |
    Etiquetas: abuela, , , , , , , , , , , ,   

    MESTIZO 

    Mucha gente del mundo, al igual que mis hijos, admira la cultura de la otra mitad de nuestros antepasados, los de América, en particular a los Aztecas, Mayas, Incas, Olmecas, Toltecas y Mexicas, pero sin lugar a dudas todos los que no mencioné tienen la misma importancia y reconocimiento por sí solos. Sin embargo cuando los documentales o artículos en revistas se refieren a estas Culturas hacen resaltar un supuesto salvajismo y brutalidad amén de Idolatría de las mismas.
    Hoy Nuestros Países pertenecen a los bloques de: Economías en Desarrollo, Países Emergentes, Países del Tercer Mundo, y como no había de ser así, no solamente fueron avasallados nuestros antepasados, también nuestros Dioses; y es también cierto que somos hijos de una violación y abortamos a un mundo como Nueva Raza con todas las carencias, nuestras naciones no solamente fueron saqueadas sino que la riqueza y la educación pasaron a ser privilegio de unos cuantos, fuimos sus sirvientes por más de 300 años y eso causa traumas, cicatrices, tumores cancerígenos y sangrías en la autoestima de los individuos, los predispone a muchos al fracaso y a otros a la rebeldía . Sin embargo la única solución es que los que podemos intentemos cambiar esta realidad para bien.
    Y esta reflexión viene cuando veo en mis hijos que todos ellos se rebelan ante las etiquetas que nos ponen dentro de nuestro País nuestros compatriotas de la clase privilegiada en el “Blog del diario vivir” a los Latino Americanos menos afortunados y desde luego no pocos de otras razas, en no pocas otras tierras cuando a la gente corriente nos llama: Nacos, indios, apestosos, chusma, indiada, pobretones, chuntaros, mojados, ilegales, plebe, etcétera, etcétera y etcétera; mientras que a otros les dan la mano.
    Estoy completamente de acuerdo con ustedes hijos, la barbarie no es nuestra característica, tal vez nuestros antepasados los espantaron con sus rituales pero es que no eran menos salvajes que cualesquiera de las Potencias Colonizadoras o Conquistadoras del resto del mundo y de todos los tiempos; algunos de ellos en forma esporádica o repetitiva.
    Podría yo pensar en La Gran Bretaña, Roma, Grecia, Macedonia, Mongolia, Francia, Persia, El Vaticano que dejó operar a “La Santa Inquisición” o acusaba de Herejes a los Científicos, Alemania, Japón, España, Estados Unidos, etc.,etc.,etc.
    Allí queda.

     
    • lanuevatlantida el Permalink

      Totalmente de acuerdo, saludos desde Valladolid (España)

    • misosoafrica el Permalink

      Si fuese por hablar de barbarie, no hay pueblo que no tenga su historia sobre eso. Y como dices, sólo está en nosotros cambiar nuestro discurso sobre nosotros mismos. Aquí en mi país todavía hay mucho racismo, de hecho a nuestro pueblo originario, al que todos pertenecemos, nos guste o no, actualmente se le trata como a un grupo de terroristas, se les encarcela, además del rechazo intríseco que hay hacia las personas “menos blancas”, o sea, descendientes de mapuches. Digo menos blancas porque QUIÉN PUEDE SER TAN BOBO DE CREER QUE EN LATINOAMÉRICA HAY BLANCOS! habrán unos más claros que otros, pero somos todos mestizos.
      Saludos y felicidades, pusiste un excelente tema en el tapete.

    • Julio Santizo Coronado (Facundo) el Permalink

      Esto me anima a republicar un artículo eliminado junto con el extinto El Ideario de Facundo que se titulaba “A ver… ¿de qué color soy?”. Mi madre desciende, por mi abuela, de negros. Mi bisabuelo era negro. Mi abuelo materno era de tez clara y ojos verdes. La familia de mi padre se mezcló entre Santizos (Santisos) y Urreas, y se establecieron en una región de Guatemala donde la mayoría es cachiquel (de origen maya). Así que ¿de qué color soy? No hay “razas”, hay variedad en la única raza que existe: la humana. Al racismo yo agregaría otra estupidez: el nacionalismo. Escribió Luis Cardoza y Aragón: “El nacionalismo es una idiotez creada por unos idiotas para otros idiotas”. Y él, aunque amaba sus raíces guatemaltecas (antigüeñas para más señas), se declaraba “ciudadano de la Vía Láctea”.

  • viva el Permalink |
    Etiquetas: abuela, , , , , , , , , , ,   

    MESTIZO Mucha gente del mundo al igual que… 

    MESTIZO
    Mucha gente del mundo, al igual que mis hijos, admira la cultura de la otra mitad de nuestros antepasados, los de América, en particular a los Aztecas, Mayas, Incas, Olmecas, Toltecas y Mexicas, pero sin lugar a dudas todos los que no mencioné tienen la misma importancia y reconocimiento por sí solos. Sin embargo cuando los documentales o artículos en revistas se refieren a estas Culturas hacen resaltar un supuesto salvajismo y brutalidad amén de Idolatría de las mismas.
    Hoy Nuestros Países pertenecen a los bloques de: Economías en Desarrollo, Países Emergentes, Países del Tercer Mundo, y como no había de ser así, no solamente fueron avasallados nuestros antepasados, también nuestros Dioses; y es también cierto que somos hijos de una violación y abortamos a un mundo como Nueva Raza con todas las carencias, nuestras naciones no solamente fueron saqueadas sino que la riqueza y la educación pasaron a ser privilegio de unos cuantos, fuimos sus sirvientes por más de 300 años y eso causa traumas, cicatrices, tumores cancerígenos y sangrías en la autoestima de los individuos, los predispone a muchos al fracaso y a otros a la rebeldía . Sin embargo la única solución es que los que podemos intentemos cambiar esta realidad para bien.
    Y esta reflexión viene cuando veo en mis hijos que todos ellos se rebelan ante las etiquetas que nos ponen dentro de nuestro País nuestros compatriotas de la clase privilegiada en el “Blog del diario vivir” a los Latino Americanos menos afortunados y desde luego no pocos de otras razas, en no pocas otras tierras cuando a la gente corriente nos llama: Nacos, indios, apestosos, chusma, indiada, pobretones, chuntaros, mojados, ilegales, plebe, etcétera, etcétera y etcétera; mientras que a otros les dan la mano.
    Estoy completamente de acuerdo con ustedes hijos, la barbarie no es nuestra característica, tal vez nuestros antepasados los espantaron con sus rituales pero es que no eran menos salvajes que cualesquiera de las Potencias Colonizadoras o Conquistadoras del resto del mundo y de todos los tiempos; algunos de ellos en forma esporádica o repetitiva.
    Podría yo pensar en La Gran Bretaña, Roma, Grecia, Macedonia, Mongolia, Francia, Persia, El Vaticano que dejó operar a “La Santa Inquisición” o acusaba de Herejes a los Científicos, Alemania, Japón, España, Estados Unidos, etc.,etc.,etc.
    Allí queda.

     
    • lanuevatlantida el Permalink

      Totalmente de acuerdo, saludos desde Valladolid (España)

    • misosoafrica el Permalink

      Si fuese por hablar de barbarie, no hay pueblo que no tenga su historia sobre eso. Y como dices, sólo está en nosotros cambiar nuestro discurso sobre nosotros mismos. Aquí en mi país todavía hay mucho racismo, de hecho a nuestro pueblo originario, al que todos pertenecemos, nos guste o no, actualmente se le trata como a un grupo de terroristas, se les encarcela, además del rechazo intríseco que hay hacia las personas “menos blancas”, o sea, descendientes de mapuches. Digo menos blancas porque QUIÉN PUEDE SER TAN BOBO DE CREER QUE EN LATINOAMÉRICA HAY BLANCOS! habrán unos más claros que otros, pero somos todos mestizos.
      Saludos y felicidades, pusiste un excelente tema en el tapete.

    • Julio Santizo Coronado (Facundo) el Permalink

      Esto me anima a republicar un artículo eliminado junto con el extinto El Ideario de Facundo que se titulaba “A ver… ¿de qué color soy?”. Mi madre desciende, por mi abuela, de negros. Mi bisabuelo era negro. Mi abuelo materno era de tez clara y ojos verdes. La familia de mi padre se mezcló entre Santizos (Santisos) y Urreas, y se establecieron en una región de Guatemala donde la mayoría es cachiquel (de origen maya). Así que ¿de qué color soy? No hay “razas”, hay variedad en la única raza que existe: la humana. Al racismo yo agregaría otra estupidez: el nacionalismo. Escribió Luis Cardoza y Aragón: “El nacionalismo es una idiotez creada por unos idiotas para otros idiotas”. Y él, aunque amaba sus raíces guatemaltecas (antigüeñas para más señas), se declaraba “ciudadano de la Vía Láctea”.

  • viva el Permalink |
    Etiquetas: abuela   

    NEFASTISSIMUS 

    ya estamos con que la abuela fuma

     
  • viva el Permalink |
    Etiquetas: abuela   

    ya estamos con que la abuela fuma 

    ya estamos con que la abuela fuma

     
  • viva el Permalink |
    Etiquetas: abuela,   

    La tecnología de comunicación de googl … 

    La tecnología de comunicación de google fué superada ayer por mi abuela al comunicarse con nosotros desde Ultratumba, el bar de la esquina.

     
  • viva el Permalink |
    Etiquetas: abuela, , Simorgh   

    SIMORGH 

    Los lobos devoraron a las novias y a las abuelas. Y han vuelto a resurgir…

     
  • viva el Permalink |
    Etiquetas: abuela, , , , , , ,   

    Vía Láctea 

    Es largo el camino que lleva a casa de la abuela, jalonado de abismos que yo misma fabrico.

     
  • viva el Permalink |
    Etiquetas: abuela,   

    MANIFIESTO ÁGIL 

    Ya!

     
    • fontfranch el Permalink

      Ya… Eso era un periódico de años ha.

    • sky el Permalink

      Ya, ya… Antes de eso, siempre ha sido un adverbio de tiempo que significa “ahora mismo”. En cualquier caso, como gente de software que eres debieras leer el verdadero “manifiesto ágil” , te lo digo por si ya te orientas.

    • xarleen el Permalink

      Pero ya de ahora o ya de ya lo sabía? xD

    • sky el Permalink

      O “ya, ya…” de “sí, sí…” o “yaya” de “abuela” … Etc.

  • viva el Permalink |
    Etiquetas: abuela,   

    Manifiesto ágil 

    Ya!

     
    • fontfranch el Permalink

      Ya… Eso era un periódico de años ha.

    • sky el Permalink

      Ya, ya… Antes de eso, siempre ha sido un adverbio de tiempo que significa “ahora mismo”. En cualquier caso, como gente de software que eres debieras leer el verdadero “manifiesto ágil” , te lo digo por si ya te orientas.

    • xarleen el Permalink

      Pero ya de ahora o ya de ya lo sabía? xD

    • sky el Permalink

      O “ya, ya…” de “sí, sí…” o “yaya” de “abuela” … Etc.

  • viva el Permalink |
    Etiquetas: abuela, ,   

    Cuento largo… 

    … el que me contó el hermano de Anselmo y que yo ando haciéndo conocer por todas partes, porque así aprovecho para ir leyéndo…lo ves? Lo escribió en el suelo desde Ushuaia hasta Kabul. Si será largo que todavía no ha empezado y ya vengo por acá!

     
    • xarleen el Permalink

      Mi cuento favorito de pequeña creo que era caperucita, y el tuyo?

    • boscour el Permalink

      EL CONEJO RABITO

    • Ahasvero el Permalink

      el mío era el conejito y el rabito!

    • xarleen el Permalink

      Eso suena un poco a cuento erótico… así habéis “salido” xDD

    • xarleen el Permalink

      Eso suena a cuento erótico, así habéis “salido” xDD

    • Ahasvero el Permalink

      La culpa la tiene la abuela de bosco y mi tía abuela, que en realidad eran la misma persona.

    • carlos el Permalink

      el cuento mas erótico que conozco, es blancanieves, el final dice que se quedo a vivir con los 7 enanitos….
      por que estaban bien dotados…..

    • boscour el Permalink

      La tía abuela de Ahasvero se lo contaba con demostraciones prácticas.

    • Ahasvero el Permalink

      Tu abuela!

  • viva el Permalink |
    Etiquetas: abuela,   

    Cuento largo… 

    … el que me contó el hermano de Anselmo y que yo ando haciéndo conocer por todas partes, porque así aprovecho para ir leyéndo…lo ves? Lo escribió en el suelo desde Ushuaia hasta Kabul. Si será largo que todavía no ha empezado y ya vengo por acá!

     
    • xarleen el Permalink

      Mi cuento favorito de pequeña creo que era caperucita, y el tuyo?

    • boscour el Permalink

      EL CONEJO RABITO

    • Ahasvero el Permalink

      el mío era el conejito y el rabito!

    • xarleen el Permalink

      Eso suena un poco a cuento erótico… así habéis “salido” xDD

    • xarleen el Permalink

      Eso suena a cuento erótico, así habéis “salido” xDD

    • Ahasvero el Permalink

      La culpa la tiene la abuela de bosco y mi tía abuela, que en realidad eran la misma persona.

    • tintadelcorazon el Permalink

      el cuento mas erótico que conozco, es blancanieves, el final dice que se quedo a vivir con los 7 enanitos….
      por que estaban bien dotados…..

    • boscour el Permalink

      La tía abuela de Ahasvero se lo contaba con demostraciones prácticas.

    • Ahasvero el Permalink

      Tu abuela!

  • viva el Permalink |
    Etiquetas: abuela, , ,   

    La luna pasa la mitad de las noches… 

    La luna pasa la mitad de las noches en blanco.

     
    • boscour el Permalink

      Y la otra mitad con un negro.

    • xarleen el Permalink

      Pobrecita, se le acabaron las ideas

    • boscour el Permalink

      ¿Los negros comen ideas?

    • carlos el Permalink

      la luna es un fantasma sideral

    • boscour el Permalink

      O la redonda polvera de mi abuela donde dice Ashvero que me encontró mi madre, dulce espermatozoide al que dio de mamar. ¡El mundo es un pañuelo!

    • susana el Permalink

      pues yo tengo un pincelito…

    • boscour el Permalink

      Y bajo la cúpula hay una rosa.

    • Ahasvero el Permalink

      ¿Un pincelito de polvera o para las solteras, su?

    • carlos el Permalink

      la luna espera con su traje blanco de casamiento algun principe celestial…

    • carlos el Permalink

      la luna es de queso ,
      con gusto a jamón
      la sueñan las lauchas
      la sueña el ratón…

    • susana el Permalink

      jajaa un pincelito para pintar el blanco de color…las noches solteras…ains

    • Ahasvero el Permalink

      Ah, pincelito de colores y sabores para los flacos amores…

  • viva el Permalink |
    Etiquetas: abuela, , ,   

    La luna pasa la mitad de las noches en blanco 

     
  • viva el Permalink |
    Etiquetas: abuela, , ,   

    Polvos 

    Los condones están llenos de poemas inconclusos.

     
    • NuNa el Permalink

      Eso es porque no todos los “poemas” son de facil “digestión”…

    • Ahasvero el Permalink

      y además engordan, jajaja

    • carlos el Permalink

      usar condones es como masticar caramelos con papel y todo

    • tintadelcorazon el Permalink

      usar condones es como masticar caramelos con papel y todo

    • Ahasvero el Permalink

      Tinta, no sabía que te pones el condón para hacer mamadas!

    • carlos el Permalink

      no mamo, mastico…..

    • tintadelcorazon el Permalink

      no mamo, mastico…..

    • carlos el Permalink

      el viejo chiste del mago, te hecho unos polvos y desaparezco….

    • tintadelcorazon el Permalink

      el viejo chiste del mago, te hecho unos polvos y desaparezco….

    • carlos el Permalink

      ¿un condon tambien es un salvavidas?

    • tintadelcorazon el Permalink

      ¿un condon tambien es un salvavidas?

    • Ahasvero el Permalink

      y una cáscara de plátano!

    • carlos el Permalink

      a nuestra amiga le decian bolsa de harina,cuando mas la sacudian , mas polvos hechaba…

    • tintadelcorazon el Permalink

      a nuestra amiga le decian bolsa de harina,cuando mas la sacudian , mas polvos hechaba…

    • carlos el Permalink

      los chicos usan delantales en la escuela, las chicas usan guardapolvos…

    • tintadelcorazon el Permalink

      los chicos usan delantales en la escuela, las chicas usan guardapolvos…

    • Ahasvero el Permalink

      Hasta los rincones están llenos de sus polvos!

    • carlos el Permalink

      jaimito muele tiza y la sopla a una compañera en los ojos
      seño jaimito me hecho un polvito,
      _ven jaimito hechame un polvito a mi _dijo la maestra.
      no seño usted tiene le regla…..

    • tintadelcorazon el Permalink

      jaimito muele tiza y la sopla a una compañera en los ojos
      seño jaimito me hecho un polvito,
      _ven jaimito hechame un polvito a mi _dijo la maestra.
      no seño usted tiene le regla…..

    • carlos el Permalink

      aalm polvo vamos, pero mas felices somos cuando del polvo venimos…

    • tintadelcorazon el Permalink

      aalm polvo vamos, pero mas felices somos cuando del polvo venimos…

    • Ahasvero el Permalink

      Más que echar el polvo, lo que te gusta es hablar de él. ¿No serás un desempolvador?

    • boscour el Permalink

      Mi abuela guardaba los polvos en una cajita.

    • Ahasvero el Permalink

      y allí te encontró tu madre?

    • boscour el Permalink

      Sí, me hice adicto a oler…
      También me gustan los pedos.

    • Ahasvero el Permalink

      uy que prosaico!

    • boscour el Permalink

      ¿Te parece? Yo los encuentro poéticos…

    • Ahasvero el Permalink

      nunca sabes que sabor te va ha salir

    • carlos el Permalink

      B quiso embromar a A y le dijo, me tiro un pedo si lo agarras te doy 5 euros,salio corriendo A, dobló la esquina, y agarró una mierda de perro, volvió y le dijo a B, los 5 euros…, pero yo te dije el pedo…si pero al doblar la esquina lo chocó un camión y lo hizo mierda….

    • tintadelcorazon el Permalink

      B quiso embromar a A y le dijo, me tiro un pedo si lo agarras te doy 5 euros,salio corriendo A, dobló la esquina, y agarró una mierda de perro, volvió y le dijo a B, los 5 euros…, pero yo te dije el pedo…si pero al doblar la esquina lo chocó un camión y lo hizo mierda….

  • viva el Permalink |
    Etiquetas: abuela, , , , , , , , , , , , , , , , , , ,   

    Skarmenti 

    Julio Skarmenti pertenecía a una de esas extrañas familias de gitanos universales que recorrían el mundo en una tartana. Una de esas familias de saltimbanquis y latoneros cuyo destino estaba dirigido por una tozuda mula que elegía en cada encrucijada el camino que ninguno de ellos hubiera tomado.
    Julio Skarmenti achacaba a esta circunstancia los terribles e insólitos parajes a los que arribaron repetidas veces contra su voluntad e incluso a pesar de los negros augurios de la abuela Trinidad. La vieja gitana, capaz de adivinar el futuro más incierto de la clientela, se obnubilaba ante las empecinadas elecciones de aquella vieja acémila.

    • Mal fario – se limitaba a decir la abuela cuando la bestia tomaba el camino que todos los Skarmenti hubieran instintivamente evitado. Todos menos aquella terca y cojitranca mula del demonio que con su renca pata señalaba su suerte y la de todos sus contrariados dueños.

    Entonces, Julio Skarmenti, el menor de los Skarmenti, se sentía perdido y su moreno y curtido rostro dejaba traslucir una leve oleada de angustia irracional ante el abyecto e inmediato futuro. Sus negros fanales se anegaban de aciagos presagios y hasta la brisa parecía flamear de un hedor maléfico y execrable. Subía a la tartana y, enroscado como una serpiente herida, dormía el último trecho del camino. Sólo despertaba al entrar a la ciudad, mientras su padre anunciaba, con el duro tintineo del latón, la llegada de tan insigne y nómada corte, descendiente directa de reyes y faraones del sagrado Nilo, obligada a errar en el destierro, y a ganarse la vida como saltimbanquis y latoneros por los polvorientos y ásperos confines del mundo, a causa de una caprichosa e ineluctable maldición del Gran Osiris. Y sólo entonces, el rostro quemado de Julio Skarmenti, se iluminaba seducido por la atónita e hipnotizada mirada de los niños ante semejante estafermo ambulante.
    Nadie hubiera esperado que aquella troupe descendiera con tal algarabía esa cálida mañana de mayo por una de las siete colinas que rodeaban la ciudad. Parecían salidos de la nada o, transportados quizás por el caprichoso viento, de lejanos y exóticos países a través del espacio y el tiempo.
    El pequeño Skarmenti bajaba, ya más animado, de la multicolor carreta y corría con descaro entre sus coetáneos haciendo sonar una flauta y ondeando un serpentilíneo gallardete mientras sus hermanos mayores agitaban los caireles o tocaban los improvisados timbales de la carreta y la madre y las hermanas hacían danzar sus vientres adornados de cascabeles y alaracas.
    Los niños despertaban de su hipnosis y enseguida formaban una animada comitiva que también seguía a la obstinada y visionaria mula. […]

    a las 10 en casa

     
    • boscour el Permalink

      Esto merece un largo, muy largo desarrollo. Buenísimo.

    • Ahasvero el Permalink

      Puede continuarse… :lol:

    • boscour el Permalink

      …que muy seria, como si reconociese por adelantado no sólo haber elegido el camino correcto hacia el escenario donde estaba escrito que se desarrollara el próximo capítulo del destino de los Skarmenti, sino el argumento mismo de dicho futuro familiar.
      Julio compartía con la mula ese secreto que los demás apenas sospechaban lo suficiente como para no contradecir las manifiestas y tercas intenciones de la mula que, llegada a cada bifurcación de los caminos, tendía a desviarse más y más hacia los altos montes donde los últimos escitas escondían aquellos juegos de piedras gastadas por el manoseo a que eran sometidos en procura de torcer el sempiterno veredicto. Todavía faltaba mucho, pero el muchacho y la mula sabían que se estaban aproximando. Faltaban los diluvios del hondo valle entrevistos en los sueños repetidos, donde y cuando las bestias se enterrarían hasta los cuartos y las carretas hasta los ejes. Faltaba pasar por el ataque de las manadas de perros cimarrones enfurecidas por el hambre. Faltaba todavía atravesar aquel desierto extrapolado de antiguos mapas manuscritos, donde el agua tornaríase en sangre y el sol se clavaría en un perenne cenit de plomo derretido. Por no más que mencionar algunas cosas de las tantas que faltaban ocurrir antes de terminar la actual jornada, La última luminosa.

    • Ahasvero el Permalink

      en una jornada piensas liquidarte el muy, muy largo desarrollo?

    • boscour el Permalink

      No sería para tanto pero puedo afirmar como testigo inoportuno que he sido, que harto trabajo le daba a Julio Skarmenti extrer de entre sus ropas y desarrollar ante los ojos de la golosa mula la desproporcionada probostide inguinal que la naturaleza y tal vez la suerte, le habían regalado. No otro era el motivo que llevaba a la jumenta a arrastrar a Julio hacia los más apartados bosques, los más solitarios valles y en fin cualquier lugar donde pudiera esperar tranquila el desarrollo de los acontecimientos.

  • viva el Permalink |
    Etiquetas: abuela, , , , , , , , , , , , , , , ,   

    Julio Skarmenti pertenecía a una de esas extrañas… 

    Julio Skarmenti pertenecía a una de esas extrañas familias de gitanos universales que recorrían el mundo en una tartana. Una de esas familias de saltimbanquis y latoneros cuyo destino estaba dirigido por una tozuda mula que elegía en cada encrucijada el camino que ninguno de ellos hubiera tomado.
    Julio Skarmenti achacaba a esta circunstancia los terribles e insólitos parajes a los que arribaron repetidas veces contra su voluntad e incluso a pesar de los negros augurios de la abuela Trinidad. La vieja gitana, capaz de adivinar el futuro más incierto de la clientela, se obnubilaba ante las empecinadas elecciones de aquella vieja acémila.

    —Mal fario – se limitaba a decir la abuela cuando la bestia tomaba el camino que todos los Skarmenti hubieran instintivamente evitado. Todos menos aquella terca y cojitranca mula del demonio que con su renca pata señalaba su suerte y la de todos sus contrariados dueños.

    Entonces, Julio Skarmenti, el menor de los Skarmenti, se sentía perdido y su moreno y curtido rostro dejaba traslucir una leve oleada de angustia irracional ante el abyecto e inmediato futuro. Sus negros fanales se anegaban de aciagos presagios y hasta la brisa parecía flamear de un hedor maléfico y execrable. Subía a la tartana y, enroscado como una serpiente herida, dormía el último trecho del camino. Sólo despertaba al entrar a la ciudad, mientras su padre anunciaba, con el duro tintineo del latón, la llegada de tan insigne y nómada corte, descendiente directa de reyes y faraones del sagrado Nilo, obligada a errar en el destierro, y a ganarse la vida como saltimbanquis y latoneros por los polvorientos y ásperos confines del mundo, a causa de una caprichosa e ineluctable maldición del Gran Osiris. Y sólo entonces, el rostro quemado de Julio Skarmenti, se iluminaba seducido por la atónita e hipnotizada mirada de los niños ante semejante estafermo ambulante.
    Nadie hubiera esperado que aquella troupe descendiera con tal algarabía esa cálida mañana de mayo por una de las siete colinas que rodeaban la ciudad. Parecían salidos de la nada o, transportados quizás por el caprichoso viento, de lejanos y exóticos países a través del espacio y el tiempo.
    El pequeño Skarmenti bajaba, ya más animado, de la multicolor carreta y corría con descaro entre sus coetáneos haciendo sonar una flauta y ondeando un serpentilíneo gallardete mientras sus hermanos mayores agitaban los caireles o tocaban los improvisados timbales de la carreta y la madre y las hermanas hacían danzar sus vientres adornados de cascabeles y alaracas.
    Los niños despertaban de su hipnosis y enseguida formaban una animada comitiva que también seguía a la obstinada y visionaria mula. […]

     
    • boscour el Permalink

      Esto merece un largo, muy largo desarrollo. Buenísimo.

    • Ahasvero el Permalink

      Puede continuarse… :lol:

    • boscour el Permalink

      …que muy seria, como si reconociese por adelantado no sólo haber elegido el camino correcto hacia el escenario donde estaba escrito que se desarrollara el próximo capítulo del destino de los Skarmenti, sino el argumento mismo de dicho futuro familiar.
      Julio compartía con la mula ese secreto que los demás apenas sospechaban lo suficiente como para no contradecir las manifiestas y tercas intenciones de la mula que, llegada a cada bifurcación de los caminos, tendía a desviarse más y más hacia los altos montes donde los últimos escitas escondían aquellos juegos de piedras gastadas por el manoseo a que eran sometidos en procura de torcer el sempiterno veredicto. Todavía faltaba mucho, pero el muchacho y la mula sabían que se estaban aproximando. Faltaban los diluvios del hondo valle entrevistos en los sueños repetidos, donde y cuando las bestias se enterrarían hasta los cuartos y las carretas hasta los ejes. Faltaba pasar por el ataque de las manadas de perros cimarrones enfurecidas por el hambre. Faltaba todavía atravesar aquel desierto extrapolado de antiguos mapas manuscritos, donde el agua tornaríase en sangre y el sol se clavaría en un perenne cenit de plomo derretido. Por no más que mencionar algunas cosas de las tantas que faltaban ocurrir antes de terminar la actual jornada, La última luminosa.

    • Ahasvero el Permalink

      en una jornada piensas liquidarte el muy, muy largo desarrollo?

    • boscour el Permalink

      No sería para tanto pero puedo afirmar como testigo inoportuno que he sido, que harto trabajo le daba a Julio Skarmenti extrer de entre sus ropas y desarrollar ante los ojos de la golosa mula la desproporcionada probostide inguinal que la naturaleza y tal vez la suerte, le habían regalado. No otro era el motivo que llevaba a la jumenta a arrastrar a Julio hacia los más apartados bosques, los más solitarios valles y en fin cualquier lugar donde pudiera esperar tranquila el desarrollo de los acontecimientos.

  • viva el Permalink |
    Etiquetas: abuela, , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,   

    Julio Skarmenti 

    Julio Skarmenti pertenecía a una de esas extrañas familias de gitanos universales que recorrían el mundo en una tartana. Una de esas familias de saltimbanquis y latoneros cuyo destino estaba dirigido por una tozuda mula que elegía en cada encrucijada el camino que ninguno de ellos hubiera tomado.
    Julio Skarmenti achacaba a esta circunstancia los terribles e insólitos parajes a los que arribaron repetidas veces contra su voluntad e incluso a pesar de los negros augurios de la abuela Trinidad. La vieja gitana, capaz de adivinar el futuro más incierto de la clientela, se obnubilaba ante las empecinadas elecciones de aquella vieja acémila.

    —Mal fario – se limitaba a decir la abuela cuando la bestia tomaba el camino que todos los Skarmenti hubieran instintivamente evitado. Todos menos aquella terca y cojitranca mula del demonio que con su renca pata señalaba su suerte y la de todos sus contrariados dueños.

    Entonces, Julio Skarmenti, el menor de los Skarmenti, se sentía perdido y su moreno y curtido rostro dejaba traslucir una leve oleada de angustia irracional ante el abyecto e inmediato futuro. Sus negros fanales se anegaban de aciagos presagios y hasta la brisa parecía flamear de un hedor maléfico y execrable. Subía a la tartana y, enroscado como una serpiente herida, dormía el último trecho del camino. Sólo despertaba al entrar a la ciudad, mientras su padre anunciaba, con el duro tintineo del latón, la llegada de tan insigne y nómada corte, descendiente directa de reyes y faraones del sagrado Nilo, obligada a errar en el destierro, y a ganarse la vida como saltimbanquis y latoneros por los polvorientos y ásperos confines del mundo, a causa de una caprichosa e ineluctable maldición del Gran Osiris. Y sólo entonces, el rostro quemado de Julio Skarmenti, se iluminaba seducido por la atónita e hipnotizada mirada de los niños ante semejante estafermo ambulante.

    Nadie hubiera esperado que aquella troupe descendiera con tal algarabía esa cálida mañana de mayo por una de las siete colinas que rodeaban la ciudad. Parecían salidos de la nada o, transportados quizás por el caprichoso viento, de lejanos y exóticos países a través del espacio y el tiempo.

    El pequeño Skarmenti bajaba, ya más animado, de la multicolor carreta y corría con descaro entre sus coetáneos haciendo sonar una flauta y ondeando un serpentilíneo gallardete mientras sus hermanos mayores agitaban los caireles o tocaban los improvisados timbales de la carreta y la madre y las hermanas hacían danzar sus vientres adornados de cascabeles y alaracas.

    Los niños despertaban de su hipnosis y enseguida formaban una animada comitiva que también seguía a la obstinada y visionaria mula.

    A pesar de su empecinamiento, la mula sabía hacer su trabajo con el más esclarecido rigor y desenvoltura de las bestias faranduleras. Antes de elegir el mejor de los descampados de la ciudad, bien provisto de hierba fresca y abundante, recorría las más importantes plazas y calles del lugar, lo cual permitía a la familia Skarmenti anunciar a bombo y platillo -o a timbal y latón- su maravilloso y único espectáculo en el mundo. Espectáculo en el que todos tenían su papel asignado, desde la cabra, que no sólo daba leche a la familia sino también conciertos de pedorretas al público congregado, pasando por la troupe de fraternales saltimbanquis y odaliscas, hasta la genial y quimérica mulilla, que ataviada de tirabuzones y pantalón de tirantes predicaba su particular evangelio de rebuznos inconmensurables y reveladores. Evangelio, dicho sea de paso, ante el cual era imposible hacerse oídos sordos pues su estertor era fácilmente escuchado en diez millas a la redonda, provocando en más de una ocasión entre los asistentes, e incluso entre los ausentes, el llanto y crujir de dientes propios del juicio final.

    Por la noche, con instinto felino, Julio escapaba del campamento familiar y recorría la ciudad. Poco importaba si la luna era un queso comido o recién hecho. Con igual habilidad, Julio caminaba entre las sombras dispuesto a encontrar los secretos escondidos que todas las ciudades guardaban durante el día y mostraban durante la noche a los valientes como él.

    Caminó entre estatuas y ruinas apenas descubiertas por la espesa hierba, no comprendiendo como era posible que aquellas joyas pétreas estuvieran abandonadas a la intemperie. Pequeñas veredas se bifurcaban, dándole la oportunidad de sentir la náusea de la libertad que la mula les evitaba a diario con su clarividencia. Sentía que su propio destino estaba ahora en sus manos y, no sin zozobra, tomó el amplio paseo que conducía a un arco de triunfo. No pudo resistir la tentación de caminar bajo su sólido y único arco adornado de batallas y heroicos soldados. Por unos instantes oía a la multitud vitorearle y aclamarle. Un escalofrío, al mismo tiempo que un impremeditado sabor de victoria que no le correspondía, recorría su cuerpo. […]

     
    • boscour el Permalink

      Esto merece un largo, muy largo desarrollo. Buenísimo.

    • Ahasvero el Permalink

      Puede continuarse… :lol:

    • boscour el Permalink

      …que muy seria, como si reconociese por adelantado no sólo haber elegido el camino correcto hacia el escenario donde estaba escrito que se desarrollara el próximo capítulo del destino de los Skarmenti, sino el argumento mismo de dicho futuro familiar.
      Julio compartía con la mula ese secreto que los demás apenas sospechaban lo suficiente como para no contradecir las manifiestas y tercas intenciones de la mula que, llegada a cada bifurcación de los caminos, tendía a desviarse más y más hacia los altos montes donde los últimos escitas escondían aquellos juegos de piedras gastadas por el manoseo a que eran sometidos en procura de torcer el sempiterno veredicto. Todavía faltaba mucho, pero el muchacho y la mula sabían que se estaban aproximando. Faltaban los diluvios del hondo valle entrevistos en los sueños repetidos, donde y cuando las bestias se enterrarían hasta los cuartos y las carretas hasta los ejes. Faltaba pasar por el ataque de las manadas de perros cimarrones enfurecidas por el hambre. Faltaba todavía atravesar aquel desierto extrapolado de antiguos mapas manuscritos, donde el agua tornaríase en sangre y el sol se clavaría en un perenne cenit de plomo derretido. Por no más que mencionar algunas cosas de las tantas que faltaban ocurrir antes de terminar la actual jornada, La última luminosa.

    • Ahasvero el Permalink

      en una jornada piensas liquidarte el muy, muy largo desarrollo?

    • boscour el Permalink

      No sería para tanto pero puedo afirmar como testigo inoportuno que he sido, que harto trabajo le daba a Julio Skarmenti extrer de entre sus ropas y desarrollar ante los ojos de la golosa mula la desproporcionada probostide inguinal que la naturaleza y tal vez la suerte, le habían regalado. No otro era el motivo que llevaba a la jumenta a arrastrar a Julio hacia los más apartados bosques, los más solitarios valles y en fin cualquier lugar donde pudiera esperar tranquila el desarrollo de los acontecimientos.

  • viva el Permalink |
    Etiquetas: abuela   

    Puede continuarse 

    Puede continuarse…

     
    • boscour el Permalink

      O NO.

    • boscour el Permalink

      Boscour soy yo, el único que ha aceptado el riesgo de volar hacia ese planeta (ni recuerdo su nombre)acompañado de un tonto robot que nunca está seguro del rumbo.

    • Ahasvero el Permalink

      Hay que tener valor!

    • boscour el Permalink

      Cojones les dicen en tu pueblo. Pero, dejemos los comentarios anatómicos para otro momento. Ya las toberas de plasma fisiológico bomban teratoneladas de de cuarkonios guachos que ansían encontrar pareja y perder el exceso de energía que les impele.

    • boscour el Permalink

      Que es lo mismo que decir sopa de suero fisiocrático con miríadas de cuarcks sobrenadando. Pero no importa. ¡Allá vamos Bomio y yo, yo y Bomio. dos cuerpos y una sola alma, a develar los misterios de ese endiablado planeta oval con más rayas que un cerebro y menos color que la niebla de Londres.
      -Dime Bomio. ¿Como era que se llamaba?
      -…
      -Bomio, te he hecho una pregunta!
      -…
      -¡Bomio, sos sordo?
      -Eh…qué? A mi me hablabas?
      -No, si voy a estar hablando con mi abuela.
      -Yo no me llamo Bomio. Me llamo Vomio.

    • boscour el Permalink

      -¿Qué, y me vas a corregir la manera de pronunciar las letras? ¿Que tan castizo sos, montón de latas herrumbradas? Te voy advirtiendo que mi padre era un cacique guaraní y mi madre una entrerriana de Federal que me enseñó a hablar el español de américa. Vas a tener que adaptarte porque si no te hablo en guaraní o en quechua, que también conozco y que te van a resultar más difíciles.

    • boscour el Permalink

      Bueno, bueno…no llores… Mirá ya vamos llegando a Ixtloloconchi, creo que ha de ser, por ese parecido que tiene con un carozo de durazno pintado de gris.
      Dale Bomio, preciso tu ayuda para manejar el espectroscopio ad hoc a ver si tenemos algo respirable por allí.

    • Ahasvero el Permalink

      Cachufanda de tremposillo…

    • Ahasvero el Permalink

      O NO…

    • boscour el Permalink

      No te entiendo. Estás seguro de haberte puesto bien el chip? Bueno, pero mirá…vamos entrando en la atmósfera ixtloloconchia…¡Es verde! y ajj! tiene gusto a cebolla. ¿Otra vez has dejado la banderola abierta?

  • viva el Permalink |
    Etiquetas: abuela   

    Puede continuarse… 

     
    • boscour el Permalink

      O NO.

    • boscour el Permalink

      Boscour soy yo, el único que ha aceptado el riesgo de volar hacia ese planeta (ni recuerdo su nombre)acompañado de un tonto robot que nunca está seguro del rumbo.

    • Ahasvero el Permalink

      Hay que tener valor!

    • boscour el Permalink

      Cojones les dicen en tu pueblo. Pero, dejemos los comentarios anatómicos para otro momento. Ya las toberas de plasma fisiológico bomban teratoneladas de de cuarkonios guachos que ansían encontrar pareja y perder el exceso de energía que les impele.

    • boscour el Permalink

      Que es lo mismo que decir sopa de suero fisiocrático con miríadas de cuarcks sobrenadando. Pero no importa. ¡Allá vamos Bomio y yo, yo y Bomio. dos cuerpos y una sola alma, a develar los misterios de ese endiablado planeta oval con más rayas que un cerebro y menos color que la niebla de Londres.
      -Dime Bomio. ¿Como era que se llamaba?
      -…
      -Bomio, te he hecho una pregunta!
      -…
      -¡Bomio, sos sordo?
      -Eh…qué? A mi me hablabas?
      -No, si voy a estar hablando con mi abuela.
      -Yo no me llamo Bomio. Me llamo Vomio.

    • boscour el Permalink

      -¿Qué, y me vas a corregir la manera de pronunciar las letras? ¿Que tan castizo sos, montón de latas herrumbradas? Te voy advirtiendo que mi padre era un cacique guaraní y mi madre una entrerriana de Federal que me enseñó a hablar el español de américa. Vas a tener que adaptarte porque si no te hablo en guaraní o en quechua, que también conozco y que te van a resultar más difíciles.

    • boscour el Permalink

      Bueno, bueno…no llores… Mirá ya vamos llegando a Ixtloloconchi, creo que ha de ser, por ese parecido que tiene con un carozo de durazno pintado de gris.
      Dale Bomio, preciso tu ayuda para manejar el espectroscopio ad hoc a ver si tenemos algo respirable por allí.

    • Ahasvero el Permalink

      Cachufanda de tremposillo…

    • Ahasvero el Permalink

      O NO…

    • boscour el Permalink

      No te entiendo. Estás seguro de haberte puesto bien el chip? Bueno, pero mirá…vamos entrando en la atmósfera ixtloloconchia…¡Es verde! y ajj! tiene gusto a cebolla. ¿Otra vez has dejado la banderola abierta?

  • viva el Permalink |
    Etiquetas: abuela   

    Puede continuarse… 

     
    • boscour el Permalink

      O NO.

    • boscour el Permalink

      Boscour soy yo, el único que ha aceptado el riesgo de volar hacia ese planeta (ni recuerdo su nombre)acompañado de un tonto robot que nunca está seguro del rumbo.

    • Ahasvero el Permalink

      Hay que tener valor!

    • boscour el Permalink

      Cojones les dicen en tu pueblo. Pero, dejemos los comentarios anatómicos para otro momento. Ya las toberas de plasma fisiológico bomban teratoneladas de de cuarkonios guachos que ansían encontrar pareja y perder el exceso de energía que les impele.

    • boscour el Permalink

      Que es lo mismo que decir sopa de suero fisiocrático con miríadas de cuarcks sobrenadando. Pero no importa. ¡Allá vamos Bomio y yo, yo y Bomio. dos cuerpos y una sola alma, a develar los misterios de ese endiablado planeta oval con más rayas que un cerebro y menos color que la niebla de Londres.
      -Dime Bomio. ¿Como era que se llamaba?
      -…
      -Bomio, te he hecho una pregunta!
      -…
      -¡Bomio, sos sordo?
      -Eh…qué? A mi me hablabas?
      -No, si voy a estar hablando con mi abuela.
      -Yo no me llamo Bomio. Me llamo Vomio.

    • boscour el Permalink

      -¿Qué, y me vas a corregir la manera de pronunciar las letras? ¿Que tan castizo sos, montón de latas herrumbradas? Te voy advirtiendo que mi padre era un cacique guaraní y mi madre una entrerriana de Federal que me enseñó a hablar el español de américa. Vas a tener que adaptarte porque si no te hablo en guaraní o en quechua, que también conozco y que te van a resultar más difíciles.

    • boscour el Permalink

      Bueno, bueno…no llores… Mirá ya vamos llegando a Ixtloloconchi, creo que ha de ser, por ese parecido que tiene con un carozo de durazno pintado de gris.
      Dale Bomio, preciso tu ayuda para manejar el espectroscopio ad hoc a ver si tenemos algo respirable por allí.

    • Ahasvero el Permalink

      Cachufanda de tremposillo…

    • Ahasvero el Permalink

      O NO…

    • boscour el Permalink

      No te entiendo. Estás seguro de haberte puesto bien el chip? Bueno, pero mirá…vamos entrando en la atmósfera ixtloloconchia…¡Es verde! y ajj! tiene gusto a cebolla. ¿Otra vez has dejado la banderola abierta?

  • viva el Permalink |
    Etiquetas: abuela,   

    Puag! 

    • ¡Llévense esta mierda de mi casa! -dije. Y sacaron al General.
     
    • ana_arandanos el Permalink

      Jaja, me recuerda al de “Hijo, echa a la primitiva”…
      y la abuela se fue de casa.

    • ana_arandanos el Permalink

      Jaja, me recuerda al de “Hijo, echa a la primitiva”…
      y la abuela se fue de casa.

    • Ahasvero el Permalink

      jajajaja, sí muy cierto, no me había percatado, jajaja

    • Ahasvero el Permalink

      jajajaja, sí muy cierto, no me había percatado, jajaja

  • viva el Permalink
    Etiquetas: abuela, , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,   

    RPC 

    Hay personas que levantan pasiones, países, guerras, revoluciones, catástrofes, inundaciones, huracanes, ruinas, desenlaces dramáticos, cataclismos, desastres, hecatombes, destrucciones, desgracias, accidentes, trastornos, quiebras, males, abatimientos, aniquilaciones, demoliciones, descalandrajos, descomposiciones, desintegraciones, desmembramientos, desmoronamientos, desolaciones, daños, destrozos, devastaciones, zafarranchos, estragos, estropicios, exterminios, deshechos, discordias, desavenencias, desvalijamientos, terribles consecuencias por la simple fruslería de un destripacuentos que diabólicamente, infernalmente, satánicamente, malignamente no reconoce sus deyecciones.

    Esa mañana Ester había desayunado un enorme tazón de cereales. Se sentía con mucha energía para emprender un nuevo día de trabajo en Radio Patraña Continental, la magnífica emisora de noticias.

    Mientras se trasladaba en el taxi hacia la calle en que se hallaban los estudios de RPC pudo percatarse de unos insólitos personajes que discutían en las calles de la ciudad. En todas ellas había varios grupos de personas formando un círculo que parecían mantener una discusión un tanto acalorada para ser tan temprano. Como tenía un poco de sueño, no le concedió importancia y simplemente pensó en otra cosa. Había que tener muchas ganas para mantener esas absurdas polémicas matutinas. Cuando dejó el coche el taxista le gruño malhumorado y estuvo a punto de lanzarle un improperio pero se contuvo. Al llegar a la emisora Ester encontró también al jefe de programas discutiendo con el técnico de sonido y, de nuevo, no le concedió gran importancia, aunque ya le empezaba a cansar la enervación que se respiraba en todos sitios a esas horas de la mañana.

    Ester se acercó al teletipo, que estaba escupiendo las noticias frescas. Había un atentado en el extranjero; unas elecciones con muchos disturbios en África; la subida del petróleo; la ruptura de los acuerdos de los países de Oriente Próximo; un acalorado debate en el Congreso de los diputados…; y una extravagante noticia que no comprendió pero que le llamó enormemente la atención. Como tenía mucha prisa, pues ya sólo faltaban veinte minutos para empezar el programa y aún no había preparado el comentario, dejó la noticia aparte para volver sobre ella luego. Hizo un resumen y decidió cual de ellas sería la noticia comentada del día.

    En pocos minutos estaban emitiendo el programa de Ester, el más famoso de todo el continente. Después de comentar la noticia del día, Ester daba paso a sus infinitos oyentes. Estos llamaban por teléfono para hacer sus propios comentarios sobre la noticia.

    Al principio pensaron que se trataba de problemas técnicos, pues no llegaba ninguna llamada. Era realmente raro que no telefonease nadie. Cualquier otro día el cúmulo de llamadas era tal que los técnicos de la emisora se volvían locos para seleccionarlas. Pero curiosamente hoy no entraba ninguna. Ester un poco abochornada se disculpó ante su supuesto auditorio por estos aparentes problemas técnicos e incluso pidió un poco de paciencia a los que intentaban llamar. Toda fue inútil. Los técnicos no encontraban ninguna avería y empezaron a discutir acaloradamente entre ellos. En toda esta discusión alguien entró de la calle gritando. Nadie le escuchó. Ester, un poco enfadada, quiso poner orden y, empezando por el que acababa de entrar, se puso a repartir improperios.

    —salid a la calle – dijo de nuevo con rabia el que acababa de entrar. Nadie le hizo caso. Tan solo Ester, que era muy curiosa, se asomó a la ventana. El espectáculo que contempló le dejó estupefacta. A pesar del estupendo cielo azul y el sol radiante, desde la calle del ferrocarril hasta la del parque y también en todas las calles aledañas, que habitualmente estaban transitadas por una pequeña cantidad de personas, se habían convertido en una auténtica y sorprendente romería de gentes que se gritaban y lanzaban trastos unos a otros. Ester no daba crédito a sus ojos. Todo el mundo parecía estar loco y no comprendía nada de lo que estaba ocurriendo. Incluso sus compañeros habían salido ya a la calle y continuaban allí la discusión que habían comenzado en el estudio. Ester pensó que estaba teniendo una pesadilla y para cerciorarse se pellizcó en los mofletes. Estaba despierta y bien despierta.

    Bajó, ella también, a la calle con su grabadora, como habitualmente hacía cuando iba a la caza de noticias. Un predicador estaba subido en un púlpito improvisado con unas grandes cajas de transporte y arengaba a las multitudes. Recordó la noticia que había leído en el teletipo. Hablaba de una secta, del fin del mundo y no recordaba que otros presagios de mal agüero, pero no le otorgó importancia en vista de los tumultos que se arremolinaban a su alrededor.

    —De los muchos disturbios que se produjeron, ninguno fue tan sonado como el que recorría las calles de Madenera a la hora del almuerzo. “Ardieron troyas”, como decía ufana Ester de Clementín y Zárate de Sopichanche, conocidísima diva de la radio y la primera que descubrió el asunto en la mañana del 18 de julio de 1963.
    Mientras se fumaba aquel gran Coíbas fálico que caracterizaba a Ester de Clementín y Zárate de Sopichanche, contempló como el predicador se esforzaba vanamente hasta llegar a la extenuación, pues más bien parecía provocar las alergias de los concurrentes que sus adhesiones y amenes. Ya desde que entró en la secta se caracterizaba por su fulgor fatuo al predicar. Y es que, como decía mi difunta abuela, “una cosa es predicar y otra dar trigo”.

    Ester, por esa curiosidad innata que la caracterizaba, empezó a escuchar a aquel energúmeno propagandista.
    — y una nube dejará su rastro de discordia y desolación entre los que no escuchan a “los enviados encima de las cajas”, pues el Señor es justo y compasivo con los que le escuchan – vociferaba el predicante.

    Emilio Sobeque. Cuentos escogidos. Madrid, 1987.

     
    • Ahasvero el Permalink

      There are people who raise passions, dramatic countries, wars, revolutions, catastrophes, floods, hurricanes, ruins, outcomes, cataclysms, disasters, hecatombes, destructions, misfortunes, accidents, upheavals, bankruptcies, the evils, discouragements, destructions, demolitions, descalandrajos, decompositions, disintegrations, dismemberments, declines, desolations, damages, destructions, devastations, messes, damage, estropicios, exterminations, exhausted, discords, disagreements, ransackings, terrible consequences by simple fruslería of destripacuentos that diabolically, infernalmente, satanically, malignantly does not recognize its deyecciones.

      1.Patraña
      That Ester morning had had breakfast an enormous cereal bowl. One felt with much energy to undertake a new day of work in Radio Continental Patraña, the magnificent transmitter of the news.

      While it was transferred in the taxi towards the street in which they were the RPC studies could be noticed of unusual personages who discussed in the streets of the city. In all of them a circle were several groups of people forming who seemed to maintain a discussion so early somewhat heated to be. As it had a little dream, it did not grant importance to him and simply it thought about another thing. It was necessary to have many desire to maintain those absurd controversies matutinal. When gruño left to the car the taxi driver bad-tempered him and it was on the verge of sending improperio to him but it was contained. When arriving at the Ester transmitter it also found to the head of programs discussing with the sound technician and, again, it did not grant great importance to him, although already it began to him to tire the enervación that was breathed in the morning in all sites to those hours.

      Ester approached the teletype, that was escupiendo the fresh news. There was an attack abroad; selections with many disturbances in Africa; the ascent of petroleum; the rupture in the agreements of the countries of Near East; an heated debate in the Congress of the deputies…; and the outlandish news that did not understand but that it called the attention enormously to him. As it were in a big hurry, because already only they lacked twenty minutes to begin the program and not yet it had prepared the commentary, let the news separate to return soon on her. It made a summary and it decided as of them it would be the commented news of the day.

      In few minutes they were emitting the program of the Ester, most famous of all the continent. After commenting the news of the day, Ester took step to its infinite listeners. These called by telephone to comment out their own on the news.

      They thought in the beginning that one was technical problems, because any call did not arrive. It was really rare that nobody telephoned. Any other day the accumulation of calls was so that the technicians of the transmitter became crazy to select them. But peculiarly today no entered. Ester a little ashamed apologized before its supposed audience by these apparent technical problems and it even requested a little patience to which tried to call. Everything was useless. The technicians did not find any failure and began to discuss heatedly among them. All this discussion somebody entered of the street shouting. Nobody listened to him. Ester, a little gotten upset, wanted to put order and, beginning by which it finished entering, it was put to distribute improperios.

      you go out – the one said again with rage that finished entering. Nobody did case to him. So single Ester, that she was very peculiar, was shown to the window. The spectacle that contemplated left stupefied. In spite of the wonderful blue sky and the radiating sun, from the street of the railroad to the one of the park and also in all the bordering streets, that habitually were journeyed by a small amount of people, they had become authentic and surprising romería of people who shouted and sent to trastos an a others. Ester did not give credit to its eyes. Everybody seemed to be crazy and it did not include/understand anything of which it was happening. Their companions had gone out already and even continued there the discussion that had begun in the study. Ester thought that it was having a nightmare and to make sure it was tweaked in mofletes. She was wide-awake and well wide-awake.

      It lowered, she also, to the street with his recorder, like habitually did when it went to the hunting of the news. A preacher was raised in a púlpito improvised with great boxes of transport and harangued the multitudes. The news remembered that had read in the teletype. It spoke of a sect, of the aim of the world and it did not remember that other omens of bad omen, but did not grant importance to him in view of the tumults that were crowded around around to his.

      3.Ester de Clementín y Zárate de Sopichanche
      Of the many disturbances that took place, no so was sounded as the one that crossed the streets of Madenera to lunch time. “They burned troyas”, as it said proud Ester de Clementín y Zárate de Sopichanche, conocidísima diva of the radio and first that discovered the subject in the morning of the 18 of 1963 July.

      While that great fálico Coíbas was smoked that characterized to Ester de Clementín y Zárate de Sopichanche, it contemplated as the preacher made an effort vainly until arriving at the debilitation, because rather it seemed to cause the allergies of the contenders who its adhesions and amenes. Already since it entered the sect characterized by its fulgor fatuo when preaching. And it is that, as said my late grandmother, “a thing is to preach and another one to give wheat”.

      Ester, by that innate curiosity that characterized it, began to listen that propagandist demon.

      -… and a cloud will leave to its sign of discord and desolation between which they do not listen “the envoys upon the boxes”, because the Gentleman is right and compasivo with whom they listen to him… – the predicante vociferated.

  • viva el Permalink |
    Etiquetas: abuela, , , , ,   

    Camellos de antaño 

    La cantarera de mi abuela era el atávico camello de la casa… con su agua de nieve blanca y alucinantemente pura…

     
    • ernest el Permalink

      muy interesante y curioso espacio, ya vendré a visitarlo en otra ocasión, con más calma.

      ah, muy buen haikú de naipes…

      saludos!

      sky:
      Gracias, señor de los violentos ojos de café…

    • ernest el Permalink

      muy interesante y curioso espacio, ya vendré a visitarlo en otra ocasión, con más calma.

      ah, muy buen haikú de naipes…

      saludos!

      sky:
      Gracias, señor de los violentos ojos de café…

    • ernest* el Permalink

      muy interesante y curioso espacio, ya vendré a visitarlo en otra ocasión, con más calma.

      ah, muy buen haikú de naipes…

      saludos!

      sky:
      Gracias, señor de los violentos ojos de café…

    • blood el Permalink

      Buenas noches. Comparado con los tuyos, que en un solo haiku expresas una idea completa, mi tren es de juguetería…

      Saludos sangrientos

      Blood

      sky:
      Adoro los trenes de juguetería… Gracias por tu visita.

    • blood el Permalink

      Buenas noches. Comparado con los tuyos, que en un solo haiku expresas una idea completa, mi tren es de juguetería…

      Saludos sangrientos

      Blood

      sky:
      Adoro los trenes de juguetería… Gracias por tu visita.

    • Blood* el Permalink

      Buenas noches. Comparado con los tuyos, que en un solo haiku expresas una idea completa, mi tren es de juguetería…

      Saludos sangrientos

      Blood

      sky:
      Adoro los trenes de juguetería… Gracias por tu visita.

  • viva el Permalink |
    Etiquetas: abuela, , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,   

    SIR JAMES FRAZER 

    Yo ostentaba entonces el título de Sir y el nombre de James Frazer, exactamente igual que mi abuelastro paterno, del que heredé no sólo el nombre sino también una importante fortuna y conocimientos. De nada me sirvieron.
    Había que proceder, de todos modos, a la fragmentación del ahorcado. Empuñé mi bastón y salí a pasear, necesitaba aire fresco. Al llegar a aquella sólida plaza un bufón representaba, subido en un cono, el crepúsculo del dragón. Era premonitorio. Siendo como era extranjero en todas partes, nadie dejaba de observar mis más ínfimos movimientos. Sentía fuego en el estómago. Por fin el bufón acabó con el gigante gráfico que representaba al dragón. ¡Estaba confeccionado con tiras que podían volver a unirse! Rememoré mis aventuras, o más bien desventuras, en la habitación de aquel loco, que al descubrír su máscara vomitaba el muérdago de la muerte. Pero yo me sentí liberado como un pájaro por la idea de aquel payaso. Emprendí como un perro salvaje mi carrera hacia la saturnalia. El sol era ahora tan fresco como la sombra. Había llegado el momento…

     
    • Ahasvero el Permalink

      I showed then the title of Sir and the name of James Frazer, exactly just as my paternal step-grandfather, of whom I also inherited not only the name but an important fortune and knowledge. the Hanged person farcical cane cone twilight dragoon Being like was foreign everywhere graphical giant fire My adventures, or rather misfortune, in the room the Crazy mask muérdago death bird wild clown saturnalia sun shades Freir

c
Crea una nueva entrada
j
Siguiente entrada / Siguiente comentario
k
anterior entrada/anterior comentario
r
Responder
e
Editar
o
mostrar/ocultar comentarios
t
ir al encabezado
l
ir a iniciar sesión
h
mostrar/ocultar ayuda
shift + esc
Cancelar