TAU

greguería

El señor Perez Oso llegó, no le apetecía hacer nada, todo le costaba un mundo, prefirió simplemente contemplar.