Miguel de Cervantes

Cada uno es como Dios le ha hecho y aun peor muchas veces.