Nadie recordaría al buen samaritano si hubiera tenido tan sólo buenas intenciones.

M. Tatcher