Todo objeto amado es el centro de un paraíso.

Novalis