El fanatismo y la imbecilidad ni se crean ni se destruyen, se tuitean.

Anuncios