Definitivamente, no le gustamos a los lunes.