El precio de la inteligencia es el error.