JUEGO SOLITARIO EN CASA

greguería

No penseis mal. Yo era aún un bebe. El susto había acabado con mi espíritu aventurero. Gracias madre, ya toda mi vida seré un cobarde, solitario y tímido. Todos los juegos en la calle se habían acabado. Afortunadamente la casa era grande y con distracciones más que suficientes para un bebé.

Deja tu greguería

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s