Podríamos decir que la vida es muy parecida…

Podríamos decir que la vida es muy parecida a un tatuaje permanente. Podemos escribir, dibujar, pintar hacer… pero a veces puede ser hasta imposible borrar.

Anuncios