A-TERCIO-PELADA

greguería

Era amargo de sentir, pero cuando imaginaba aun, se endulzaba, y podía sentir que era el ombligo de su luna, que la mecía…pero cuando abría los ojos volvía a sentir el sabor y la sensación de amargo; lo mejor era volver a cerrar los ojos e imaginar de nuevo, endulzarse hasta volver a la realidad y repetir el mismo episodio una y otra vez…hasta dormir.

Deja tu greguería

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s