ENIGMA

“Nunca otorgues tu esencia espiritual a una persona sentada en un trono, porque en cuanto lo hagas, estarás vendiéndole tu alma”.

Anuncios