Que el viento tiró mi limón de mi…

Que el viento tiró mi limón de mi árbol, cayó el suelo, y me amargó el paso. ¡Qué limonada!

4 Comments

  1. Es que si la vida da limones, no sólo se puede hacer limonada, también se pueden hacer postres de limón :P

    Me gusta

Deja tu greguería

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s