Llovía tenuemente Sentí sed y comencé a beber…

greguería

Llovía tenuemente. Sentí sed y comencé a beber lluvia.
No le tengan miedo —le decía el policía a la gente— no es peligroso. Está así desde que volvió de la guerra.
Me dio risa; mucha risa. Descubrí en ese instante que la lluvia imaginaria sabe más dulce cuando se tiene el corazón lleno de alegría.

Deja tu greguería

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s