En el cerebro llevamos ovilladas las trenzas que…

En el cerebro llevamos ovilladas las trenzas que no nos crecieron en la niñez.