No puede haber revolución política ni revolución…

“No puede haber revolución política, ni revolución social, ni revolución económica, si no hay revolución espiritual; es individual. Y, si cambian millones de individuos, entonces la sociedad cambiará como consecuencia, no al contrario. No puedes cambiar primero la sociedad y esperar que los individuos cambien después”