PRINCIPIO DE EMPATÍA Siempre habrá alguien para quien…

PRINCIPIO DE EMPATÍA. Siempre habrá alguien para quien también tú seas gruñido de cerdo.

Anuncios