VICENTE BLASCO IBÁÑEZ

Nuestra carne es carne de los que ya no existen; nuestras almas son fragmentos de las almas de otros muertos.

Los muertos mandan

Anuncios