CONDENADO

greguería

Paso la noche, muerto de miedo y condenado, entre los monstruos de mis sueños: el entrañable, el autor, el follacabras… Dormido entre fantasmas, no entre mis sábanas, pido la tregua y fumo mi camello. Hasta el humo se vuelve espantoso horizonte de agujeritos negros. Por las rendijas de puertas y ventanas, gotas de viento cruzan sin saludar a nadie. Mariposas se creen mis orejas que, de mosquitos llenas, zumban, zumban, zumban… Y acosado por la devoración triforme de estos fénix sin nombre, cuyo prepucio grana busca la media naranja del moflete, mi cabeza cubro con el yelmo o celada de mi almohada.

5 comentarios en “CONDENADO

  1. Es curioso como llegada cierta edad la vida se empeña en regalarnos a casi todos los mismos óbolos, sólo que tú pareces haber sido el elegido para hablar en nombre de tantos. Menudo “embolao”.
    I feel the same.
    A ver que día volvemos a tomar fotos de Bacon.

    Me gusta

  2. Estimadísimas amigas, virtuales o no, me remito a lo que Sobre este sitio se dice en el lateral: “Sólo espero que este sitio jamás llegue a ser útil para nadie.”

    Me gusta

  3. Pues oye,  ser-vicio  tampoco es algo que suene y siente tan mal. Lo de la utilidad ya es otro rollo. Un beso oníricamente turbado. Vuelvo a mi yelmo que estoy muuuuy cansada.

    Me gusta

  4. Pues brindemos por la poesía y el vicio, para que nunca sean útiles a nadie.

    Ah, yo ahora me pondré el yelmo para desfacer entuertos.

    Me gusta

Deja tu greguería

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s